Bodrio infantil (1): Kazaam

Estándar

Es verano, la época en que si bien hay estrenos de cine importantes como bodriacos, y de niño miras cine infantil o terror sin preocuparte al día siguiente tener clase. También clásicos de cine familiar que siempre perdurarán. La película que comentaré ahora no es de las últimas.

Esta película no llegó creo que siquiera a estrenarse en salas comerciales en España. Recuerdo conocer su existencia por una emisión por alla en el 2000 más o menos en A3 en una de sus “obras maestras” los fines de semana en la sección de sobremesa, “Multicine”.

El argumento es sencillo: un niño de 6º grado de Primaria debe aguantar humillaciones de compañeros de centro de más edad, hace peyas y su madre divorciada sale con un buenrollista bombero, cosa que le provoca incomodidad ya que parece pensar mucho en su padre. En una de sus escapadas de los matones al haberles dicho un dato falso para encontrar cosas valiosas, encuentra un… “loro”, lo que sería un radiocassete portatil de esos grandotes, en un edificio abandonado. Lo peculiar es que es la “lámpara mágica” de un marchoso genio.

Aqui viene lo estúpido pues al comienzo de la peli parece que va a ser derrumbado el edificio ruinoso por una de esas bolas de acero de demolición. Solo vemos patéticamente una figura de decoración hortera y escuchar unos murmullos presuntamente árabes que salen del objeto al temblar el piso y romperse en mil añicos al dar con el suelo.  Resulta que el alma del genio Kazaam siempre debe estar aprisionado con un objeto…

Como el niño intentaba esconderse de sus compañeros y el loro se pone en marcha, el genio aparece para salvarle momentáneamente de estos, en un cutre tornado y diciendo “YO SOOOY KAZAAAM!”. Estos niñatos creen pensar que es un vagabundo con ropas arabescas en ese sotano abandonado y lo normal de la muchachada es darle una paliza al desconocido (y quemarlo, claro que sí).

Pero no pueden con el, huyen, este explica al chaval que tiene 3 deseos para pedir pero no le cree. Aun asi al salir de la propiedad le esperan los matones y al no haber propinado una paliza al “indigente” la dan con el niño prota. ¿Qué pasa con Kazaam? no se sabe cómo pero se ha auto-lanzado un hechizo que le hace desaparecer.

Con este comienzo, la película promete. ¿A que sí? pues anda que los 80 minutos restantes…

Resulta que no sólo es un pillastre de la escuela. Sus padres, divorciados hace años, no se comunican entre ellos y viven sus vidas cada uno por su lado. El protagonista cree que su progenitor vive lejos y en verdad resulta estar en su ciudad “Bronxyeorkina” que vemos en la película. Al parecer vive de la música, productor musical, pero eso sí, de los bajos fondos ¿? haciendo vender música del mercado negro y todos sabemos que cuanto más puncha-puncha o rapeo sea la música, menos legal es.

Total, un genio que le persigue, una madre que mintió sobre su padre, este último un fantasma de cuidado que al colarse su hijo en su nave industrial le pateará el culo pero luego dice “aquí teneis a mi hijo!!” como si nada pasase. El novio de la madre por suerte no aparece mucho aunque es el personaje más normalito, no queriendo reemplazar a su padre ni mucho menos (es más noble, es un bombero,  todo un héroe).

El film nos cuenta como el niño pierde su primer deseo pidiendo “una lluvia hasta el cielo de comida basura” cuando ve que Kazaam si sabe usar poderes sin venir a cuento. No dicen que pasó luego con el deterioro y putrefacción de los alimentos, ¡manjar para ratas, cucarachas y más! ñam ñam.

Así, conocemos que el malo de la peli es un hombre de Oriente medio, sospecha que exista un genio llamado Kazaam y además vende música pirata (dejen las drogas, el juego, la trata de blancas, paren a la música dudosa!). Su mirada árabe (aunque es la magia del cine, del cine cutre pues siendo actor indio, le plantan un bigote y pelo patrás y ya es un árabe malasaña), le delata y querrá a toda costa la lámpara-“loro” mágico del genio.

Si uno quiere un genio, el niño que pueda valerse de los chulos y padres, ¿qué desearía un genio mismo? “Ser un Djinn”. Espera, deja que consulte libros como “Las mil y una noches”… ah, que eso es un genio en si mismo, solo que en la película esta en cuestión lo definen “ser libre”, además de soltar Kazaam “pero no creo en cuentos de hadas”. Paren la rotativa, si tu eres un genio!

Total, sin saberse como chapurrea rimas que dicen ser rapear por Kazaam. Kalim, el árabe maloso quiere tenerlo cerca, además de amenazar al padre del prota por haber perdido el cassette que los mismos chulos de cole de su hijo robaron. Como se unen las tramas, ni Lost. El genio cree que será toda una estrella del rap, olvida su condición de esclavitud negro-blanco y le da por culo al niño por la música y una preciosa chica de color.

Pero como tiene que acabar bien, recordemos que es peli familiar, el genio para los pies a Kalim, devuelve la vida al niño de haber caido tiempo atras por hueco de ascensor por el moro malo y ser recompensado al pasar a ser un “Djinn”. El padre decide dejar los negocios musicales de bajos fondos y hasta presentarse a la policia, el niño dejar que su madre siga trajinando con el bombero que este mismo le saca de la nave industrial al formarse un cortocircuito.

El segundo deseo no recuerdo si era conseguir un nuevo cassette que habia sido robado. Pero qué más da. Hay chulos de clase, secundario amigo que apenas sale, madre niega-verdades, padre fantasma, genio rapero…

Shaquille O’Neal no deja de sonreir como bobamente puede, ¿quién no lo haría si por eso te pagan?

Me parece a mi que veré alguna maravilla supuestamente infantil para otro día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s