¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (53)

Estándar

Hace 3 días soñé con un vecino de la zona que en la vida real es un chico pesado que te pide euros con excusas exageradas. En esta ocasión es un sueño algo truculento, salvando las distancias que más que por gráfico, por intenciones. Al encontrarmelo por la calle, siento unas ganas de quitármelo de encima, notando su mirada fija para pedirme algo o molestarme. Sin pensarlo dos veces saco unas tijeras (tamaño algo excesivas, quizás como para jardinería, para podar) y le amputo los 4 o 5 dedos de su mano derecha. Esto suena cruel y sangriento aunque en el sueño parece como si cayeran salchichas Oscar Mayer, ni una gota de sangre, muy limpio.

De pronto me doy cuenta que mi mala acción es aún más disparate ya que por las esquinas de mi finca empiezo a ver como al cabo de un rato se unen hombres, al parecer familiares y amigos de estos del chico. Entro en mi portal y pienso cuanto tiempo pasará hasta que se marchen.  Nadie se crea que voy en la vida real con unas tijeras cercenando dedos de los pesados de “dame un euro”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s