¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (31)

Estándar

Trigésima segunda edición de mis sueños narrados.

Caminando por una carretera asfaltada y hasta farolas para carretera, a media tarde, llego con un amigo por un pueblo que a simple vista parecia vació, parecía pero una muralla de unos 7 metros no dejaban ver lo que era una plaza con un parque para niños.

Al llegar a la plaza vemos que además de los toboganes o columpios a los lados, en el centro mismo hay unos lastres de madera que cuelgan de una grúa. La diversión consiste en ir a un lado del parque donde unas vallas con pasadores cilindricos para subirse y saltar para balancearse. Lo peor es que estás como mínimo sobre unos 4 o 5 metros del suelo.

Mi amigo que me acompañaba no se lo piensa dos veces y sube a la valla preparada para alcanzar el lastre colgante. Llega sin dificultad al trasto que se balance de lado a lado y cuando quiere volver a apoyarse en la valla cae de espaldas al suelo desde unos cuantos metros.

La escena continua en unos angostos pasillos de un hospital sin mucha actividad, no ha venido una ambulancia a buscarnos. No tiene herida alguna pero cayéndose de espaldas no estoy seguro, asi que le digo si ha traido o como siempre se olvida de llevar encima la tarjeta sanitaria y DNI. Riéndose me dice que quedo muy mal, pues si lo lleva encima.

Esperando que una enfermera le atienda, curioseo los pasillos y veo que llegan a un hall que me recuerda horrores al de un centro de Secundaria que fui en el pasado. Resulta que enfrente del hall hay otra entrada para pasillos con apariencia de hospital, y si se sigue caminando, se llega al mismo punto donde estoy pues son pasillos formando un cuadrado.

Sigo soñando pero esta vez estando en el teatro que trabajo. Parece algo más grande que de costumbre. Me acerco a saludar a un chico que dice ser el director de una película de Serie B que vamos a proyectar, diciéndole que me encantan sus trabajos (cuando ni siquiera existe). Se me acerca un superior, funcionario, para decirme que me estan esperando para conocerme. Las personas en cuestión son los directivos de la cadena de televisión estadounidenses ABC. Pero resulta que en el sueño existia una filial española de la cadena, siendo directora la que mandaba.

Al entrar en una sala de juntas que nunca antes estaba en el teatro, veo que estan sentados alrededor de una clasica mesa larga de reuniones, encorbatados y me piden amablemente que vea un video a continuación de una pantalla de tele que hay en la habitación y de mi opinión.

Resulta ser una prueba de rodaje de una figura animatrónica bastante extraña. La parte de abajo resulta ser parecida a lo que seria la mitad inferior de un esqueleto humano. La parte superior recuerda a unas costillas grandiosas que se cierran como si de una planta carnívora se tratase. Su sorprendente habilidad es de agarrar con firmeza hasta arrancar, la columna vertebral de un cuerpo falso que hay por alli tirado. Incluso con el craneo al final de la columna. Entonces las costillas agarran y parece tomar la apariencia de un esqueleto humano completo. Solo se está ocultando de su forma original.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s