Archivos Mensuales: agosto 2010

Bodrio infantil (1): Kazaam

Estándar

Es verano, la época en que si bien hay estrenos de cine importantes como bodriacos, y de niño miras cine infantil o terror sin preocuparte al día siguiente tener clase. También clásicos de cine familiar que siempre perdurarán. La película que comentaré ahora no es de las últimas.

Esta película no llegó creo que siquiera a estrenarse en salas comerciales en España. Recuerdo conocer su existencia por una emisión por alla en el 2000 más o menos en A3 en una de sus “obras maestras” los fines de semana en la sección de sobremesa, “Multicine”.

El argumento es sencillo: un niño de 6º grado de Primaria debe aguantar humillaciones de compañeros de centro de más edad, hace peyas y su madre divorciada sale con un buenrollista bombero, cosa que le provoca incomodidad ya que parece pensar mucho en su padre. En una de sus escapadas de los matones al haberles dicho un dato falso para encontrar cosas valiosas, encuentra un… “loro”, lo que sería un radiocassete portatil de esos grandotes, en un edificio abandonado. Lo peculiar es que es la “lámpara mágica” de un marchoso genio.

Aqui viene lo estúpido pues al comienzo de la peli parece que va a ser derrumbado el edificio ruinoso por una de esas bolas de acero de demolición. Solo vemos patéticamente una figura de decoración hortera y escuchar unos murmullos presuntamente árabes que salen del objeto al temblar el piso y romperse en mil añicos al dar con el suelo.  Resulta que el alma del genio Kazaam siempre debe estar aprisionado con un objeto…

Como el niño intentaba esconderse de sus compañeros y el loro se pone en marcha, el genio aparece para salvarle momentáneamente de estos, en un cutre tornado y diciendo “YO SOOOY KAZAAAM!”. Estos niñatos creen pensar que es un vagabundo con ropas arabescas en ese sotano abandonado y lo normal de la muchachada es darle una paliza al desconocido (y quemarlo, claro que sí).

Pero no pueden con el, huyen, este explica al chaval que tiene 3 deseos para pedir pero no le cree. Aun asi al salir de la propiedad le esperan los matones y al no haber propinado una paliza al “indigente” la dan con el niño prota. ¿Qué pasa con Kazaam? no se sabe cómo pero se ha auto-lanzado un hechizo que le hace desaparecer.

Con este comienzo, la película promete. ¿A que sí? pues anda que los 80 minutos restantes…

Resulta que no sólo es un pillastre de la escuela. Sus padres, divorciados hace años, no se comunican entre ellos y viven sus vidas cada uno por su lado. El protagonista cree que su progenitor vive lejos y en verdad resulta estar en su ciudad “Bronxyeorkina” que vemos en la película. Al parecer vive de la música, productor musical, pero eso sí, de los bajos fondos ¿? haciendo vender música del mercado negro y todos sabemos que cuanto más puncha-puncha o rapeo sea la música, menos legal es.

Total, un genio que le persigue, una madre que mintió sobre su padre, este último un fantasma de cuidado que al colarse su hijo en su nave industrial le pateará el culo pero luego dice “aquí teneis a mi hijo!!” como si nada pasase. El novio de la madre por suerte no aparece mucho aunque es el personaje más normalito, no queriendo reemplazar a su padre ni mucho menos (es más noble, es un bombero,  todo un héroe).

El film nos cuenta como el niño pierde su primer deseo pidiendo “una lluvia hasta el cielo de comida basura” cuando ve que Kazaam si sabe usar poderes sin venir a cuento. No dicen que pasó luego con el deterioro y putrefacción de los alimentos, ¡manjar para ratas, cucarachas y más! ñam ñam.

Así, conocemos que el malo de la peli es un hombre de Oriente medio, sospecha que exista un genio llamado Kazaam y además vende música pirata (dejen las drogas, el juego, la trata de blancas, paren a la música dudosa!). Su mirada árabe (aunque es la magia del cine, del cine cutre pues siendo actor indio, le plantan un bigote y pelo patrás y ya es un árabe malasaña), le delata y querrá a toda costa la lámpara-“loro” mágico del genio.

Si uno quiere un genio, el niño que pueda valerse de los chulos y padres, ¿qué desearía un genio mismo? “Ser un Djinn”. Espera, deja que consulte libros como “Las mil y una noches”… ah, que eso es un genio en si mismo, solo que en la película esta en cuestión lo definen “ser libre”, además de soltar Kazaam “pero no creo en cuentos de hadas”. Paren la rotativa, si tu eres un genio!

Total, sin saberse como chapurrea rimas que dicen ser rapear por Kazaam. Kalim, el árabe maloso quiere tenerlo cerca, además de amenazar al padre del prota por haber perdido el cassette que los mismos chulos de cole de su hijo robaron. Como se unen las tramas, ni Lost. El genio cree que será toda una estrella del rap, olvida su condición de esclavitud negro-blanco y le da por culo al niño por la música y una preciosa chica de color.

Pero como tiene que acabar bien, recordemos que es peli familiar, el genio para los pies a Kalim, devuelve la vida al niño de haber caido tiempo atras por hueco de ascensor por el moro malo y ser recompensado al pasar a ser un “Djinn”. El padre decide dejar los negocios musicales de bajos fondos y hasta presentarse a la policia, el niño dejar que su madre siga trajinando con el bombero que este mismo le saca de la nave industrial al formarse un cortocircuito.

El segundo deseo no recuerdo si era conseguir un nuevo cassette que habia sido robado. Pero qué más da. Hay chulos de clase, secundario amigo que apenas sale, madre niega-verdades, padre fantasma, genio rapero…

Shaquille O’Neal no deja de sonreir como bobamente puede, ¿quién no lo haría si por eso te pagan?

Me parece a mi que veré alguna maravilla supuestamente infantil para otro día.

Semana del sueño y pesadilla. (7): Pesadilla final: La muerte de Freddy e ideas.

Estándar

Y llegamos a la última parte de la saga de Elm Street.  Si la 5ª querían alargar en cuanto a la historia de Amanda Krueger, en la sexta… directamente no recordaba que fuera tan tontita.

Pesadilla final: La muerte de Freddy (Rachel Talalay, 1991): El subtítulo del título del poster nos decía: “Han guardado lo mejor para el final”. Inmundos mentirosos. Pero lo más curioso es que fue una peli de comienzos de los 90 donde nos encasquetaban las clásicas gafas 3D que ahora quedaron obsoletas. Pensar que en la actualidad nos meten por unos euros películas no preparadas en sí… Además el reclamo era claro: Freddy moría sí o sí.

La teoría que mínimo dos años para estrenarla y prepararla con mejor tiempo para una digna secuela como pasó con la tercera parte despues de la segunda, no funciona aquí. Como dije anteriormente en la crítica de la quinta entrega, la saga que comenzó del legado de Nancy y Kristen acabó con Alice.

La historia de la cinta nos traslada a un futuro inmediato de los 90 en que Springwood, Ohio, han muerto, suicidado todos los niños y jovenes del pueblo. Ya con esto deja que pensar si lo que hemos visto en las anteriores entregas ha hecho falta o qué. Más bien que diantres pasa con esta última parte.

Freddy está más payaso que nunca, recibe más hostias y nos intentan pensar que aun siendo hijo de cien maníacos, no era para nada desconocido en el pueblo dichos datos, conociendo el sadismo aunque queriendo tener mujer e hija…

La dirección parece de interes oscuro y volver a darle un protagonismo del pueblo de la saga, y se nos queda en una ciudad de lunáticos porque se quedaron sin niños, quedándose solo mayores o ancianos, dándo más risa que otra cosa.

Las muertes son simplemente Freddy de nuevo atacando con los miedos y obsesiones aunque con un aire que parece más “la cámara graba a mi, haré sonrisitas” y pareciendo de humor de dibujo cartoon. Referencias a Looney Tunes, videojuegos retro, la bruja de Mago de Oz… los personajes cometen la acción de conocer lo que sucede con el protagonista amnésico y otros metiéndose en la boca del lobo de una forma atropellada.

Freddy se burla porque “es inmortal, da igual si fue quemado, enterrado, bautizado” para luego el dato inventado en la última entrega es que sus poderes fueron dados a cambio de su alma a unos “Amos del sueño”.

La protagonista, que resulta ser hija de Freddy, no tiene pizca de carisma, no las pasa putas aun asesinados sus jóvenes pacientes y una anticlimática lucha final ponen el broche de cutrerio en el fin de la saga. Puede que hasta la 2ª ahora la veo más ridícula… no, me parecen igual de malas.

Aún dada por acabada la saga New Line Cinema, Robert Shaye y otros les interesaba continuar la saga al ver como seguía rentabilizando a la productora. Pero no fue hasta 1994 por el mismo Wes Craven… que hizo una cinta auto-homenaje, meta-referencial y autoparódica. Y 9 años después Englund no le importó volver a ponerse las cuchillas para el crossover entretenido Freddy contra Jason.

En 2010 hemos visto el estreno del remake, reboot o lo que sea de la saga. Si ya la comente en la primera entrega de esta serie de entradas, y la dejé más tontita y regulera como para no interesarme verla de nuevo, la futura película debería ser una basura maloliente para ser peor que Pesadilla en Elm Street 2 del 85.

Creo que para dejar de recordar y ver que ciertas cosas me gustan, igual o más que antes y me decepciona otras, debería verme Hellsing, Viernes 13 o Halloween en su totalidad. Sé que pasará igual, todas van degenerando una tras otra en siguientes entregas, aunque ya estaré avisado.

Semana del sueño y pesadilla. (6): Pesadilla en Elm Street 5, y por el bebé te la hinco (la cuchilla).

Estándar

Llegando a la penúltima parte de la saga del más famoso asesino de Elm Street del cine, he de decir que no puedo opinar objetivamente. Después de la 1, la 3, la 5 es mi preferida. Quizás es por ser una continuación de la anterior pero recordando de nuevo el origen bastardo de Freddy, Amanda Krueger y porqué no decirlo, la mejor protagonista de la saga después de Nancy en la tercera.

Pesadilla en Elm Street 5 (1989, Stephen Hopkins): En esta ocasión Freddy vuelve por su vena Okupa: meterse en los sueños del futuro hijo de Alice. Después de casa de Nancy que ya definitivamente tiene un aspecto a su modo de vista psicópata, solo faltaba un bebé.

Recuerda verla en VHS y tenerla en propiedad, y solo por su comienzo de la escena del manicomio y Amanda Krueger, el paralelismo del parto de Alice y la madre de Freddy me parece aún interesante de ver.

Los nombres de Lisa Wilcox y Robert Englund a comienzo de creditos serán los definitivos para acabar una vez por todas la saga comenzada por Freddy. Pues en la sexta última entrega supone un cambio de chica protagonista y la historia tiene otro matiz en cuanto a los sucesos siguientes en Springwood.  Aquí vemos el destino de Amanda, Alice y Freddy con su poder de conseguir almas.

Aunque sea una película de finales de los 80, me sigue gustando como querían transmitir con decorados, pocos usos de cromas, los mundos oníricos de cada uno de los personajes. Freddy va asimilando la casa okupada pero de vez en cuando surguen mezclas como Iglesia-calderas.

Homenajean el mundo del sueño de M. C. Escher, que por supuesto el clásico artista conceptual le dió una visión que recuerda a como hay entradas y escaleras a distintos lugares pero todos conducen a un lugar en sí, del sueño.

Freddy cada vez más se dejaba ver y disfrazarse solo para burlas, aunque también temer y pensar en algunos planes para que sigan soñando con el.

Si me gusta casi por igual la 5ª con la anterior entrega, ya he dicho que no es que sea muy objetivo. Al volverla a ver reconozco que manosean un poco la mitología de Amanda Krueger y la bastarda concepción de su hijo Fred, pero fue olvidada en la cuarta parte asi que quizás sea por eso que la asimilo de buenas.

También hay que mencionar que las entregas siempre se estrenaban un año siguiente. Tan solo fue retrasada un año más al ver el frio recibimiento de la primera secuela. Entonces del mismo Wes Craven pensó en Amanda, en un Freddy más sobrenatural y origen diabólico, su ansia a poseer almas y los chicos en vez de huir una vez visto la peligrosidad, poder usar los poderes que se obtienen en sueños.

Eso hace que esta quinta parte que ahora se habla en el post, para mi supone el final de las ideas evolucionadas por Craven y sus compañeros de guión.

Para la sexta y última parte comentaré el porqué aun teniendo escenas divertidas y queriendo darle un cambio total de protagonistas, fue un final para la saga un tanto desconcertante.

Y sí, “La nueva Pesadilla por Wes Craven” y “Freddy contra Jason” no las asimilo como parte de la saga. Pero no dejaré la oportunidad de comentarlas por aquí.

Semana del sueño y pesadilla. (5): Pesadilla en Elm Street 4.

Estándar

Como yo recordaba, aún con escenas entretenidas la saga empieza a decaer salvo si te encanta ver a Freddy cada vez más chistoso, menos gore y más repetición de esquema a partir de la 3ª. Pero sigamos.

Pesadilla en Elm Street 4: El maestro de los sueños (1988, Renny Harlin): En la anterior entrega nos dejaron felices y satisfechos 3 supervivientes de la matanza a los pacientes de la cínica de desorden del sueño donde Nancy reapareciía en la saga para morir heróicamente aun cayendo en una trampa de Freddy en su poder de asimilar otras formas.

Eso deja que si Nancy era protagonista, muera, Kristen fue la protagonista del anterior película, aquí muera dejando su legado de poderes y la nueva chica heroína, Alice, ampliando poderes y fuerza de sus amigos caídos en manos de Fred.

La película tiene referencias a Alicia en el país de las Maravillas, el juego de los espejos, soñar despierta. Luego lo que adquiere de sus amigos es tirando más que poderes en sueños, una fuerza psicológica pasando de tímida e insegura a asimilar las pérdidas con decisión y finalmente enfrentándose a su destino con el espejo sin fotos que tapar lo que teme de si misma: su reflejo.

Quizás esto ayuda a que la película la prefiera a la segunda solo por este personaje y quitando menos sanguiolenta a pasar más angustiosa y Freddy usando más los miedos internos a sus víctimas. Lo más gore sería la transformación de la chica dura del grupo en un insecto, antes cayéndole los brazos y perdiendo su piel y también lo más significativo a plasmar un temor y humillación.

El comienzo recuerda más a la tercera parte ya que vemos dos de los actores de esta, pero Kristen fue reemplazada por otra actriz. El chico negro forzudo cae primero y se entiende al querer enfrentarse a el, pero sin duda si el mudito que ahora recobró la voz tuvo problemas de faldas o mas bien “no faldas”, le pierden las tias desnudidas y esta vez si que cae derrotado…

Lo curioso es que al comenzar los creditos iniciales, el primer actor que destaca es Robert Englund en su mítico papel de Freddy Krueger. Sín duda toda una verdad viendo que las 2 siguientes películas la gente ya no quería ver a un Freddy en penumbras, sus pocas pero divertidas aunque mortales irónicas frases y transformaciones, disfraces le distan de estar escondido en unas calderas industriales.

Y lo más interesante es  que Alice siendo la protagonista de la 4ª, en la 5ª no caiga sino sea la única que sobreviva en toda la saga.

Eso se hablará en la proxima crítica, pero mientras vuelvo a decir que se puede comprender porque la 2ª parte se fue ridiculizando. Aunque en esta cuarta entrega se vuelve a localizaciones de instituto, no hay profes de gimnasia gayers y demás. Aunque hay que reconocer que también Freddy pasó de ser una silueta a oscuras o en llamas y asfixiantes de las calderas en las afueras de Springwood a resucitar una y otra vez y querer siempre tener frase oportuna.

Pensé que acabando en una iglesia un tanto macabra aparecía Amanda Krueger pero fue en la 5ª.

Curiosidades como el cambio de director, de actriz para Kristen y ya consolidando que Freddy obtiene almas de sus víctimas, dándole cada vez más un aspecto de ser sobrenatural y diablillo que un fantasma vengativo. Eso no quita que los padres sean irresponsables con hijos, borrachos, superficiales y recordando que es una saga donde los pobres chavales no tienen a los padres fuera de casa, pero al final caen o deben rebelarse contra ellos la mayoría de veces para salvarse.

Los efectos especiales siguen teniendo su especial intención y es dotar las imágenes de un aire de sueño y pesadilla. Bromeo pensando que primero de todo Freddy es todo un okupa en regla y es que a partir de la segunda transforma la casa abandonada de Nancy Thompson en la antesala a las calderas, ahora siendo en parte el sótano de la casa ruinosa.

¿Será peor o mejor de la que recordaba la quinta y peúltima parte de la saga de Elm Street?  Ya veremos.

Semana del sueño y pesadilla. (4): Pesadilla en Elm Street 3. ¿La mejor secuela?

Estándar

Estoy emocionado, la recordaba de las más consistentes pero no que fuera tan buena. Después de una primera secuela que mejor olvidar salvo detalles puntuales, Nancy Thompson vuelve para mejorar la saga.

Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño (1987, Chuck Russell): Dos años después del estreno de la segunda cinta, parece que en ese tiempo Wes Craven, el director de la cinta comentada y Frank Darabont, genial director de futuras películas de corte fantástico, se juntaron para hacer escribir un libreto consistente y dotarle más datos a la mitología de Freddy.

En esta ocasión se olvida de los sucesos de la segunda gayer parte, y volvemos a saber de la existencia de Nancy Thompson, experta en desordenes del sueño. Ayudará a unos pobres adolescentes que sufren de narcolepsia, sonambulismo, además de las mismas recurrentes pesadillas: Freddy les amenaza en retorcidos y peligrosos sueños.

Además de la lejanía de la trillada situación de estudiantes de secundaria, tenemos a un secundario compañero de trabajo de Nancy que conocerá el origen de la maldad de Freddy, su madre y lo que maldijo al espíritu vengativo de Fred Krueger, por unas apariciones de una monja que resultará ser el fantasma  de la progenitora del asesino, sumando a la saga sus apariciones en posteriores entregas con una bandada de palomas de campanario en ayuda de las futuras víctimas, después del coro de las niñas.

Sín duda Freddy vuelve de una forma más amenazadora al actuar con más inteligencia, queriendo matarles en su mayoría de la forma que más parezca suicidio por las mentes inestables de los adolescentes. Esto hará que Nancy se retrase en actuar como es debido, mientras su compañero deberá bendecir los restos del cabrón favorito de las garras con la ayuda del ahora agente de seguridad padre de Nancy.

Esto hace que el guión no decaiga, los sueños son pasajes imaginativos de los deseos y temores de los chicos protagonistas, para así enfrentarse o caer en las debilidades en las garras afiladas de Krueger. También vemos que Freddy atrape almas, usa más trucos de transformación y (aunque graciosos) disfraces. Es una película que combina elegantemente humor socarrón del famoso asesino sobrenatural con una consistencia en la historia, la novedad en el papel de poderes de los protagonistas y la ayuda de Amanda Krueger para luego ser una y otra vez desgastada en siguientes dos entregas.

Curiosidades como ver a Lawrence Fishburne de secundario (para luego ser una especie de maestro de los sueños, jajaja, en Matrix), música por Angelo Badalamenti y la primera incursión a la BSO por banda de música Heavy a la saga, por Dokken.

Freddy va sumando frases chistosas, burlas de los deseos y temores de sus jóvenes víctimas, poderes y maldiciones sobrenaturales. En la siguiente entrega veremos si hay una clara repetición del esquema o aporta novedades a la saga.

Semana del sueño y pesadilla. (3): Pesadilla en Elm Street 2 o la peli ero-gay de la saga.

Estándar

Toca hablar de la entrega menos favorita. Un año después y viendo el éxito de la primera salvando las arcas de New Line Cinema, no desaprovecharon la idea de crear una secuela inmediata.

Pesadilla en Elm Street 2: La venganza de Freddy (1985, Jack Sholder): Vale, recordaba las cosas buenas de la película y lo ridículo también pero poco.

Pero ha sido comenzar ciertas escenas y pensar si hay cierto tufo gayer. En la saga siempre es una chica la protagonista, la heroína. Puede pasar que a la siguiente entrega muera y es reemplazada. En esta segunda parte quisieron pensar que mejor no repetir esquema con jovencita  y asi pues tomar protagonismo Jesse. Joven adolescente habitante de Springwood el cual al comenzar la cinta vemos que hace nada el y su familia se han mudado a la casa de la primera parte, casa de Nancy. Algo hay en el ambiente que le provoca pesadillas y más el hecho de soñar con Freddy.

La parte gayer comienza cuando Freddy no le mata pero dice interesarse “por su cuerpo y yo seré el cerebro”. Fue vencido por Nancy haciendo que no pudiera matar el mismo en sueños, necesitando poseer, subyugar al protagonista.

Entonces recordaba que poseído por Freddy se cargaba a un chulo profesor de gimnasia del instituto. Otra cosa es que no tenía en mente que antes de eso la escena empezaba el medio sonámbulo iba a parar a la noche a un local de ambiente, encontrarse a su profesor en pintas de ligue y le obligaría a correr en el gimnasio del colegio (¿?). Mientras el malvado gayer profe sufre de un poltergeist en los armarios de material deportivo para luego ser atado y arrastrado por fuerza fantasmal a las duchas… ser desnudado, azotado por toallas levitantes en el culo (¿¿??) para luego el chico que estaba en la ducha quitándose el sudor del esfuerzo físico obligado, tener las garras de Freddy y provocarle heridas de cuchillas en la espalda.

Pero esto no acaba. Se dice siempre que los protagonistas de terror sobreviven si son chicos virginales, otra cosa es que al ir mutando en Freddy teme hacerle algo a su novia cuando se enrollaban en su cuarto la noche de una fiesta de piscina, y  es que vaya a ver a un compañero de clase que se pican entre ellos y pronuncia frases como “Ayúdame, estoy asustado, noto que algo quiere penetrar en mi cuerpo” “Claro es una chica que te espera en su cuarto y tu quieres dormir conmigo”, “Estoy hecho un lio, y creo que tu me ayudarias… ¿entiendes?”. “Esta bien ¿qué puedo hacer por tí?” “Solo observarme”. Que alguien no me niegue que no hay dobles sentidos.

Esta película hay referencias a las calderas que muere Freddy a las afueras, su poder por medio del miedo y no delibitarse en el mundo real si toma cuerpo de alguien. Para mi lo mejor es la escena que ataca en la fiesta de jóvenes.

Aunque la cinta tiene cosas ridículas como un canario que explota en llamas o unos padres que discuten si toma drogas o no por medio de sus pesadillas y escapadas por la noche. La conexión con la original viene por la casa, el sótano y un diario que aparece de pronto en un armario.

Sin duda he reído de lo lindo al ver que no evitaban, sino se interesaban que el protagonista fuera descamisado, sudara con otro chico, la escena del gimnasio… además de un bailecito en su cuarto y emulando tener un falo entre las manos a la altura de la entrepierna con una musica sospechosamente femenina y cerrando cajones de su cuarto con las nalgas.

En siguientes entregas no se mencionó siquiera a Jesse creo, o Freddy poseyera y demás dobles sentidos.

Aún con la coletilla clásica de las segundas partes (venganza, retorno), la mía es esta: La entrega ero-gay.

La siguiente entrega volverá Nancy, ¿qué nos deparará? más azotes de toalla en culo no.