¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (38)

Estándar

El sueño comienza con una visita al final de la tarde, ya oscureciendo, a un colegio público ruinoso. Dentro hay aulas que si bien estan abiertas, no recuerdo si iba con un grupo o habían advertido, si veíamos a niños de 8 años encadenados es que mejor no acercarse. Eran violentos como animales rabiosos. En otra aula había niños calmados pero iban en círculo como si animales en cautividad se trataran.

El segundo momento del sueño transcurre cerca de la costa. Una torre de vigilancia, casi el doble de alta de lo normal, blanca y no muy espaciosa está ocupada por el humorista Berto Romero. Resulta que abajo, al pie de la torre hay un detractor suyo que le había insultado estando borracho. El comediante le responde desde arriba con el megáfono que suelen tener los socorristas.

Acaba el sueño en una plaza con dos chiringuitos uno enfrente del otro. Esta la plaza abarrotada. El chiringuito que tengo más a cerca lo lleva un padre de un amigo, tabernero también en la vida real de su propio bar. La ironía absurda del sueño es que el otro dueño del chiringuito le pregunta siendo camarero de toda la vida, que le gustaría que le sirvieran. El padre de mi amigo pone cara y responde dudosamente: “Esa bebida que parece agua pero tiene burbujas, y va servida en latas de aluminio amarillas”. Patéticamente ha descrito una tónica.

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Los números de 2010 del blog « Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s