Semana del sueño y pesadilla. (1): ¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (36)

Estándar

Con motivo del inminente estreno de la nueva película de Christopher Nolan, Origen (Inception), una posible nueva maravilla del realizador y del interensatísimo mundo de la ciencia ficción y los pasajes oníricos, voy a dedicar una semana entera a un tema predilecto para mi: sueños y pesadillas.

En este blog es normal comentar mis sueños detalladamente o como he sido fanático de las películas de Nightmare on Elm Street. Esta nueva versión que ahora está en cines no me interesa por las malas críticas, aunque la comentaré si o sí por aquí.

Por ahora comentaré dos sueños que he tenido días atrás.

En mi sueño iba andando en una tarde calurosa de verano como es ahora en mi ciudad. Mi cara lo decía. Unos idiotas killos me decían que debia rascarme haciéndome levantar la camiseta de forma exagerada. Así se combatía el calor y ser guay. De pronto aparecía con mi hermano y la tierra se inclinaba, hacía abajo. Ibamos corriendo hacia un monte para evitar caernos al mar mediterraneo que rodea nuestra isla. Lo ridículo es que siendo poco expertos en montañismo, era relativamente fácil y la hierba parecia hecha con tela de alfombra verde. Llegabamos al otro lado y de alguna forma a una isla vecina.

En esa isla cercana veiamos media hundida Mallorca, y los habitantes nos trataban algo de burla, como si les surgiera su vena isleña y algo cerrados.

Luego recuerdo estar en casa y un muñeco de casi un metro de alto que recordaba a un indio nativo americano, me daba pena como tirado al suelo era indicio de ser tirado a la basura en un momento a otro. Sus colores vivos y cálidos me vienen a la mente.

El siguiente sueño de otro día recuerdo que debía coger un autobus para llegar a donde me dirigía. La multitud esperaba cerca del vehículo y rodeando a un conductor, que no dejaba subir salvo que le dieramos un vaso o jarra de cristal. No recuerdo como fue después aunque me cabreaba por ese trueque estúpido.

Luego llegaba a un recinto de bunkeres con pasillos circulares al estilo naves o recintos futuristas o de ficción. Salías afuera y había balcones que daban al exterior y sin darte cuenta estabas rodeado de chavales al estilo cyber-punk.

Me retiro con una pieza de BSO de la película original de Pesadilla en Elm Street que se escucha en creditos y estoy enganchado.

Nos vemos en otros posts dedicados a la saga de películas de Freddy Krueger y sueños en general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s