¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (48)

Estándar

El sueño de esta pasada mañana no ha sido un cúmulo de escenas surrealistas, pero me cae hondo ya que me hizo recordar a una persona querida que mantengo conversaciones cada unos cuantos meses.

Todo empieza llamando a esa amiga que había llegado a mi ciudad y le iba muy raro el móvil. A la llegada en el reencuentro es muy tranquila la escena pero un toque sutil de efusividad, afecto como posar la mano en su hombro y preguntarle como está.

La conversación fluye de manera muy natural y llega a un tema de si una película musical, ninguna en concreto que yo sepa, le habia gustado verla con una amistad suya y no era muy recargante.

Estaba tan calmado que me estaba olvidando que en media hora había quedado con otra amiga. Con eso que lo único extraño del sueño es que estábamos sentados en una sala de espera de un edificio de oficinas cualquiera, y al abrirse un ascensor de enfrente para uso público estaba mi amiga de casualidad que debía ver luego. Con esto que la impresión me embarga una especie de orgullo de presentar a mis amistades entre sí.

Puede parecer un sueño sencillo y nada especial para contar. Pero para mi los sueños que te dejan una sensación por dentro de añoranza y que no has olvidado a una persona me importan mucho, sobre el subconsciente y confirmar que sigues pensando con afecto, y orgulloso de esa amistad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s