¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (28)

Estándar

Sueños, sueños. Muy surrealistas y exagerados. Let’s go.

Lo primero que recuerdo de soñar esta misma mañana es ir andando con un antiguo amigo del colegio de Primaria. Andando llegamos a un cruce bastante coñazo para cruzar, así que sin saber como tiene en su mano un látigo bastante largo (ni Indiana Jones vamos), con esto que lanza a lo lejos, llegando a agarrarse a un lejano semáforo. Al conseguir alcanzarlo, salta con ímpetu y energía. Le veo alejarse con un salto de mas de 50 metros de distancia. Yo me quedo en el mismo sitio pensando como cojones ha hecho tal proeza y velozmente.

Al seguir caminando por mi propio camino, en un centro comercial sin saber cómo salgo con una mujer de mediana edad que pasea un perro que desconozco su aspecto, pues me deja coger la correa extensible y no tiene ni 3, 5 o 10 metros de largo, sino cientos. Resulta que el perro está a una distancia bastante considerable (¿?), entonces me doy cuenta que es mujer casada y ella parece tontear, tal idea no me interesa y no le sigo la corriente. Ella se enfada y sigue adelante con mucha prisa. La correa esta en mi mano y debo caminar hasta llegar donde esté ella o el perro. Al ver que por fin llego al final de la correa, se va recogiendo sola y veo que está la mujer dentro de un restaurante normalito. Unos jóvenes de 30 que recuerdan bastante a los 3 chicos protagonistas de “How i met your mother” me ven llegar y sonriéndome me indican que ya puedo soltar la correa. Ella está de espaldas en la ventana, asi que no se llega a enterar que he llegado, se recoge por fín toda la correa (no llego a saber si hay algun perro o que) y me marcho.

El sueño acaba cuando en mi propia casa una amiga (que a su vez era representada por una forma de dibujo animado como Cartman ¿?) de forma cruel había metido un cachorro de perro en la lavadora llena de algunas sábanas. Mi hermana al saber de esto le preocupa pero tampoco demasiado. Paro el programa de lavado que apenas había comenzado unos minutos y entre unas sábanas está el perrito inconsciente. Le hago un masaje cardiovascular y empieza a brotar agua de su boca, notaba sus latidos en ello. Asi que no sé como diantres le hago el boca a boca y otro masaje seguido y expulsa todo el agua. Consigue estar consciente y una voz que sale de su boca pero no mueve alguna la mandíbulas dice “ya verá lo que me ha hecho ese niño”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s