Basura escrita bajo un flexo (Verano de mierda)[Relato]

Estándar

1

-“En dos semanas empezarás a trabajar al hotel de camarero de pisos.” Así fue como mi padre consiguió que despegara mis manos de la bolsa escrotal, ahora que empezaba a rascarme el huevo izquierdo con dedicación. Si nos tuviera que pagar a los tíos por rascarnos allí, entonces estaríamos todo el puto día. Las chicas tienen dos trastos por delante pero no se rascan abiertamente o durante unos buenos minutos. Son más puñeteras y aprovechan para rascárselas mientras les hacen fotos para aquellas revistas de hombres en que la política y crimen negro se lee para no tirar los 3 euros que cuesta después de mirar las imágenes dedicadas a la chica de portada y una entrevista que ríete tú de las que hiciste en el colegio. Dos cosas a la vez, rascarse y calentar al personal.

Pensaba en como aprovecharía las pagas mensuales en cuanto las dispusiera. Primero, arreglar la cafetera que tengo de ordenador. Segundo, comprarme libros para archivo en mi tarea de ilustrar. Tercero, comprar fideos precocinados picantes del centro comercial. Es fácil ser feliz con tres mierdas, de más caro a menos. El ordenador pasará en manos de mi amistad desde el instituto, Paulo, para que tenga un buen pepino gráfico aun tenga que aguantar tardes de debate si es mejor Windows o Mac en general. Siendo brasileño no dudó de niño en apuntarse a Capoeira, pero la perspectiva de que se transformará y el mismo la práctica de este arte marcial en una nueva actitud de chulo-playa, abandonó sin remordimientos el tatami cuando vio que ya se exhibían en la playa los fines de semana.

Mientras pensaba todo esto, mi padre seguía explicándome las tareas del puesto de trabajo y yo miraba atentamente como un pelo púbico que había salido junto con mi mano caía con una belleza espasmódica al suelo del salón.

Me encontraba en mi cuarto escuchando “Porompompero” a toda hostia celebrando el momento y como dice la canción “retumba retumba” en toda la habitación. Estaban preparando la comida. El reproductor de música del PC va pasando la lista programada de canciones, y cuando escucho la canción “Noelia” me parece que aun siendo un clásico es la clásica escena de un pajillero o peor, un pedófilo que busca a una chiquilla llamada Noelia. La persigue pero no pudo seguir el ritmo, entonces inventado o de lejos de los gritos de los demás chiquillos la llamaban por su nombre. Quiere acercarse y ella al verle se aleja como es conveniente en esta situación. Entonces frustrado grita en la playa a buena madrugada y se hace una paja mientras repite incesantemente el nombre consolador de los pajilleros clásicos. Nino Bravo murió antes de que se lanzara contra una chiquilla y no actuado como en sus videos musicales.

-“Ya tienes la comida hecha, vente a comer.” Cerró la puerta mi madre y me dispuse a terminar lo que empecé, rascarme el huevo izquierdo ahora que ya no tendré tiempo. Verano de mierda. Suerte que estaré ocupado y cobrando horas en un hotel. Un momento, eso suena más tópico que no haber ido al hotel. Mierda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s