Bodrio infantil (5): Communion

Estándar

Quería seguir hablando de películas animadas de dudosa calidad. Pero, como si un flash se tratara, me vino esta película que hablaré a continuación. Curiosamente trata de un hombre que empieza a recordar abduciones, en forma de flashbacks, hechos traumáticos que intentaba no recordar. En eso me siento identificado.

Este largometraje es uno más de los que alquilé de niño. La carátula daba a entender que sería una peli angustiosa, un típico alienígena con cabeza alargada y de ojos negros grandes.  Bueno eso no es mentira aunque veamos una carátula:

Si pinchais en la imagen, fijaos que no hay sinopsis en la parte trasera. Es una presentación por el director 15 años después de su rodaje para DVD que se auto-felaciona de haber llevado a cabo esta adaptación de un libro.Luego hablaré en cuestión de la procedencia de la historia. Lo mejor es al acabar el párrafo “Es un fraude” “Me dijo un espectador” “¿Como puedes decir eso? “A lo que me contestó: ¡Los alienígenas me lo dijeron!”. Y formaliza tal memez con una firma. EEUU, el país que puedes conspirar y hablar de conspirar siendo un héroe como un demente, o ambas cosas. Y sí, esos alienígenas típicos que parecen muñecos repetidos en la foto no me olvido.

Hay que decir que está basada en un libro, del cual su autor, Whitley Strieber, interpretado por Christopher Walken en la versión fílmica, declara que no es ficticia tal historia. Incluso ayudó a escribir el guión del largometraje que se habla aquí. Su idea es que son “visitantes”, no necesariamente del espacio exterior, lo que lleva a a traumatizar al protagonista.

Wow, se parecen muchísimo. Nah, me recuerda más a Seymour Hoffman.

La historia comienza con unas típicas vistas nocturnas de un plano general de Nueva York, y sus muchos edificios. Vemos a Whitley sobresaltado en su cama por alguna pesadilla que apenas al despertarse ha olvidado. La música, es lo único decente de la producción. Eric Clapton marca un guitarreo de aquellos que no olvidas. Lo que pasa es que intentan mezclarla o atribuir a pasajes oníricos, pareciendo más a ratos para videoclip.

Whitley es un estúpido escritor, francamente graciosillo tirando a demente y estrafalario que para trabajar se pone sombrero y chaqueta y no se los quita en su oficina como en casa al preparar un libro. El 6 de octubre empieza mal, desde la pesadilla, un cuadro que no se mantiene en la pared, no saber como seguir su libro y su ordenador ochentero aparatoso se apague sin quererlo, o quemar el pato al horno que había dejado cocinando. En toda esta escena me preguntaba si el actor hacía de un escritor o un demente que hace carotas, ríe por histeria y se pone bravuco con un ordenador, entre otras cosas.

Cuando lees que está basado hechos reales de una familia estadounidenses, piensas que significado tiene decir “verdadero” o “falso. Si eso digo que me visitó Jesus.

El, esposa e hijo van a pasar el fin de semana con una pareja amiga en una propiedad a las afueras. Después de pasar la tarde con conversaciones que no importan, se acuestan y el amigo con su mujer hablan de “escucho lobos, o fantasmas, puede que sean fantasmas de lobos” y te das cuenta que son igual de chiflados que los protagonistas. Entonces viene lap primera visita. Salvo la esposa del escritor, todos han visto la potente luz que entraba por las ventanas. Los amigos deciden desayunar y marcharse cagando leches. El protagonista de alguna forma sospecha que no es una simple pesadilla colectiva pero intenta luchar en vano que el no le falta un tornillo o haber sentido ya esa sensación, ya que realmente ha vivido un contacto con visitantes:

Cuando leo que ven terrrorífica la escena de un visitante mirando a traves de la puerta entreabierta, realmente la gente se asusta muuy facilmente.

La siguiente escena es a finales de octubre, en plena fiesta de Halloween, lleva a su hijo a recoger dulces en unos apartamentos cuando de un cutre disfraz de insecto, el ve tomar realmente aspecto realista más que una cara estática. Reprende a esa persona de asustar de tal forma  y la mujer al llegar a casa pregunta que cojones hace. A los días siguientes se muestra más capullo que de costumbre, de graciosillo a amargado y más risas histéricas.

Deciden al llegar el día de Navidad volver a su cabaña para pasar las fiestas, con lo que por la noche es abducido de tal forma:

Se lo llevan en volandas, como si un entrenador de deporte sus alumnos celebran la victoria y lo aupan. Lo que pasa es que son bichos enanos y azules que practican experimentos con su cuerpo, ejem.

Durante casi media película apenas vemos a los bichos, y como posteriormente vemos que casi dispara a su mujer con una recortada pensando que vuelven a invadir su casa, deciden visitar una psiquiatra experto en casos traumáticos de secuestros.

Aquí la historia realmente no se pone mucho mejor pero si más entretenida viendo los disparates que dice no soñar, sino realmente sucesos que ocurrieron con los encuentros en la noche con esos seres.

En la segunda visita, sometiéndose a hipnosis para recordar tales acontecimientos, es aquí que la película nos hace sentir… “alienados” pensando que diantres estaban rodando:

¿Por donde empiezo? Un ente que es Walken pero a lo “David Bowie” diciendo que es el que sueña y el el sueño. Walken como si bailara de forma lenta. Esos animatronics azules que arquean las cejas de forma ridícula. El beso al bicho sin venir a cuento.  Luego la escena gay de meterle la sonda que hace que el autor de diseño de Alien sea hasta una persona normal.  Unas máscaras de los “visitantes, unos niños que resultan ser un recuerdo que el protagonista ya fue abducido de niño con amigos.

La mujer tambien pasa por terapia y recuerda que vió la escena de su marido “abducido a la fuerza” y deciden ir a un grupo de afectados. Pero ven que estan como una puta cabra (ellos no, ellos son padres de un crio y no pueden estar locos claro) y el protagonista dice de afrontarlo de otra forma.

El final llega y decide trajearse, ir solo a su cabaña y ver que le estan esperando. He aquí la escena que recordaba de niño y pensé que cojones de resolución es esta.

Vemos que quería grabar el interior de la nave, pero se hace amigo de los bichos, haciendo gestos subnormales de compañerismo. Los visitantes de ojos grandes siguen bailando y levitando sin coherencia alguna para comunicarse o que son sueños de un hombre en su subconsciente que visita antros homoalienisexuales.

Resulta que de niño ya fue abducido, que el ser que mandaba a la mierda por su idea de meterle sondas y demás cosas, toma la forma de Whitley y hablan que si son seres que eligen a sus “pacientes” por algo en especial, “elegidos”. Todo esto para volver a ser feliz y que no esta loco. El don que le regalan es que le vuelve la inspiración literaria. Al final las últimas frases son las de un protagonista hablando no de seres ajenos a los humanos, puede que una evolución y bla bla.

Paridas a tutiplen. Walken disfrazándose y bailando, pintándose los ojos y cosas que dejo fuera por vaguería y no recomiendo aun así conseguir la película y mirarla.

“Yo soy el que caga y tu eres la mierda” traducción literal de toda esta película.


PD: Veamos a Walken bailar:


Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Bodrio infantil (6): El rey de la granja « Libro Rojo de la Frontera del Oeste

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s