¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (40)

Estándar

Es frustante soñar varias cosas estas semanas pero las olvidé casi por completo. Puede que ahora escriba sueños de un día antes y de hoy.

 

El primero que recuerdo es sin motivo alguno meterme en un bar que apenas ha pasado gente en mucho tiempo, regentado por una mujer mayor de gafas de culo de botella y delgada. Quería más que nada hacer un “sinpa” (sin pagar) y ella además de un vino que me daba a probar, me decía “y luego te tomas 3 cervezas que con la crisis no tengo nadie para cobrarle”, resultando ser yo el “primo”.

Me largaba de ese bar finalmente (siendo un sueño no se explica como pero seguramente si me fui sin probar ni una gota asi que tampoco hice un “sinpa”), y aparecia en un campo bastante verde de musgo y cesped pero estropeando la vista unas vallas de madera rodeadas de barreras con espinos. Aparecía de la nada mi perra saltar sin problemas la valla, debía marcharme y cabia en una bota por arte de magia al transformarse en mi otro perro ¿?

Finalmente recuerdo algo sobre estar en el centro, en la ciudad. Un compañero de trabajo buscaba comprarse gorras de campo, especialmente para su mujer ¿?, asi de boina con cuadros casi escocés. En esa tienda que parecía de buen renombre tenían una promoción estúpida que al comprar varias gorras regalaban decenas y decenas de litros de leche. Mi compañero no le interesaba ese regalo a lo que responde: “Si eso lo enviais a mi abogado y el ya deberá bebérsela por su cuenta”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s