Archivos Mensuales: noviembre 2009

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (26)

Estándar

Ayer tuve uno de esos sueños de “superproducción”. Resulta que estaba en la orilla de una pequeña isla, mirando hacia el horizonte con una isla mayor el espectáculo que allí se producía.

En primer lugar estaba el cielo todo nublado, un manto de nubes grises a cada cual más oscura de color. Una tormenta sin igual. De pronto surgía un tornado de la nubes, de un color lechoso, directo a la isla.

Esa isla estaba siendo azotada por un viento espectacular, palmeras agitadas de forma violenta.

Entonces, de entre los árboles surgía una forma oscura, parecida a humo negro, que pretendía chocar con el tornado blanco. El tornado había retrocedido a las nubes, el humo oscuro propinaba si es que un gas puede hacer tal cosa, un golpe a esa masa gigantesca de nubes.

En el tercer movimiento de esa especie de lucha épica de extraños elementos, ambos chocaban, el tornado blanco y la masa de humo negra.

 

Lo peculiar es que yo estaba en la isla Hydra, y presenciaba una lucha definitiva entre Blanco y Negro en la isla principal, de la serie Lost.

 

Anuncios

Vida y muerte de Bunny Munro

Estándar

En mi visita semanal a la biblioteca pública, suelo sacar prestado todo tipo de géneros de libros, y desde hace poco DVDs.

He leído a John Kennedy Toole (Conjura de los Necios), a Yasutaka Tsutsui (Estoy desnudo y Los hombres salmonela en el planeta porno), a Bukowski, a Houellebecq, Hunter S. Thompson, etc. Todos ellos cuentan en sus relatos, novelas a unos hombres pordioseros, incomprendidos, salvajes, comedidos, imperfectos. Humanos.

En mi cruzada a seguir leyendo estos peculiares literatos estaba a punto de rendirme en no encontrar a nadie nuevo, cuando de novedades de este mes me agencié “La muerte de Bunny Munro”. Nick Cave, escribe una historia de humor negro, sucio, un hombre llamado “Conejito” que obsesionado con el sexo deja apartada a una preciosa mujer depresiva en busca de encuentros con otras.

El protagonista es cuando se queda viudo, debe cuidar de su hijo de 9 años y en un recorrido por el sur de Inglaterra en su cometido de seguir comerciando productos de belleza para mujeres. Esto no deja, sino todo al contrario, el seguir acostándose con desconocidas, clientas, o chicas de restaurantes, hoteles.

Poco a poco vamos sabiendo su obsesión al sexo, el comienzo. Es un personaje que como bien describe el hijo, todo un sátiro que nos conmueve y divierte.

Es de un ritmo bastante bueno, no decae casi nunca y me deja con ganas de leer más. Sin duda tiene descripciones de personajes bastante divertidas, y momentos tristes y en la mente del hijo muy interesantes.