¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (18)

Estándar

8:00 de la mañana, es posible que se me olviden detalles:

Lo primero que recuerdo de sueños de esta mañana es algo de una visita a mi antiguo instituto de la ESO, que estaba vacío por el verano aunque abierto no sé a que debido. Iba bajando los pisos por una escalera acompañada de una mujer que ibamos hablando. Parecía ama de casa y muy simpática.

Lo siguiente es algo relacionado con un bus, que primero parecía un trailer de una película de una niña rubia de no más de 13 años, con un traje de marinerita tipo vestimenta escolar (Apunte: seguro es debido a que ayer noche jugué hasta tarde a Silent Hill: Origins y se veía a Alessa, con un traje parecido pero en azul). Era mona y aparentaba ser inocente pero de pronto montaba un pitote en el vehículo público enseñando unos largos colmillos. Lo absurdo era un chico de unos 14-15 años, tez morena, que recordaba a un conocido mio de Santo Domingo. Este se iba cansado en una parada como si la niña solo fuera una amiga suya que tiene un pronto.

El bus sigue su camino y va dirección prohibida, me extraña y me preocupa para ver luego que está cortada parte de la carretera por obras, aunque el carríl vacío es la acera. Demasiado estrecha y con andamios a los lados, coches aparcados. No disminuye la velocidad. En unos pocos segundos pero frenéticos consigue llegar a mi parada recientemente añadida, no lejos de mi casa.

Mientras llego a mi vivienda, unos niños están delante de mi hablando a sus 11-12 años si tienen revistas de tetas. Uno de ellos el más canijo dice algo como “Todas las que salgan tetas”. Un amigo del pequeño trío de niños se queda con cara pensando si ese niño no conoce lo que es cambio de sexo. Con esto el lado que da a la calle que rodea la manzana de mi finca no tiene comercio, está abierto y con un camino arenoso debajo de los cimientos, los pequeños entran al ver que de entre el primer piso y planta baja no existente un hueco surge monedas de euros sin parar. Se están depositando en ese lugar arenoso de debajo de la finca.

La escena siguiente aparezco en casa, con monedas de un euro y dos euros escampadas por el suelo del salon. Aunque sea trabajoso estaría encantado de ordenarlas. Solo que siendo un sueño los temas cambian de un momento a otro y aparece mi hermano al salón para hablar con mi madre, (no tiene importancia aunque detalles tontos como el desnudo con su pierna ortopédica aún puesta y algo de ropa en mano, se estaba preparando para ir a duchar).

Este le habla de la posible ruptura de amistad con su mejor amigo, empezando por :

medusa

“Puede que haya hecho que mi mejor amigo deje de querer hablarme” con una voz temblorosa, cosa que mi hermano es raro que así sea. Cuenta una versión que al final de este sueño es totalmente diferente, y la primera versión y en teoria no cierta es así de liosa: “Mi amigo Victor tiene una amiga que se llama Medusa ¿no? Es la que me regalo este cuadro (me fijo y hay un cuadro en el salón colgado entre otros de mi hermana y madre, es una tia desnuda aunque en cuclillas mirando hacia el que mira el cuadro, con pelo moreno y algo tinte rosa estilo punk, se leen las letras “Medusa” en estilo firma con pincel de color rojo pasión), el le gusta a ella y se han liado un par de veces pero nada serio. Ahora ella está hospitalizada y le preguntaron que persona le podría ir a visitarle, entre nosotros dos me eligió a mi y eso puede que no le gustara a él.”

“En clases el profesor me ha dicho que esto son prácticas para aprobar el curso, debo pensar en las posibilidades que hay para que ella recupere toda la memoria (aqui no entiendo si mi hermano iba como a clases de NeuropsicologíaXD). Son 151, aunque 41 son las más probables y debo saber como se crean estas (¿lo qué).

Calla y los que estamos en la sala también nos quedamos silenciosos.

La última parte comienza en que estoy en la sala de al lado del salón. Sin muebles más que una escaleras que suben a unos sillones, hay espacio para dar vueltas con sillas de oficina de las que tienen ruedas. Doy vueltas mientras charlo con mi “cuñado” no recuerdo qué. En uno de esos sillones hay un ordenador en una mesa y en la alfombrilla del ratón también hace de pantalla multimedia. Veo conectada a una amiga, “C”  en un programa de mensajería.

Lo último es viéndome con un chico de unos 15 años más bajito que yo y sin darme cuenta estoy de nuevo en el instituto, con mi edad actual pero sin saber porque estoy de nuevo en 4º de ESO. Es un chico tranquilo que no sabe que cer después de la Secundaria. Vamos caminando, bajando, esta vez está bullicioso el centro. Llego a casa no sabiendo como, y mi hermano, esta vez vestido y menos serio cuenta el por qué no habla con su mejor amigo Victor.

“Mi amigo Victor que ahora vive en Madrid, sus padres tienen bastante dinero ahorrado (craso error en la realidadXD) aunque tampoco hace que no tenga que ir a trabajar. Estudia también y hace poco su amiga Medusa le contó que se habían líado haciendo que esta se quedara embarazada. Tantas preocupaciones hizo que al venir a Mallorca a pasar unos días estuviese de malhumor y me dijiese vete a la mierda, no quiero hablar más contigo.”

Fin de este sueño larguito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s