La música amansa las fieras… y nos restablece la cordura.

Estándar

Seré franco, desde hace poco tengo grupo musical favorito, pese que antes algun fanatismo por alguno en concreto nunca, sólo un disco que si solía escuchar entero y reconozco que me encantaba: Shellyz Raven – Desolation (en un futuro aquí comentaré como el resto de discos).


Dejando de lado mis discos comentados en otras entradas tengo tantas canciones que me gustan, desde los 70 hasta los 90 de décadas, y gustos variados (jazz, rock sinfónico, post-rock, metal gothic, duetos de toda la vida a piano, rock clásico, rock-pop que es más del primero, etc), que no tengo elección, aunque toda música la escucho por una simple razón.

La música pienso que si proviene de algún lugar de seres superiores, reencarnados en las musas de la Antigua Grecia, para darnos momentos para amansar, y restablecernos nuestra cordura, tan dañada en la actualidad social, tan estresante como es ahora.

Suelo estar alegre, contento, inspirado, triste, deprimido, y al escuchar piezas geniales de música, mi cabeza no necesita ácidos complementarios para volar la imaginación y volver a poner los pies en la tierra de forma firme y segura.

Me encanta estar alguna hora a la semana sin más que acompañamiento que auriculares o unos buenos altavoces, y relajarse, irónicamente mientras mi cerebro experimenta al máximo geniales imágenes, en historias simplistas y sensacionales.

La vida te la puede salvar algún congénere humano, pero siempre la música también estara presente en nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s