Archivos Mensuales: julio 2010

Semana del sueño y pesadilla. (2): -Pesadilla en Elm Street ’84- VS -Michael “videoclip” Bay-

Estándar

Este viernes me ví doble ración de Pesadilla en Elm Street, la original y el remake perpetrado por un cinematógrafo  que no le corresponde tal puesto (Michael Bay es productor, el director es Samuel Bayer pero es sólo una marioneta más de las insulsas versiones videocliperas de estos últimos refritos de terror de los 80 de la productora de Bay ).

Hay que reconocer que ver películas de la saga de Freddy Krueger ahora, pueden quedar anticuadas para algunos, o no dé miedo. Pero los temores que un remake llegaría a ser soporífero y hasta más cauto a enseñar imágenes de las acciones sangrientas de Freddy aun queriendo versionar escenas de la original. La calificación es la misma, “R”, y sin embargo los detalles inventados que han dado al personaje de Freddy -la primera que cambian Robert Englund por un bajito pero competente aunque poco asustador Jackie Earle Haley en el papel- para no entender el porqué de sus actos y parecerme un chiste de mal gusto.

Las siguientes entregas empiezan a desvariar y otorgar poderes de todo tipo en el mundo macabro de los sueños controlado por Freddy. Además el personaje fue querido por muchos (como un servidor) por ser un parlanchín comparado con sus compañeros de temática como Michael Myers o Jason Vorhees. Disfrutabas con la idea que Freddy jugaba con los sueños, las ilusiones y los temores de sus víctimas primeramente humillándolas en comentarios jocosos y variedad de disfraces para llegar a ellas y finalmente acabar y poseer sus almas.

Pero vayamos por la primera entrega y como su remake hace justicia o no el paso de un cuarto de siglo al personaje y su mundo.

Pesadilla en Elm Street (1984, Wes Craven): ¿Qué decir de este largometraje? Mi infancia radica en momentos de ilusión yendo al videoclub del barrio y disfrutar de cada entrega de esta saga de terror. Quizás tenía más frescas las entregas posteriores por momentos en que Freddy se torna más chistoso.  Pero al verla de nuevo me he dado cuenta de la presunta sencillez del argumento cuando sigue atrayéndome el tema que lo envuelve y viendo que tiene los clichés de terror bien asumidos dándole una justificación original: Un ser que hace lo que quiere y vive por medio de las pesadillas de los chicos del mítico y ficticio pueblo estadounidense Springwood.

Así Freddy aparece donde quiere, controla los sueños, no necesita correr detrás si así lo ve necesario. Los estereotipos en protagonistas son visibles aunque tienen un diálogo bastante cercano y ameno siendo la época dorada de las pandillas en los 80. A partir de las siguientes Freddy se burlaba de los tópicos de distintos tipos de jóvenes. Aquí tenemos a la protagonista y virginal Nancy que no sín antes centrarse a comienzo de la trama en su amiga Tina, una chica con un chuleta de pareja y el novio de la protagonista, Glen, un primerizo Johnny Depp en la gran pantalla haciendo de un simpático jovenzuelo con bromas de la estrechez de su chica.

Sin duda como he dicho antes, lo que me gusta es que: Freddy tiene unas frases ya clásicas, cuando otros asesinos en serio de su época no se podría decir que emitieran sonido alguno. Humilla a sus víctimas, las engaña, se disfraza y toma el poder de los sueños.

Escenas como la muerte de Tina, de Glen. Los cortes que se propina mismamente Freddy para aterrorizar. Esos brazos largos que aunque falsísimos,  nació la escena de las garras chirriando y saliendo chispas.

Aun siendo un espíritu vengativo de una persona que asesinó a niños y adolescentes en el tranquilo pueblo de Springwood, en esta misma película se descubre la debilidad para hacerlo físico llevándolo a la realidad. Quizás la escena de Nancy preparándole trampas entre estilo Macgyver y Macaulay (dichosa casualidad que comiencen igual) en su propia casa cuando Freddy sale al mundo real es algo rídicula si tenemos en cuenta luego las siguientes partes de la saga donde tales estrategias no le harían ni cosquillas.

Los padres años atrás liquidaron a Freddy por ajuste de cuenta al no ser efectiva la ley. Quemaron vivo al psicópata y no quisieron mencionar de nuevo el tema. Al ser asesino de menores y volver a sus viles actos en fantasma malvado en sueños, le hace un ser muy temido. Algo que en el remake comentaré los cambios que han hecho…

El final, pues Wes Craven quería dejarlo angustioso como una pesadilla más si no fuera que este asesino actua en los sueños.  Nunca más verías con tranquilidad un coro de niñas cantando una canción infantil sobre una versión del hombre del saco sin pensar si a tu lado tienes a un ser con 4 cuchillas amenazándote.

Pesadilla en Elm Street: El origen (2010, Samuel Bayer): Lo tengo que reconocer, no he ido a una sala de cine a verla, no la he bajado siquiera con calidad. La he visto online en un sucio TS-Screener con audio de la película en versión original con unos subtítulos de algun mexicano con cagadas como “Krooger” o “Emma” cuando decian “hey mom”. Pero no tenía coraje a gastar casi 7 euros en un producto que me decepcionaría seguro, y así ha sido.

Así que no voy a decir que pueda juzgar libremente de la imagen… salvo que me parecía demasiado videoclipero. Michael Bay produce películas de ese estilo de estética, y si el director resulta ser un tal Bayer que TODO SU TRABAJO ha sido el de rodar videos musicales (no le quito mérito o si haya rodado con Nirvana, pero no es que haya hecho largometrajes  precisamente), dándole una imagen que en cualquier momento fuera el video musical de la película con algun grupo de música metido en la escena mientras cantan el tema.

No digo que la original fuera un portento técnico, pero escenas como Tina-Kriss rasgada en la cama ahora pasada a una rídicula escena en que levita y cuatro cortes largos de hombros a cintura no me impacte para nada. No soy quien para decir que una película es mejor con sangre o que, pero Tina arrastrada por pared y techo me impacta más que una levitación chorra.

No comenzó bien para mí la película, y no sabía la parida que me esperaba. Pasamos a una Nancy cara-palo para repetir el esquema de pasar el protagonismo de la película en su personaje. Lo mejor de la original es como la adolescente recurria métodos para no dormir, aguantando casi una semana y siendo notable en el argumento que 2 amigos de la panda eran asesinados. No digo que luego la saga original se preocupan cada vez menos si hay muertes y los personajes les afecta o hacen fiestas o viven su vida con una facilidad pasmosa. En este caso es que los padres… aquí no tienen un aporte secundario que merezca la pena.

De una primera versión al remake se pasa de como sobrevivir y atraparle, a una idiota investigación por si el tio era inocente o qué. Pues aqui viene lo que me ha parecido idiota y es que… Freddy en esta película era un encargado de mantenimiento (para no reírse acordándose uno del capítulo parodia de la saga en Los Simpsons como Willie de mantenimiento como Freddy) de un colegio de preescolares. Parecía un ser agradable con los críos jugando con ellos, para luego llevarlos a su cuarto del trabajo y… abusar de ellos en una habitación secreta contigua. Hay gente que dice que Wes Craven ya quiso tildarlo de pederasta en la saga original en la primera película pero no se vió con interés que le negaran la realización por un tema morboso.

Otra cosa es que critique que si el tal Freddy Krueger de esta versión no era asesino, o almenos en Springwood no mató o hizo desaparecer niños,  pues el hacer cortecicos con el guante y no querer matarlos y abusarlos, haciendo saberse a los padres, le deja como un idiota demente sin más.

No deja en el tintero escenas idiotas como uno de los alumnos de esa escuela que alejado del pueblo pero teniendo pesadillas, con un videoblog comenta lo que le sucede y la protagonista consigue dar con esos videos… entonces en el último se ve quedarse dormido sin querer y estampar su cabeza contra la cámara pareciendo que Freddy se lo ha cargado. A ver, si estás muerto ¿como vas a subir un video al blog? Dios por estas tonterias hay pocas pelis de ahora que me gusten.

Además pasan de ser sueños del mundo de Freddy o los entornos de los protagonistas, a ser unos recuerdos que han sido o querer ser omitidos por los padres que se cargaron al pederasta de la escuela y luego borrar pruebas de su ajuste de cuentas.

Vamos a lo que siempre se comenta. Jackie Earle es bueno, y su camaleónico aspecto en películas como por el maquillaje y sus voces son de agradecer. Pero la cara de este Freddy es inexpresiva, no entiendo porque se hace asesino al morir y volver en pesadillas.

El final es parecido con la idea de poder matarlo en el mundo real, no dormirse tomando medicamentos o lo que se pueda hacer y que la madre de la protagonista muere. Solo que me importa muy poco la madre.

En los 80 no digo que las películas con jovencitos todos fueran actorazos, pero que Nancy sea cara-palo, no simpatices con ninguno e intenten cambiar la mitología por ahora para ser víctimas directas del asesino-postmortem y sus muertes son tirando a idiotas, pues me ha parecido un mojón de 3 pares.

Miedo me da, la productora Platinum Dunes de Michael Bay y sus continuos destrozos videocliperos. A este si que le deberia visitar Freddy en horribles y peligrosas pesadillas.

Semana del sueño y pesadilla. (1): ¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (36)

Estándar

Con motivo del inminente estreno de la nueva película de Christopher Nolan, Origen (Inception), una posible nueva maravilla del realizador y del interensatísimo mundo de la ciencia ficción y los pasajes oníricos, voy a dedicar una semana entera a un tema predilecto para mi: sueños y pesadillas.

En este blog es normal comentar mis sueños detalladamente o como he sido fanático de las películas de Nightmare on Elm Street. Esta nueva versión que ahora está en cines no me interesa por las malas críticas, aunque la comentaré si o sí por aquí.

Por ahora comentaré dos sueños que he tenido días atrás.

En mi sueño iba andando en una tarde calurosa de verano como es ahora en mi ciudad. Mi cara lo decía. Unos idiotas killos me decían que debia rascarme haciéndome levantar la camiseta de forma exagerada. Así se combatía el calor y ser guay. De pronto aparecía con mi hermano y la tierra se inclinaba, hacía abajo. Ibamos corriendo hacia un monte para evitar caernos al mar mediterraneo que rodea nuestra isla. Lo ridículo es que siendo poco expertos en montañismo, era relativamente fácil y la hierba parecia hecha con tela de alfombra verde. Llegabamos al otro lado y de alguna forma a una isla vecina.

En esa isla cercana veiamos media hundida Mallorca, y los habitantes nos trataban algo de burla, como si les surgiera su vena isleña y algo cerrados.

Luego recuerdo estar en casa y un muñeco de casi un metro de alto que recordaba a un indio nativo americano, me daba pena como tirado al suelo era indicio de ser tirado a la basura en un momento a otro. Sus colores vivos y cálidos me vienen a la mente.

El siguiente sueño de otro día recuerdo que debía coger un autobus para llegar a donde me dirigía. La multitud esperaba cerca del vehículo y rodeando a un conductor, que no dejaba subir salvo que le dieramos un vaso o jarra de cristal. No recuerdo como fue después aunque me cabreaba por ese trueque estúpido.

Luego llegaba a un recinto de bunkeres con pasillos circulares al estilo naves o recintos futuristas o de ficción. Salías afuera y había balcones que daban al exterior y sin darte cuenta estabas rodeado de chavales al estilo cyber-punk.

Me retiro con una pieza de BSO de la película original de Pesadilla en Elm Street que se escucha en creditos y estoy enganchado.

Nos vemos en otros posts dedicados a la saga de películas de Freddy Krueger y sueños en general.

Les particules no-élémentaires

Estándar

Hace un par de años atrás descubrí a un interesante y directo escritor francés llamado Michel Houellebecq. La veterana y valiente editorial  española “Anagrama” ha editado muchos libros que he devorado con ganas, reído a carcajadas e impresionado con historias alejadas de ser esperanzadoras o épicas de la humanidad.

En la novela que nos ocupa en la entrada de hoy,  dos protagonistas que viven a su manera la revolución de finales de los 60 en la sociedad, la mentalidad abierta a la sexualidad, el temor a la creciente importancia del tema en cuestión. Ambos no son los que se pueden llamar unos consumados jóvenes en el tema, Michel es tirando asexual y Bruno en cambio,  su medio hermano, es un obsesionado con el sexo, el querer seducir y no a costa de dinero a alguna mujer en su vida hace verse impotente para mantener de verdad una relacion completa y ahogar la falta de cariño de su sufrida infancia.

Otros personajes irrumpen en su desordenada vida, además de sus progenitores que siendo los verdaderos miembros de la época hippie, no veian en sí interés en tener hijos y ambos fueron cuidados por sus abuelas al respecto.

Es un libro en que las frustaciones sexuales, afectivas y sociales de los protagonistas son descritas con tal franqueza que de ser brutales, llegas a empatizar con sus personajes a la vez que un humor ácido, negrísimo envuelve la certera escritura de Houellebecq. Sin dejar claro, una cierta ternura en su humanidad.

Para descubrir sentido a sus vidas, Bruno irá a un campamento en que la sociedad del recinto es abierta y conozca a una persona que no le rechaze sin billetes en mano. Michel se dejará llevar por el cariño y afecto de su mejor amiga, después que esta siempre estuviera enamorado de él, pero no diera paso alguno en el pasado, para luego investigar el proceso de las partículas elementales para una clonación perfecta en cualquier ser vivo.

El título del libro es otra referencia a lo que los personajes buscan o creen ser lo que denominan cosas, objetivos importantes y con sentido en sus vidas. Las desilusiones familiares, las barreras y las expectativas sociales son una lucha en su camino a superar.

Podría contar más pero para mí es un libro que a veces angustioso, a ratos divertido, siempre crítica con la sociedad humana. Ríes y te enternece unas descripciones de momentos y personajes que bien mirado, sus defectos son los que le hacen seres humanos.

En 2006 se distribuyó en cines una versión cinematográfica. Al pensar que un libro con tantos matices y complejo para una historia de hora y media y mantenga la esencia, no me acerqué a verla o verla en DVD rapidamente. Pues bien, hace nada la pude encontrar en mi biblioteca habitual y verla con tranquilidad.

La opinión más suave es que es correcta en su dirección, Moritz Bleibtreu se merece su reconocimiento en la interpretación al angustiado y complejo Bruno Klement, y ciertas escenas tienen la esencia y humor del escritor pero son mínimas. Que falten pasajes interesantes me lo temía, pero cambien otras ya no.  Una descafeinada versión que a su vez es producción alemana, pasando ciertos detalles a habla germana y nombres.

Por conocer el libro reconocía lo que sucedería y me entretuvo, pero no si alguien sin conocer la obra le gustaría la película. Tiene partes no elementales o no llega a ser lo que uno espera de un libro tan bueno. Además de un final más esperanzador que no cuela en la bibliografía de Houellebecq

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (35)

Estándar

Ay que pena, se me están olvidando detalles. Disculpad por mi escritura atropellada.

Lo primero que recuerdo es como un bar en el que no sé por qué esperaba. Dos chicos jugaban a una recreativa de lucha 3D en vista casi isométrica de pequeños niveles para recaudar monedas y hierbajos que quitar a golpes. Seguramente un personaje que controlaba alguno de los tíos era un típico luchador anciano sabio pero musculoso y no jorobado.

Lo próximo es ver jugar a unos tios que no se quienes decian ser que jugaban a la N64 con Perfect Dark con un extraño periférico. Se debía conectar en la parte de atrás del mando, este casi a la altura del suelo para que el artilugio brillara una luz intensa azul  en las baldosas del salón. Resultaba ser… unos rayos X para el juego y ver unas transparencias punteadas y poco redondas de ropa interior de personajes femeninos del juego. Lo absurdo es que un personaje de estos se daba cuenta en el juego, corría despavorida de vergüenza y en un cruce de calles con tráfico poco a poco recordaba más una visión de mi barrio que el juego. Un coche veloz iba hacia ella, alguien de una ventanilla sin parar el vehículo la cogía en brazos de forma poca brusca para ese momento y se largaban…

Estando en mi casa no sé como se había apalancado un tío altote, prosmicuo como él solo que da igual carne o pescado. Esto segundo no era tan importante sino que nos daba rabia que cogiera comida de la nevera que era nuestra, la familia de la casa. Me decían en casa que no sabían que hacer y a mí me venian ganas de levantar la voz y decir “pues aunque me ahostie por ser más alto y fuerte, yo le doy” (dichosa manía de hablar a gritos, chillona voz en mis sueños). El tío aprovechao o te amenazaba o en mi caso parecía querer llevarme al catre al discutir. Me dió unas pocas ganas de seguir hablando y me largué.

Para acabar, empiezo en una sala de cine con butacas a distintas alturas por medio de escaleras a los lados como cualquier multisala de hoy en dia. Pero en vez de cine, es un espectáculo de una pulpo morada con lacito como obra teatral y me dice la misma cefalópoda que me he equivocado de sala, atrás está la de cine. Sin lógica alguna sin paredes para separar, una gran sala redonda que las butacas se dan la espalda solo por un pasillo de fuera, está la otra mitad que es la de cine. Que se escuchen a la vez sin entenderse los dos espectáculos es misterio para mí. Está un amigo esperando, en la otra mitad ya habían unos cuantos espectadores para ver a la pulpo pero en esta va llenándose más.

Entonces veo que hay mucha chavalería de 12-15 años entre el público, con libros de texto cutres de música. Es una sala de cine poco convencional, pues una chica de 14 se larga al baño y le deja para que maneje mi amigo un mando a distancia que -atención- no es un menu de pantalla cualquiera, es para controlar la película de cine.

Más raro aún es que en vez de menu típico de pantalla, para ir a distintas opciones es ir controlando a un personaje y entornos 3D como de videojuego se tratase. Mi amigo cortado, le dá a una opción de PLAY nervioso pero no funciona. Entonces aparece un encargado de ese cine peculiar y dice que… “es que no tienen puesta la cinta de CINEXIN” (ay Dios XDD). Se consigue comenzar la proyección y una niña normal tirando a feona aparece en la gran pantalla. Los asistentes de la sala menos yo al unísono se tapan la cara y propinan una tanda de silbidos que en vez de irrespetuosos, me entero que SON UNOS FANS y que es un pecado mirarle directamente a la cara. Manos hacia adelante patéticas para entre saludar y simular la acción de “no no vete ya” me envuelven alrededor del sillón.

Una guapa trabajadora de la sala con uniforme azul marino y gorrete encima me ofrece una de las muchas camisetas blancas  que dan de promoción. Le digo que es igual pero me la da igual, hasta mi talla, la S, que aun siendo retaco de tamaño me vendrá algo largo pasandome la cintura. Le doy la vuelta y la parte de la espalda a la altura casi de los omoplatos leo con una tipografía cuadrada que no pega nada aunque claramente se entiende “CREPÚSCULO”. Entonces dudo que me vaya a poner esa camiseta y vaya a trapos de cocina.

10 temas en Toy Story (y Pixar en general).

Estándar

Con motivo del inminente estreno de Toy Story 3 en España (aqui un servidor seguidor de esta saga de películas de animación, de las favoritas para mi de Pixar), he pensado en un resumen en 10 temas que la película de juguetes y la filmografía del estudio de animación de San Francisco suele tratar. Este blog ya ha hablado antes de sus anteriores trabajos, tanto como largometrajes como en cortometrajes (que a su vez podría actualizar de aquí en nada estos posts). Adelante.

.COLABORACIÓN: En sus 10 trabajos anteriores, ya sea amigos protagonistas o conociendo a otros personajes, el fin de su unión era colaborar para conseguir un objetivo común. Forman equipos, a veces a la fuerza o por el camino. En Toy Story sin duda el sobrevivir en plena calle como Woody y Buzz Lightyear o el malvado sádico niño con los juguetes Sid, aunque luego en Bichos es toda una comuna de hormigas contra un despiadado saltamontes con la ayuda de unos bichos de circo marginados.

Así, colaboraciones entre ratas y humanos, perros y juguetes, abuelos con niños, una familia unida por la adversidad y poderes, robots espaciales y terrestres, niños con monstruos, etc. A lo que eso conlleva…

.DISCUSIONES: El roce hace el cariño, aunque antes amigos de mucho tiempo o desconocidos discuten por situaciones extremas. Inolvidable como Wooy discute por Buzz y su manía de ser guardián espacial, el ser dueños del niño Andy y la muñeca vaquera en Toy Story 2 se enfada al ser de nuevo posiblemente abandonada. Monstruos S. A. va en dirección a dos compañeros y amigos veteranos de una empresa que por una niña curiosa son deportados y despedidos. Otros temas como la arrogancia, ser diferente a los demás o egoísmo como en el caso de UP. Las decepciones entre amigos es otro punto común de distantes momentos.

.ENGREÍDOS: Woody con su envidia, el anciano Carl con su tristeza como viudo y el padre de Nemo buscandole con su apalancada compañera de viaje la pez Doris. En sí hay evolución en personajes protagonistas abriéndose ante los demás o quien cree que está metiendose en su vida, terreno.

.FREAKS. “Buenos y malos”: En sus alocadas aventuras, los protagonistas animados de estos largometrajes pueden encontrarse con ciertos marginados, seres únicos que ayuden o entorpezcan en el camino. Conocemos los muñecos “mutantes” de casa de Sid, las estrellas de circo ambulante de Bichos, Pete el muñeco jamás vendido en Toy Story 2, Doris la pez desmemoriada y conocedora del lenguaje balleno y el tiburón como Carnívoro anónimo en su proceso de “desintosxicarse”. Los increíbles con personajes con poderes, tenemos al enemigo como joven sin estas cualidades pero si una mentre privilegiada y malvada.

Ratatouille cuenta con un genial presunto antagonista, el crítico de cocina, que todos los que vean entera su película, tiene un momento grandioso y que dá título a la película.

El aventurero y exiliado enemigo de los protas de Up es otra alma perdida que antes fue un ser excepcional pero por motivos que no pudo controlar es ahora un ser despiadado con los que cree que van tras su fama. Wall·e tenemos a un antagonista que si bien fue creado por humanos, recuerda el Piloto automático a Hal 9000 de 2001: Odisea en el espacio. Otros personajes adversarios de los personajes principales suelen ser los enemigos como en Monstruos S.A.

.OBJETOS: Por motivos ya hablados en el blog, Lasseter ha creado muchos protagonistas que siendo en si inanimados, seres que su apariencia normalmente no tendrian una apariencia y reacciones humanas, como juguetes, coches, robots. Luego tenemos objetos que hacen cameos en las películas, ya sea muñecos, pelotas, flexos, peluches, pilas de cierta compañia futurista (Toy Story 3), tienda de juguetes, etc. Es conocido que haya pistas de sus futuros proyectos escondidas en el metraje, aunque tambien cosas como una silueta en Ratatouille que vemos de un perro por su sombra, recuerda sospechosamente a Doug de Up.

.PERSECUCIONES: Woody y Buzz siempre detrás de Andy, Bichos con saltamones a la zaga, La familia Increible perseguida y luego persiguiendo al malo, El padre de Nemo tras su hijo y tiburones tras Dory y el. Como muchas películas, los momentos de acción de huída, rescate, salvación en que son perseguidos o persiguen como la comuna de ratas de Ratatouille. Seguro que para la tercera parte de Toy Story 3 hay dos o tres como mínimo. En Up además del aventurero detrás del gamusino, hay persecuciones y búsquedas interiores en los personajes complementan este tema.

NIÑOS TRAVIESOS: Como no, en Toy story conocemos a Sid, que más que travieso es un sádico con juguetes (sin duda la escena que rompen una regla segun tienen los juguetes y es no darse  a conocer que tienen vida… eso hace que si Sid no teme a eso, disfrutaria más destrozandolos… o al saber que tienen vida no le va que sufran, ralladas mentales de las mias), en Buscando a Nemo está el terror de los peces de acuario, una sobrina del dentista que buceando capturó al pequeño pez protagonista y buscado por su padre, ahora temiendo por su vida al saber que la niña es un nervio de dos pares y ha dejado morir a unos cuantos peces ya.  Nemo de por sí al ser tan protegido por su padre y rebelarse para hacer una prueba de valentía y quedar bien con sus nuevos amigos de escuela, es capturado por el dentista.

En Monstruos S.A. la adorable aunque inquieta Boo que al no temer a los monstruos de primeras alarmará toda una revolución a la empresa de seres que suministra la energia de Monstruopolis al ser sacada en los gritos de los niños de la Tierra con los seres del armario, debajo de la cama.

Los increíbles con Jack-Jack y el hijo mediano con supervelocidad son otros que tal. Para acabar, Russell en Up nos entretiene con sus ocurrencias de chaval ante su compañero anciano de viaje a Sudamérica, adoptando a “Kevin” la gamusino o Pajaro del paraiso y a Doug el perro parlante. Sus frases sin duda divierten y enternecen hasta el mismo viejo viudo protagonista.

.HERIDAS: En la saga de juguetes, siempre siendo objetos, sufren decapitaciones, cortes, experimentos, caídas. Woody teme en Toy Story 2 que su brazo que tiene colgando será el detonante que su amo Andy deje de jugar con el. Heridas emocionales como la muñeca vaquera Jessie por el abandono de su ama al crecer y dejar de interesarle los juguetes, hasta donarlos en beneficiencia.

En Buscando a Nemo una pequeña pero vistosa hemorragia nasal de Doris provoca el desbarajuste del control del gran aunque bueno en el fondo Tiburón. Tambien vemos que el lider de la pecera del dentista, un pez tropical veterano con una herida en un lado al intento de fuga, o a misma Doris al recibir un choque de medusa.

Wall·e tenemos al herido protagonista de cara al final y reparado por su más que amiga EVE, en un acto heróico de salvar la planta en una bota que encontró en la tierra y el crucero espacial con humanos vuelva a la recuperada Tierra de contaminación.

Up determina la huída y objetivo de cumplir el sueño en vida de la mujer del anciano protagonista al provocarle una pequeña hemorragia en la cabeza de un trabajador de la obra que tocaba su apreciado buzón de correos colorista hecho por el y su fallecida esposa en el pasado. Las heridas aqui vienen por el destrozo de la casa y el trato del protagonista, en el cual al final descubre una emotiva verdad y olvidando de su mausoleo-casa va en busca de Russell.

.COMPRENSIÓN y de allí…

.REDENCIÓN: Pues en un caso dejan de batallar, dejar ir a su ser fallecido en paz y vivir su vida que le queda, unir la familia. O ratones y humanos convivan en un restaurante, coches aprendan a valorar el equipo y esfuerzo con los demás, monstruos hagan reir y no gritar de susto a niños.

Sin duda de lo más emotivo y maduro de la compañía es el paso de seguir adelante por el personaje de Carl de Up, adoptando como un hijo-nieto a Russell. La unión con seres queridos y amigos es lo común de cara al final de los largometrajes. Vive y deja vivir.

Nos vemos en el cine con la tercera y última parte de Toy Story. Y no me asombraré de caerme alguna lagrimilla.

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (34)

Estándar

3 actos, un sueño.

Todo empieza con un sujeto (el cual no soy yo, sino que veo a través de sus ojos a esta persona ajena sus actos) que estando a la calle, una que recuerda a una barriada de San Francisco con viviendas de dos pisos y porche aunque sin pendientes. Es el comienzo de la tarde y unos acalorados hippies y artistas de cuadros al óleo y esculturas, perriflauticos están al aire libre, sin nada arriba para vestis chicos y chicas. El prota de este sueño le atrae una cosa y es entrar de forma ajena a viviendas o propiedades que no es invitado. Por la parte este del porche sube los escalones y se mete en la casa. Esta abarrotados de caballetes con sus cuadros y esculturas de medios cuerpos por todo el salón. La otra cosa que le divierte después de curiosear, es salir sin que sea en una puerta o otra forma convencional. Sube al primer piso y salta por una ventana que dá atrás de la casa.

La segunda parte concurre en un edificio pinta de ser céntrico, es verano también y apenas hay actividades. Pasillos sosos y azules vacíos con puertas que dan a pequeñas salas y en una la usan dos mujeres que además de guardería hace de escuela de verano. El sujeto con su vista subjetiva veo como mira a las dos profesoras y estas se preguntan y preocupan que hace un hombre solo en el pasillo del piso. Decide escaparse por un conducto que lleva a un callejón trasero y caer en un contenedor grande de hierro sin tapa de basura.

La tercera y última parte es en otro edificio. Esta ocasión un edificio de oficinas tirando por diseño de primero de siglo a lo neoyorkino, y esta vez parece que ya le aburre solo entrar en puerta y salir por ventana o conductos. Parece no haber movimiento alguno pero una mujer cincuentona de pelo rizado no muy alta escucha pasos y veo con ojos del extraño su nerviosismo en movimientos a la mujer. Entonces acaba el sueño con el extraño que veo sus actos abalazándose a la mujer con una barra de hierro, posiblemente para acabar con ella. Interferencias en la imagen, fundido a negro. Fin.