Semana del sueño y pesadilla. (2): -Pesadilla en Elm Street ’84- VS -Michael “videoclip” Bay-

Estándar

Este viernes me ví doble ración de Pesadilla en Elm Street, la original y el remake perpetrado por un cinematógrafo  que no le corresponde tal puesto (Michael Bay es productor, el director es Samuel Bayer pero es sólo una marioneta más de las insulsas versiones videocliperas de estos últimos refritos de terror de los 80 de la productora de Bay ).

Hay que reconocer que ver películas de la saga de Freddy Krueger ahora, pueden quedar anticuadas para algunos, o no dé miedo. Pero los temores que un remake llegaría a ser soporífero y hasta más cauto a enseñar imágenes de las acciones sangrientas de Freddy aun queriendo versionar escenas de la original. La calificación es la misma, “R”, y sin embargo los detalles inventados que han dado al personaje de Freddy -la primera que cambian Robert Englund por un bajito pero competente aunque poco asustador Jackie Earle Haley en el papel- para no entender el porqué de sus actos y parecerme un chiste de mal gusto.

Las siguientes entregas empiezan a desvariar y otorgar poderes de todo tipo en el mundo macabro de los sueños controlado por Freddy. Además el personaje fue querido por muchos (como un servidor) por ser un parlanchín comparado con sus compañeros de temática como Michael Myers o Jason Vorhees. Disfrutabas con la idea que Freddy jugaba con los sueños, las ilusiones y los temores de sus víctimas primeramente humillándolas en comentarios jocosos y variedad de disfraces para llegar a ellas y finalmente acabar y poseer sus almas.

Pero vayamos por la primera entrega y como su remake hace justicia o no el paso de un cuarto de siglo al personaje y su mundo.

Pesadilla en Elm Street (1984, Wes Craven): ¿Qué decir de este largometraje? Mi infancia radica en momentos de ilusión yendo al videoclub del barrio y disfrutar de cada entrega de esta saga de terror. Quizás tenía más frescas las entregas posteriores por momentos en que Freddy se torna más chistoso.  Pero al verla de nuevo me he dado cuenta de la presunta sencillez del argumento cuando sigue atrayéndome el tema que lo envuelve y viendo que tiene los clichés de terror bien asumidos dándole una justificación original: Un ser que hace lo que quiere y vive por medio de las pesadillas de los chicos del mítico y ficticio pueblo estadounidense Springwood.

Así Freddy aparece donde quiere, controla los sueños, no necesita correr detrás si así lo ve necesario. Los estereotipos en protagonistas son visibles aunque tienen un diálogo bastante cercano y ameno siendo la época dorada de las pandillas en los 80. A partir de las siguientes Freddy se burlaba de los tópicos de distintos tipos de jóvenes. Aquí tenemos a la protagonista y virginal Nancy que no sín antes centrarse a comienzo de la trama en su amiga Tina, una chica con un chuleta de pareja y el novio de la protagonista, Glen, un primerizo Johnny Depp en la gran pantalla haciendo de un simpático jovenzuelo con bromas de la estrechez de su chica.

Sin duda como he dicho antes, lo que me gusta es que: Freddy tiene unas frases ya clásicas, cuando otros asesinos en serio de su época no se podría decir que emitieran sonido alguno. Humilla a sus víctimas, las engaña, se disfraza y toma el poder de los sueños.

Escenas como la muerte de Tina, de Glen. Los cortes que se propina mismamente Freddy para aterrorizar. Esos brazos largos que aunque falsísimos,  nació la escena de las garras chirriando y saliendo chispas.

Aun siendo un espíritu vengativo de una persona que asesinó a niños y adolescentes en el tranquilo pueblo de Springwood, en esta misma película se descubre la debilidad para hacerlo físico llevándolo a la realidad. Quizás la escena de Nancy preparándole trampas entre estilo Macgyver y Macaulay (dichosa casualidad que comiencen igual) en su propia casa cuando Freddy sale al mundo real es algo rídicula si tenemos en cuenta luego las siguientes partes de la saga donde tales estrategias no le harían ni cosquillas.

Los padres años atrás liquidaron a Freddy por ajuste de cuenta al no ser efectiva la ley. Quemaron vivo al psicópata y no quisieron mencionar de nuevo el tema. Al ser asesino de menores y volver a sus viles actos en fantasma malvado en sueños, le hace un ser muy temido. Algo que en el remake comentaré los cambios que han hecho…

El final, pues Wes Craven quería dejarlo angustioso como una pesadilla más si no fuera que este asesino actua en los sueños.  Nunca más verías con tranquilidad un coro de niñas cantando una canción infantil sobre una versión del hombre del saco sin pensar si a tu lado tienes a un ser con 4 cuchillas amenazándote.

Pesadilla en Elm Street: El origen (2010, Samuel Bayer): Lo tengo que reconocer, no he ido a una sala de cine a verla, no la he bajado siquiera con calidad. La he visto online en un sucio TS-Screener con audio de la película en versión original con unos subtítulos de algun mexicano con cagadas como “Krooger” o “Emma” cuando decian “hey mom”. Pero no tenía coraje a gastar casi 7 euros en un producto que me decepcionaría seguro, y así ha sido.

Así que no voy a decir que pueda juzgar libremente de la imagen… salvo que me parecía demasiado videoclipero. Michael Bay produce películas de ese estilo de estética, y si el director resulta ser un tal Bayer que TODO SU TRABAJO ha sido el de rodar videos musicales (no le quito mérito o si haya rodado con Nirvana, pero no es que haya hecho largometrajes  precisamente), dándole una imagen que en cualquier momento fuera el video musical de la película con algun grupo de música metido en la escena mientras cantan el tema.

No digo que la original fuera un portento técnico, pero escenas como Tina-Kriss rasgada en la cama ahora pasada a una rídicula escena en que levita y cuatro cortes largos de hombros a cintura no me impacte para nada. No soy quien para decir que una película es mejor con sangre o que, pero Tina arrastrada por pared y techo me impacta más que una levitación chorra.

No comenzó bien para mí la película, y no sabía la parida que me esperaba. Pasamos a una Nancy cara-palo para repetir el esquema de pasar el protagonismo de la película en su personaje. Lo mejor de la original es como la adolescente recurria métodos para no dormir, aguantando casi una semana y siendo notable en el argumento que 2 amigos de la panda eran asesinados. No digo que luego la saga original se preocupan cada vez menos si hay muertes y los personajes les afecta o hacen fiestas o viven su vida con una facilidad pasmosa. En este caso es que los padres… aquí no tienen un aporte secundario que merezca la pena.

De una primera versión al remake se pasa de como sobrevivir y atraparle, a una idiota investigación por si el tio era inocente o qué. Pues aqui viene lo que me ha parecido idiota y es que… Freddy en esta película era un encargado de mantenimiento (para no reírse acordándose uno del capítulo parodia de la saga en Los Simpsons como Willie de mantenimiento como Freddy) de un colegio de preescolares. Parecía un ser agradable con los críos jugando con ellos, para luego llevarlos a su cuarto del trabajo y… abusar de ellos en una habitación secreta contigua. Hay gente que dice que Wes Craven ya quiso tildarlo de pederasta en la saga original en la primera película pero no se vió con interés que le negaran la realización por un tema morboso.

Otra cosa es que critique que si el tal Freddy Krueger de esta versión no era asesino, o almenos en Springwood no mató o hizo desaparecer niños,  pues el hacer cortecicos con el guante y no querer matarlos y abusarlos, haciendo saberse a los padres, le deja como un idiota demente sin más.

No deja en el tintero escenas idiotas como uno de los alumnos de esa escuela que alejado del pueblo pero teniendo pesadillas, con un videoblog comenta lo que le sucede y la protagonista consigue dar con esos videos… entonces en el último se ve quedarse dormido sin querer y estampar su cabeza contra la cámara pareciendo que Freddy se lo ha cargado. A ver, si estás muerto ¿como vas a subir un video al blog? Dios por estas tonterias hay pocas pelis de ahora que me gusten.

Además pasan de ser sueños del mundo de Freddy o los entornos de los protagonistas, a ser unos recuerdos que han sido o querer ser omitidos por los padres que se cargaron al pederasta de la escuela y luego borrar pruebas de su ajuste de cuentas.

Vamos a lo que siempre se comenta. Jackie Earle es bueno, y su camaleónico aspecto en películas como por el maquillaje y sus voces son de agradecer. Pero la cara de este Freddy es inexpresiva, no entiendo porque se hace asesino al morir y volver en pesadillas.

El final es parecido con la idea de poder matarlo en el mundo real, no dormirse tomando medicamentos o lo que se pueda hacer y que la madre de la protagonista muere. Solo que me importa muy poco la madre.

En los 80 no digo que las películas con jovencitos todos fueran actorazos, pero que Nancy sea cara-palo, no simpatices con ninguno e intenten cambiar la mitología por ahora para ser víctimas directas del asesino-postmortem y sus muertes son tirando a idiotas, pues me ha parecido un mojón de 3 pares.

Miedo me da, la productora Platinum Dunes de Michael Bay y sus continuos destrozos videocliperos. A este si que le deberia visitar Freddy en horribles y peligrosas pesadillas.

Anuncios

»

  1. La primera película es sensacional, casi perfecta, porque el final es penoso, es más, la edición en dvd trae uno alternativo en el que Nancy se ve en un coche (normal y corriente no el de Freddy) y su madre no es atacada ni metida por la ventanilla de la puerta, sólo se queda mirando a las niñas que saltan a la comba cantando la canción clásica y de manera más sutil y acertada el film sigue dejando la puerta abierta a secuelas, porque todo apunta a que Krueger sigue vivo, pero sin polladas,

    El remake me ha gustado, me ha parecido digno y fiel a la esencia de la cinta de Craven, el look visual logrado y menos efectista de lo que esperaba, ya que Bayer empezó en el videoclip, pero con los buenos y a todos ellos les daba una temática narrativa muy cinematográfica (vease los que le dirigió a Metallica o Marilyn Manson) de todas formas antes de hacer cine David Fincher sólo hacía publicidad y videocplis y ahí lo tiene, uno director de los más reputados actualmente y no digo que el caso de Bayer sea igual, poque no lo es ni de lejos, pero usted me entiende.

    La inexpresividad dle protagonista es un acierto ya que este rostro de Freddy sí es el de una persona con la cara quemada, y esas cicatrices suelen dejar la expresión facial al mínimo en la realidad.

    Bueno amigo, nos vemos, le ha dado un sabaneo a su blog que mola y lo seguiré con más detenimiento.

    Saludos.

  2. Aunque esta secuela tenga un monton de mejoras en efectos mas logrados, se nota claramente un trabajo muy sintetico y sin alma ( en la produccion original es perdonable q la cara de freddy sea expresiva era algo que le daba el carisma q lo hizo celebre).

  3. A mi me sigue pareciendo horrible que dediquen buena parte de la película una estúpida investigación de quien es Freddy y si es inocente, viéndose sin explicación alguna un flashback por la cara por un protagonista que se duerme.

    La primera envejecerá y más cada año pero este remake simplemente es olvidable a más no poder.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s