No es lo mismo anotar tu persona que recordarla.

Estándar

Leyendo blogs, y libros de diarios como Ana Frank, en este especialmente y recomendadisímo libro-diario, recuerda como leyendo pasados escritos de una misma persona no se reconoce enseguida o se sorprende. ¿Cada día cambiamos en algo aunque sea de lo más insignificante como para vernos “raro” volviendo a repasar nuestras anotaciones de días anteriores?.

Recordando hacemos que mientras anotamos lo sucedido mentalmente de ese mismo momento y de anteriores cometidos, vamos como mentalizándolo y así no hay sorpresa ninguna, siempre vamos actualizando nuestra mente.

Al contrario cuando anotamos, se quedan impresos nuestras opiniones, dichos, sentimientos de aquel momento que seguro después no sentimos y por eso nos quedamos como auténticos lameruzos probando de reconocernos o exclamando “Qué tonto era por entonces”.

Para probar de tal forma este experimento, enamoraos y leed todas esas notas o conversaciones pastelosas, PARA SENTIRSE RIDÍCULOS (de buena manera espero).

Atentamente, vuestro “yo” que roba minutos de tu vida.


P.D. Con este escrito hasta es posible que me sienta raro al releerlo en un futuro próximo, ironías de la vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s