¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (22)

Estándar

Oh, deberé contar sueños de distintos días, pues no he soñado mucho más esta semana.

En el primero que recuerdo era mucho más largo, solo tengo nociones de mi hermano con su grupo de amigos, de los cuales los veía en la calle a plena tarde. Lo contradictorio era verles rodeando a un jóven de no menos años, 20 quizás. Además que en su sano juicio jamás empezarían a pasarselo de uno en uno a puñetazos.

Es una de esas escenas que seria imposible de ver y se te quedan en la mente lo gráfico que eran ver los golpes. Me dejaba llevar por mi sensatez en un mundo de sueños, aunque siempre parece que haga aspavientos o voz chillona. Paraban y aun reian de tal dudoso divertimento, luego se hacian amigo del chico sin explicación alguna.

punch

Al día siguiente tuve uno de esos sueños que tampoco hay que buscarles un significado personal, soy un maldito recolector de escenas de ficción versionadas en mi imaginación. Resulta que al despertarme recordaba haber soñado con que me miraba a un espejo y era una niña pelirroja de 8 años con pelo suelto. Esos ojos fijos en mi me hacen recordar que de niño ví esa película del perro Pippín, en la que una escena niño pelirrojo y perro se miraban fijamente con primeros planos de sus miradas.

mirror

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s