Archivos Mensuales: junio 2011

7 días, 7 consolas (7/7): Nintendo GameCube

Estándar

Una de las consolas con mejor equilibrio con potencia, catálogo de juegos desde Nintendo y second, third parties. Un mando que se aleja del tricornio de la 64, desaparce botones C para ser convertidos en segundo joystick. Desgraciadamente cada año he ido alejándome de comprar más videojuegos, y reconozco que no probé o compré algunas otras maravillas que tiene en su lista de juegos. Pero bien satisfecho estoy.

Star Wars Rogue Leader: Este primer juego que tuve tiene la misma anécdota que Super Mario 64, siendo ambos juegos primeros juegos que tenía de cada consola… y antes de tenerlas. Resumiendo me los compré sin tener la consola para jugar a la espera de las navidadades respectivas. Alejado de plataformas, cosa rara en mi, es lo que más me atraía en catálogo inicial del Cubo de Nintendo.

Es un juego muy cuidado, la licencia Star Wars es aprovechada sin duda alguna de los mejores que pueden llevar a cabo, Lucas Arts. De allí cierta dificultad creciente y retante, con momentos fieles de la trilogía original y añadiendo ciertos extras de la triílogia -precuela anécdoticos. El juego está doblado con lo que no perdemos el hilo en las batallas espaciales, a mandos del X-Wing y demás naves por Luke Skywalker. Desde la clásica maniobra de acceder a las trincheras de la Estrella de la Muerte, Hoth,  y anteriormente entrenando en el planeta Tatooine, entre más escenarios.

Tuvo su secuela que siempre tuve curiosidad pero no he tenido la oportunidad, que añadían más pasajes y hasta acción en tercera persona, pero leo diversidad de opiniones no siendo mejor que fases normales en nave.

Recomendado para los seguidores de la saga de George Lucas en sus famosas escenas de batallas aéreas y espaciales.

Pikmin: Cuando no vimos un Super Mario para lanzamiento de consola, Miyamoto tenía pensado crear un nuevo juego a partir de cero. Es una saga por ahora de 2 entregas y mucha gente tiene curiosidad si la nueva consola de Nintendo será la beneficiada en una nueva tercera entrega. Un juego de aventuras, puzzle, estrategia de un diminuto extrarrestre astronauta que cae en un planeta que recuerda en parte a la Tierra. Un jardín puede ser un mundo peligroso de depredadores para el viajero y sus nuevos amigos, unos seres mitad humanoide mitad plantas de varios colores.

Cada uno tiene una habilidad, resistiendo agua, fuego o transportando bombas. En el área para explorar debes recuperar piezas de la nave averiada para volver a casa mientras evitas la extinción de tus nuevos amigos procurando que no mueran o reproduciendo su número.

Administrar cuantos usaras para combate, otros para transportar objetos y el resto para abrir “puertas o vallas” del entorno a golpes o bombas. Tan idea sencilla pero no simple en pocos niveles pero cada vez mas extensos que hemos de conseguir en “30 días” el recuperar todas las piezas posibles.

Medal of Honor Frontline: Entretenidísimo juego de acción en primera persona de un soldado de EEUU en la lucha contra la invasión alemana en la segunda guerra mundial. No es la primera entrega, siendo ya una famosa saga de juegos de EA games, que fue una respuesta muy positiva en Playstation al éxito de Goldeneye en juegos con variedad de armas, objetivos a cumplir, etc.

El juego me parece hoy en día bueno para echarle partidas aunque lo que siempre pensaré y no creo que sea por subjetividad es que juegos de consola como Perfect Dark la interacción de armas a enemigos, zona donde alcanzas y reacción está más pulida. Así en ocasiones debes disparar un par de veces o puntos exactos para herir al enemigo o abatir. Suena raro de explicar pero cuando juegas se entiende en cuanto el tema de reacción en tus acciones, siendo algo tosco.

La música es genialmente compuesta y dirigida por Michael Giacchino, hoy en día uno de los compositores más comprometedores en el mundo del Cine y televisión. Puede que peca de patriótica en ocasiones aunque tambien tiene piezas intimistas muy conseguidas además del tema principal de la saga en términos majestuosos a orquesta y coros.

Incluye modo multijugador hasta cuatro jugadores en mapas para eliminarse con distintas armas, que apenas jugué pero era bien divertido teniendo buena punteria de francotirador irritando a mi hermano.

Esta saga ha ido cambiando el aspecto hasta ser otra copia de Call of Duty o ahora Modern Warfare. Son épocas que pasan.

Super Smash Bros Melee: Una de las secuelas de juego spin-off del universo Nintendo más aclamadas y esperadas, con un aire muy épico, aumentando sus características desde su primera parte por X1000.

Añadieron más personajes, escenarios, sagas que eran exclusivas de Japón fueron genialmente promocionadas en el juego, y más novedades, siendo un juego gigantesco para homenaje y diversión a raudales basadas en las grandes sagas o productos clásicos de la compañía japonesa.

Su segunda secuela, para Wii, ha ido a más y se espera en un futuro una cuarta entrega para la nueva consola. ¿Cumpliran tal deseo?

Super Mario Sunshine: Segunda aventura de Mario en jugabilidad 3D, esperada por muchos después del genial Mario 64. Pese a ello, en mi opinión personal no es para nada mal juego aunque me decepcionó en parte a ratos. Eso no quita que haya detalles disfrutables, retos curiosos como fases en los que son auténtica pericia plataformera, con un camino lineal que Super Mario Galaxy bebe y aumenta sus posibilidades.

Quizás el uso del ACUAC no es nada horrible pero a veces era un juego algo aburrido como sus monedas azules y el tema de ambientación playera algo rara para ser otra entrega con peligros por Bowser. Llegando el verano siempre es un juego que se puede jugar en tardes con el ventilador al lado, pero si se tiene entregas de Galaxy, mejor.

F-Zero GX: Es curioso que la entrega de 64 no pude probar y esta otra si, pensando que es una suerte disfrutar de una saga original de carreras de Grands Prix en planetas ficticios con circuitos kilométricos aunque la velocidad las haga parecer a duración no exagerada, lo normal.

El juego incluye mejoras de motores, para la aceleración, velocidad, o resistencia, que puedes conseguir ganando créditos siendo de los primeros en los campeonatos cada vez más difíciles y alocados.

Graficamente es una maravilla, la velocidad no se resiente de forma molesta y hasta poder jugar a cuatro jugadores, con la opción de jugar con tu propio vehículo personalizado.

Sega y Nintendo se unieron en crear una recreativa y esta versión doméstica en un gran juego de carreras, con BSO muy cuidada y la jugabilidad más directa y divertida posible. Cuando quieren son los reyes.

Eternal Darkness: Ya comentado en mi blog hace unos años, y que pese pase el tiempo y pueda quedar anticuado en ciertos puntos jugables o gráficos que fueron mejorados para Gamecube aun viniendo de un proyecto para la N64, es un juego que me enamoró por su atmósfera, historia y demás detalles inspirados de escritores de siglos atrás sobre Terror astral o cósmico. Juego con puzzles, armas, poderes mágicos, terror psicológico y gore del justo con buena banda sonora y más que decente duración.

Metroid Prime: Si Super Mario 64 era el comienzo de la saga en 3D, Prime lo es para Metroid y además en una trilogía que no se aleja de su personalidad, salvo añadiendo el aspecto de jugar en primera persona, a traves del casco de Samus Aran.

Retro Studios relanzó la saga con fuerza, siendo una oportunidad en pocos años de disfrutar de varias secuelas después de que en N64 tan solo tenía su cameo en Super Smash Bros.

Un gran juego de acción, plataformas, algunos puzzles, jefes finales, exploración con un aspecto muy cuidado y bastante largo.

The Legend of Zelda: Wind Waker/ Twilight Princess: Dos siguientes entregas de la saga zeldica. Sin duda el juego de Wind Waker aun con menos mazmorras y el toque épico-oscuro de Twilight, fue más sorpresivo el hecho de usar la técnica cel-shading para crear una estética de dibujo animados. Eso fue un shock para algunos ya que la presentación de demo técnica de Gamecube años atrás decian de dar un giro a la saga más oscuro pero Miyamoyo sonrió de forma traviesa cuando enseñó el primer teaser. A mi me encantó como el juego destilaba personalidad, animaciones muy curradas y tipo efectos de luz muy bonitos, además de un diseño muy encantador.


El caso es que Wind Waker tiene una de las mejores historias de la saga y épicas, y eso siendo un juego de Zelda.
Por eso me gusta bastante la idea que el próximo juego es otra mezcla de estilos, esta vez como colores de acuarela pero con diseños más a lo Twilight en parte y otras cosas al de SNES con colores pasteles, con animaciones geniales. Tiene detalles divertidos como fotografiar enemigos y personajes para abrir una galeria de figuras, una forma un tanto curiosa de empezar una partida nueva.

En el siguiente juego hicieron caso a los fans que pedian otra entrega en parte claroscura como los juegos de la N64, diseños tirando a menos caricaturas y proporciones realistas. La sombra de Ocarina hizo mella en este juego, bastante notable y con momentos muuy divertidos eso sí, pero ciertas partes eran a veces poco estimulantes y las tareas secundarias para dejar de lado la aventura eran mínimas, sin muchos minijuegos, sin intercambio de objetos o una ciudad central con pocas cosas que hacer. Al menos tenía un estanque de pesca.

El juego destaca por añadir habilidades nuevas al ser transformado en lobo, o objetos nunca vistos. Las luchas con jefes no llegan a ser desesperantes pero si muy emocionantes y divertidas de jugar, quizás bebieron algo de Shadow of the Colossus con la idea de trepar en algunos jefes y darles espadazos a una zona donde estan encantados.

La historia es buena y el personaje que te acompaña es carismático. Sin duda pese a la decepción de dos últimos calabozos algo simples, tiene un final muy bueno de ver. Este juego fue versionado para la Wii y eso hizo que poco a poco Gamecube iba muriendo sin más juegos que venderse, con lo que tuve suerte y pude reservar una copia de las pocas que llegaron a la venta. Además Link siempre fue zurdo y parece que el futuro juego de Wii será diestro, siendo la versión de Twilight el juego espejado para tal característica y usar los mandos de la consola con detector de movimiento.

Mañana estaré atento como presentan y espero que con muchas ganas el resultado final de desarrollo de Skyward Sword.

Prince of Persia Warrior Within: El último juego comprado hace 2 años de segunda mano. La consola ha sido alejada de mi alcance al ser trasladada por cuenta de mi hermano y ademásme quedé atrapado seguramente a 3/4 partes del juego superado. Es un juego donde tienes varias formas de atacar, superar obstáculos y llegar a zonas del mapeado por la agilidad del protagonista. Otro detalle característico, siendo la segunda parte de una trilogía de unas arenas mágicas, que el protagonista puede volver atrás en el tiempo unos segundos  cuando estes a punto de morir por enemigos, trampas o caídas.

Me gusta jugar y probar de pasarme una fase una veintena de veces en momentos de superar trampas, un enemigo que te persigue y siempre consiste en ensayo y error para saberse el camino. Los combates son de dificultad ajustada y segun aprendes dominas mejor las situaciones.

Buen juego de saltos, luchas y algunos que otros puzzles en tu habilidad a controlar un acrobático guerrero. Ah y viene traducido y doblado, entre las voces está Leonor Watling :D.





Resident Evil 0/ Resident Evil remake/ Resident Evil 4: Curiosamente Nintendo había conseguido que Capcom estuviera preparando una precuela de la saga para N64. Dado limitaciones técnicas que debían apurar bastante y en poco tiempo sacarían el Proyecto Dolphin o GameCube actualmente, trasladaron el desarrollo a esta consola y hicieron un regalo muy interesante para los jugadores de Nintendo en un estupendo remake del primer juego original de la saga.

Apenas he jugado a los dos primeros, aunque espero que algun día cierta amistad me los preste y le dedique el tiempo que se necesita para opinar a fondo. Eso no quita que no vea el cuidado técnico, los fondos pregrabados 2D de gran detalle que encajan genialmente con modelados 3D de personajes muy bien acabados, con efectos de iluminación y otros detalles.

En el 0 se ideó la idea de jugar a un jugador pero cambiando el controlar a Rebecca con el tipo duro Billy, compartiendo objetos. Esta idea se mejoró de forma sustancial con Resident Evil 5. Lo poco jugado es que recuerdo que es la última entrega propiamente dentro del tipo de jugabilidad que mantenía las 3 primeras entregas.

En el Remake era el genial de juego de Playstation pero remodelado siendo X1000 veces espectacular en cada una de las secciones clásicas del juego. Más nervios con los enemigos como dobermans, Hunters, arañas, tiburones, serpientes, etc. y los clásicos zombies. Pero sobre todo la munición justa para sobrevivir, siendo un reto el administrar lo posible hasta encontrar más cajas de balas, granadas, cartuchos o hablando de energía en sprays y plantas medicinales ya clásicas en la saga.

Para la cuarta entrega puedo decir más y es que me pasé en dos ocaciones tal juego. No es un Resident al uso, siendo predestinado a pasar de Serie B de zombies a un rollo más infectados, sectas mezcladas con experimentos mucho más militares que las anteriores entregas. El juego cuenta con pocos puzzles, que se cuentan con dedos de una mano, para ser género de survival horror en términos de acción, peligros cada vez mayores ya que en vez de devorar, son enemigos armados y cada vez más armados hasta los dientes o mutaciones más tirando a gigantes. Sin duda de momentos tensos son enemigos con sierras mecánicas, hordas de campesinos infectados colándose en casetas o ciertas trampas.

El verdadero terror viene en las últimas fases que vuelve durante un tiempo el buscar objetos en laboratorios con experimentos aterradores y ciertos especimenes que no contaré mucho pero realmente me encantó tal momento.

Lo más recordado es que dice estar ambientado en algun lugar de Europa la acción, y si nos fijamos que recoges tesoros que tienen valor por pesetas, algunos libros hablando de Castellanos y el lenguaje que usan los aldeanos enloquecidos, vemos que es una especie de España profunda :D, eso sí los acentos son tirando a mexicanos con lo que seguramente Capcom tiró de lo sencillo en vez de realmente contratar españoles. Aunque no es problema para disfrutar de todo tipo de frases ya míticas al jugar en el juego. Además se convierte poco a poco en un juego tirando a Rambo en territorio Umbrella ya que poco a poco nos damos cuenta que tiene un aire semi-arcade en estadísticas a final de fase, montón de armas, contrataques a base de patadas o puñetazos y hasta minijuegos de puntería para relajarse después de campesinos y sectarios.

Sin duda Capcom participó activamente en la consola cuadrada y es de agradecer.

StarFox Adventures: El último trabajo de Rare antes de que pasara a ser second partie de Microsoft, es otro trabajo que inicialmente era para la 64 bits. Pero Nintendo metió mano en el proyecto, pasando de Dinosaur Planet a ser una entrega, spin-off de StarFox. Así, ya al comienzo del juego Fox McCloud entiende que debe ir a pie con las consabidas diferencias a operar desde su nave de asalto, en un planeta dominado por dinosaurios humanoides.

Es un videojuego de aventuras, combates cuerpo a cuerpo, a ratos momentos de naves con 3 compañeros de la saga original, y añadiendo un nuevo personaje, Krystal, un personaje reciclado del proyecto original aunque ahora forma parte en la saga como novieta de Fox y otra compañera más en la lucha contra enemigos de la paz interestelar.

No jugué mucho, pero los gráficos envejecen bien, es entretenido pero al recordar el final del juego me pareció bastante metido con calzador y algo tontuelo.

Skies of Arcadia Legends: ¿Os acordáis que he dicho anteriores veces que no soy de RPG a turnos en videojuegos? Pues bien, este juego me lo prestaron, me atasqué y al ser de un amigo de un amigo debía devolvérselo en poco tiempo por poca confianza que me tenía. Ya que es un juego grandioso de aventuras, combates, exploración con piratas que surcan los cielos en naves al estilo barcos, hasta con batallas navales flotantes, me dio pena no jugar justo cuando me empezaba a gustar el dedicarle horas en batallas poco a poco aprendiendo su estrategia.

He de decir que este conocido receloso le entiendo en parte ya que fue enseguida descatalogado y es una joya dificil de encontrar de forma directa en tiendas de segunda mano, es más ya producto en búsqueda por la red. Encima traducido al castellano, sin perder su humor y epicidad.

No quiero dedicarle más líneas pero por malo, sino que apenas me acuerdo lo jugado pero tenía mucho de carisma y realmente estaría encantado de jugar con tiempo. Tiene que ser bueno para que pudiera soportar combates eternos y todo lo que conlleva el jugar a turnos.

Metal Gear Solid The Twin Snakes: El último juego que me prestaron y me pasé en dos ocasiones, el remake del mítico Metal Gear Solid de PSX/PSONE. He de decir que no jugue en época del 98 pero si vi jugar a un colega y pude recordar las tácticas para ir pasando las situaciones o sus trucos, curiosidades, etc.

Hay gente que critica esta versión ya que en ocasiones se exageró las escenas como el prota haciendo acrobacias, desviando misiles con patada o un ninja cibernético que corta un pedazo de techo y luego de una patada lo envia al protagonista. Cosas así que hay que recordad que es una saga japonesa y el director de cinemáticas incluido. Pero para mí era un detalle más notorio el escucharlo en inglés, con la versión de PSX tan bien doblada por actores de doblaje profesionales españoles.

No hay mucho que decir, es un clásico como Ocarina of Time, FFVII o muchos juegos a finales de los 90 que realizadores a mediados de los 80 no se habían quedado atrás y entraban en el siglo XXI por la puerta grande, inmortalizando sus obras.

Con Gamecube Nintendo entraba en el negocio con su primera consola con juegos en soporto de discos ópticos. Así, dejaban los cartuchos con batería para salvar partidas, y arreglaron el estropicio de la tarjeta de memoria de la 64 en un modelo mucho más convencional, seguro y hasta 251 bloques en una sola tarjeta negra. Puede decirse que tenía juegos pero conozco gente con más decenas y seguramente guardar toda partida era mejor unas cuantas tarjetas que dos. La anécdota personal es que soy un gran completista en la saga de Zelda y mi hermano no tuvo otra idea que olvidarse la tarjeta 251 bloques en un domicilio ajeno. Imaginaos las horas que tomé para las piezas de corazón y demás tareas secundarias en los dos juegos. Por una vez que las tarjetas no me fallan.

Y aquí acaba el repaso. No tengo o tuve muchos juegos en algunas consolas pero cuando uno piensa que se pierde momentos de vicio al no tener consolas de esta última generación que le quedan 3 días, realmente me sorprende estar activamente interesado en documentarme en este mundillo de ocio electrónico. Y es que de niño lo que más me gustaba era pensar hasta donde llegarían. Mañana es otro paso a ese futuro tecnológico de las queridas “maquinitas” o “matamarcianos”.

PD: ¿Será increíble la nueva consola de sobremesa de Nintendo? ¿Será una idea buena pero poco a poco abandonada como Wii, con juegos geniales eso sí? ¿Será peor que Kinect, motion plus no bien implementado y Move juntos? Esperemos respuesta.

7 días, 7 consolas (6/7): Game Boy Advance SP

Estándar

Penúltima entrada. Y una consola que desaproveché ya que mi dirección estaba casi enteramente con Gamecube, aunque mi hermano por motivos que desconozco pasó del modelo original y le atrajo la SP.

 

 

La última Game Boy en términos de nombres y apariencia. Poco tiempo después aprovecharon las propiedades de esta actualización de Advance para el tipo de bisagra,  batería bastante buena y la gran novedad de una perfecta retroluminación sin los costes que Nintendo siempre había dicho de excesiva facturación pero no les importaba sacar accesorios tal cual.

Lo peor de todo es que la clásica entrada para auriculares desaparecía… si no comprabas un adaptador. No compré periférico en sí pero hablaré a final del que me prestaron.

Las siguientes consolas empezaron a denominarse Nintendo DS por su uso de doble pantalla (=double screen). Que a su vez las primeras Game Watch eran tambien dobles y también consola en forma de tapas. Lo más novedoso fue la pantalla táctcil, aunque eso ya es otra historia.

 

 

 

The Legend of Zelda: A link to the past+ four swords.: Interesante versión para portatil del clásico juego de SNES, con un añadido multijugador que no he podido probar y que se conectaba con su versión mayor en Gamecube. Nada mejor que un juego notable de aventuras, puzzles con traducción de textos al castellano, y novedades pocas aunque curiosas como sonidos de Link al esgrimir la espada a gritos. Es un juego que aun estoy jugando lentamente y he de reconocer que entiendo quienes pudieron jugar por vez primera en la consola de 16 bits el disfrutar de un juego tan entretenido como largo. Pero soy de haber empezado la saga con Ocarina of Time, y el juego de Nes no pude jugar mucho.

 

 

Yoshi’s Island/Super Mario World 2/ Super Mario Advance 3: Este juego si que he jugado en profundidad al no poder haberlo probado en su versión SNES tampoco. Un plataformas como los que siempre me enganchan con una estética en cuanto menos curiosa, bonita y artística con una jugabilidad de toques clásicos con otros no vistos antes. Primero que es la primera secuela de la historia de la saga de Mario, donde es un indefenso bebé y Yoshi antes de ser en el futuro golpeado para tragar a la fuerza bayas, bloques o enemigos, obtiene poderes para ser distintos vehículos y evitar que Baby Mario sea capturaro por los secuaces de Bowser aun renacuajo. El mayor peligro es Kameek, un magikoopa o tortuga mago que lanza hechizos, a los enemigos jefes de los mundos haciéndoles gigantes.

El juego siendo Yoshi el personaje que controlas, cambian tipos de objetos para recolectar, habilidades como doble salto, usar la lengua en varias direcciones, y lanzar huevos para activar interruptores o defenderse, incluso fue el precusor del movimiento del “culo-roto” . Para dificultar la cosa no era en sí la energia lo importante, sino evitar que al ser herido Baby Mario caia del sillín para irse flotando en una burbuja, y según el medidor de tiempo que podias maximizar con items, que tenías para evitar que fuera secuestrado y fin de la partida.

Además de una estética de ilustraciones muy coloridas, como a rotuladores, los enemigos de gran tamaño tenían unos efectos que los hacían sorprendentes de ver. Es donde radica el buen trabajo en juegos de 2D y artistas con programadores. Fases secretas, porcentajes a superar de camino a derrotar al pesado desde pequeño, Bowser. El modo multijugador no he podido probarlo.

 

 

Nintendo Gamecube – Game Boy Advance cable: Este accesorio me fue prestado para encontrar unos extras poco importantes de Zelda Wind Waker, y luego en parte jugar con FF Crystal Chronicles de Gamecube. Si bien el transfer pak ayer mismo hablé que era sacacuartos, corrijo que era util para jugar con tus pokemons en el juego de Stadium, pero pienso casi igual de este tipo de conexiones entre consolas ya que a veces es casi como “juega con tu portatil en forma de mando a una consola de sobremesa”.

La consola al ser compatible con todos o esa era la idea, juegos de las anteriores GB inventaron una secuela de la Super Game Boy, Nintendo Gamecube Game Boy Player. 

 

Y aquí acaba, aunque mañana es el último artículo de Nintendo GameCube y fue la segunda consola que más juegos he tenido, con lo que no será una lista corta. El martes 7 posiblemente comente las impresiones dadas por la prensa y conferencia de Nintendo de la nueva consola de sobremesa de Nintendo. ¡Saludos!

7 días, 7 consolas (5/7): Nintendo 64

Estándar

La consola que hablaré hoy posiblemente sea mi favorita de las que dedico en esta serie de entradas. ¿Por qué? pues por muchas razones. Aunque empezara con la NES, entendí de pequeño que las consolas evolucionaban y la emoción de distintas formas de jugar y cada vez más ambiciosos proyectos salían a la luz. Además era la primera consola que compré que procesaba gráficos tridimensionales, y con lo que usar el stick analógico fue una novedad para mí. Aunque hubo el primer éxito de la Sony con su consola Playstation, con lo que hubo gente que hablaba de ser mejor consola y la 64 se quedaba atrás con su sistema de cartuchos, nunca soporté la gente que pirateaba al ser consola con CDs y en cambio años después he disfrutado de ambas consolas pero no cambiaría por nada el haberme comprado la consola llamada inicialmente Ultra 64.

Super Mario 64: A partir de entonces la coletilla oficial o no de muchos juegos fue el número 64.  Además que no era precisamente un Bros o World, aquí empezabas de visita al castillo de la princesa Peach para una tarde de té y pastel, y enterarse uno que ha sido secuestrada por Bowser y el castillo ha sido encantado con cuadros que al saltar apareces en otros mundos, consiguiendo estrellas dispersadas para poder derrotar a Koopa. El juego tenía connotaciones más aventureras y el probar por primera vez un control analógico en mundos tridimensionales era una gozada. Hasta tardé en controlar a Mario haciéndole caer de formas patéticas por barrancos durante unos minutos y luego empieza uno a hacer triple saltos, planchazos, rebota-paredes,  rompe-culos viendo que nunca habías visto al fontanero tan ágil. Recurría a enemigos de anteriores juegos como otros nuevos, puzzles mas o menos sencillos aunque fases acuáticas no aptos para los no soportan las profundidades y conseguir oxígeno de mientras, casas encantadas, “mundos de Guillver”, helados y hasta rampas en forma de carreras, además de planear con una gorra alada. Power-ups nuevos como Mario de metal o  ser inmaterial, y curiosidades como perder la gorra y tantos detalles que a partir de entonces muchos juegos de plataformas bebieron de este nuevo juego de Miyamoto. Tantos detalles se me escapan pero es que solo puedo resumir que fue una gran experiencia como fue el probar años atrás el Super Mario Bros.

Goldeneye: Qué decir de este juegazo de Nintendo-Rare. Fue uno de esos de los que amigos ahora Sonyers dejaron de hablarme de sus buenos juegos y queriendo acercarse a la consola de cartucho por una experiencia tan jodidamente divertida de jugar a 4 jugadores a la vez en un habitación a base de disparos, golpes de kárate y bombazos. El juego en sí trataba sobre una veintena de fases en vista en primera persona teniendo en nuestras manos la misión para James Bond de la película de mismo nombre. Fue uno de los videojuegos que aprovecharon con solidez los derechos de una película, que si bien ahora serían más peliculeros, el juego traia situaciones inventadas para la situación como detalles muy fieles.

Quizás hubiera o poco después grandes juegos de disparos en primera persona en PC que superaban las expectativas, pero para consola un juego exclusvo con montones de detalles propios era lo atrayente. Los personajes, animados con ayuda de captura de movimiento, recreaban acciones variadas más que venir a disparar y caer al suelo. Al no ser descubierto los veías rascarse el culo, pelearse con una (invisible) mosca, estornudas y entre otras acciones que los hacían muy humanos. Las fases consistian en objetivos pensados para un espía de cine como sabotear, fotografiar, sigilo conseguir documentos mientras evitas ser un colador viviente. El juego era realista en términos de conseguir más armas de sus enemigos o cajas fuertes, bases y la energía no se recuperaba salvo conseguir los chalecos antibalas que eran inexistentes o casi en cada nivel más alto de dificultad. Sus carencias podían ser diálogos en inglés a texto, sin voces y segun algunos el control era penoso comparado con los juegos de PC a teclado y ratón, pero para mí el mando de la 64 era bien útil.

Curiosamente siendo de Nintendo los enemigos al ser disparados no derramaban sangre aunque también era igualmente macabro jugar a multijugador y los personajes iban como manchados de rojo segun la parte que disparabas. Hasta ciertos disparos en modo 1 jugador eran crueles de ver al ser agonizantes tales como simular tener hemorragias en el cuello, abdomen o pierna, no gritando pero eran detalles sorprendentes para su día. Los únicos que levantaban las manos eran científicos y personajes rehenes que encontrabas, y evitando que murieran. El juego no se pausaba si fallabas un objetivo, salvo si llegabas a final de fase o eras vencido. El multijugador incluía variados mapas para combatir, pesonalizar armas temáticas y handicaps variados, como apariencia. Ahora es normal jugar on-line pero tener a más de 4 personas turnándose mandos eran muy divertido para mi niñez en piques sin parar. No superado hasta la llegada de su “secuela”.

Banjo-Kazooie: Como empezaba a admirar a Rareware no dudé ni un instante en mirar en revistas cada proyecto nuevo,  este juego en forma de aventuras y plataformas al estilo Mario 64 pero con gráficos que aprovechaban cada vez más la potencia de la consola, redondeando, texturas variadas y músicas muy buenas, con un repertorio de mundos temáticos que tenía sus propios detalles. Los protagonistas, pájaro y oso eran de controles parecidos a Mario aunque poco a poco veías que podían volar, lanzarse en punta en el aire, culotazos, picotazos, lanzar huevos y más cosas incluido el transformarse en termita, calabaza, abejorro, cocodrilo, morsa y hasta por equivocación y luego por truco en una lavadora :D, por el chamán Mumbo Jumbo. El argumento se apoyaba en el recurso de rescatar a un personaje raptado, solo que esta ocasión trata de una bruja al estilo clásico de verrugosa, verde y en escoba que quiere robar la belleza y juventud de la hermana osa de Banjo a traves de una máquina al estilo mad doctor. El juego tenía el detalle que si eras vencido Gruntilda conseguía ser una bruja buenorra que hasta Mumbo aparecía con flor en mano mientras la hermana raptada en un ser grotesco. En vez de estrellas como Super Mario, recolectabas unas piezas de puzzle doradas para acceder a los distntos mundos y llegar al enfrentamiento final (y antes a una genial penúltima fase en un tablero gigante con pruebas de cuestionario sobre vida y detalles de Grunty, acabar de nuevo con enemigos enormes que hacían de jefes finales y otros detalles del juego). Un humor  paródico y negro, al estilo cartoon y una jugabilidad  muy buena que solo odiaba recoger de una tirada unos objetos de recoleccion para abrir puertas o debías volver a superar el record desde elcomienzo, que luego ciertos detalles fueron ampliados y mejorados en Banjo-Tooie. Bendito verano del 98 que pasé.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time: Con este juego ya podría cerrar la entrada. Un cartucho (dorado para los que pudiera conseguir sus primeras ediciones y en EEUU creo) de 256 MB  grande como el sólo hablando en términos al empezar una partida y desde el comienzo un aire épico y aventurero se nos echa encima. Recuerdo que fue el primer juego que reservé y esperé en las navidades del 98 comiéndome las uñas con ganas. Ahora en apenas unos días se venderá la versión que incluyen algunas mejoras y novedades para la Nintendo 3DS y envidio a la gente que lo probará por vez primera :D. Hasta tengo ganas de comprarme el juego sin tener la consola para algún día por si acaso sí la consigo 😛 jaja.

Este videojuego bebe de sus anteriores entregas sin perder ni un ápice de su estilo salvo ser el primero en unos gráficos tridimensionales con una paleta de colores vivos pero también a veces claroscuros para dotar de una apariencia de juego familiar pero con las tinieblas muy próximas del malvado Ganon que asola Hyrule. Las principales novedades jugables como argumentales viene por el protagonismo de poder tocar ocarina libremente y aprender canciones para varios efectos mágicos o teletransporte y el poder viajar 7 años en el futuro y otros en el pasado por la Espada Maestra. 8 mazmorras más mini-calabozos hacen de su durabilidad  bastante extensa la primera vez y encima con tareas secundarias, minijuegos, tesoros, mejoras de equipamiento y un montón de detalles, además de ser action RPG, siendo los combates a tiempo real con distintas armas, espada y escudo. Para controlar adecuadamente  ciertas acciones o combates se inventó el Z-Targeting, que consiste en mantener el gatillo Z para estar siempre camianando alrededor del objetivo o de frente. Las siguientes entregas de la saga y más juegos de Nintendo o de la competencia se han basado en tal idea.  Dejaré de escribir del juego porque es un no parar. Un clásico de los grandes.

The Legend of Zelda: Majora’s Mask: 2 años después de Ocarina llegó esta secuela argumentalmente donde Link niño vivía una nueva aventura alejada de la Trifuerza. Como Link’s awakening era una historia de mundos paralelos donde personajes de apariencia idéntica al anterior juego de  64 tenían roles distintos. La gran característica es que el juego te daba “3 días” para salvar el mundo de una inevitable catástrofe: una luna con un rostro diabólico caería en el punto central de ese mundo alternativo a Hyrule, en la ciudad Reloj. Al no poder hacer todas las tareas en ese tiempo salvabas partida y regresabas al primer día haciendo sonar la ocarina de las hadas del anterior juego la canción del tiempo.

El juego era un amor para mí ya que se influenciaba en historias de viajes en el tiempo donde cada personaje tenía su rutina en ese 3 días y podías hacerle cambiar para conseguir objetos por diferentes situaciones, al descubrir lo que más ansiaban. El juego se completaba en su maravillosa y novedosa escena con poderes alojados en máscaras mágicas, sobre todo las que te hacían transformarte en apariencias de representantes de razas Goron, Zora, y Deku, que habían fallecido y hasta conseguías cumplir sus ultimos deseos en vida.

El juego es más complicado de explicar, pero puedo decir que era humorístico, lúgubre, tristón, melancólico, y emotivo por la interacción de personajes tan logrados y muchas historias secundarias.

No era muy largo pero tenía tareas secundarias y máscaras para coleccionar. Sin duda una secuela para nada simple después de Ocarina, aprovechando ideas originales y frescas, hasta hoy en día se revaloriza mucho el juego y desean los seguidores otra historia alternativa a la saga con tal tratamiento de epicidad, tareas relacionadas con vida de personajes del entorno y poderes alejados de los objetos de siempre.

Mario Kart 64: Secuela del videojuego de SNES donde los gráficos tridimensionales sustituyen al Modo 7. Donkey Kong Jr. es sustituido por el diseño de Donkey Kong Country y Koopa Troopa por Wario. Nuevos circuitos, triples caparazones, y todo tipo de detalles clásicos y novedades que hacen de este producto otra experencia genial en modo 4 jugadores, y en modo 1 jugador con su grand prix, contrarreloj y el divertido modo batalla. No quiero explayarme mucho, solo que es un juego para enseguida empezar a jugar y pasárselo bomba en frenéticas y alocadas carreras.

Shadowman: Juegazo que ya comenté tiempo atrás en mi blog en el artículo “I’m Shadow Man, the Lord of the Dead Side!” y que se puede resumir en una versión oscura de juegos tipo Mario 64, ya que principalmente consiste en plataformas, acción y aventura recorriendo el inframundo con entradas a distintas fases, templos y objetos a recolectar. Con el link de antes doy por comentado eljuego y me da pena que su secuela y creadores no hayan seguido con este universo, es fascinante su tipo de historia y mezcla de géneros.

Mision imposible: Dos años después del estreno de la película basada en la serie de mismo nombre, protagonizada por Tom Cruise como el espía Ethan Hunt, llegó este cartucho bastante regular que si bien tenía intenciones muy positivas pero el acabado era a ratos poco pulido. Este juego lo menciono ya que tiene curiosidades graciosas como un mínimo doblaje y glitchs a tutiplén. Consiste en manejar al espía en tercera persona con modo de cámara al hombro para disparar, mientras debs realizar tareas de espionaje y evitar morir  o ser descubierto.

No logré pasar el juego y tampoco diré que es malo como Superman 64, pero tenía un control a veces incomodo y la forma de enfrentarse a los enemigos no era tan directamente efectiva como por ejemplo en el videojuego de Goldeneye. Los diálogos eran a base de texto pero de vez en cuando escuchamos voces dobladas al castellano (un hito en la consola) que más que buenas eran sonrojantes. Y es que recuerdo las 3 que soltaba el personaje principal al realizar acciones no útiles: “¡Necesito pensar en otra cosa!” “No, así no!” “Usa tu cabeza Hunt!” 😀 :D. Los glitchs se armonizaban con reacciones algo tardías de los enemigos al ser disparados, juro que tardaban como un 1 en caer abatidos, pareciendo que estaban pensando en morir de forma espectacular y daben un salto mortal hacía atrás. Recuerdo que en la tercera fase ambientada en una embajada descubrí el “truco” de poder pegar a invitados de una fiesta y no ser detenido, o usar la cerbatana al camarero y antes de caer daba tambien un salto mortal :D. No quiero seguir hablando ya que podría decir de sus cutreces y es que me decepcionó como la revista Magazine 64 me lo vendieron, siendo un juego regulero con algun que otro detalle bueno pero me quedo con Goldeneye.

Turok/Turok 2/ Turok 3: La consola recibió un buen puñado de juegos de acción en primera persona, siendo su exclusiva saga de Turok por Acclaim. Controlamos a un indio que viaja por portales dimensionales con dinosaurios, mercenarios y cada vez más seres fantasiosos o ciencia ficción al estilo cómic. Era un juego con cierto gore y gráficos de momentos para nada de infantiles con lo que no se puede decir que hubiera solo plataformas. En cada entrega además del arco y pistola, escopetas, etc. se sumaban más armas para masacrar enemigos de forma letal. Todo el mundo recuerda el “licuador cerebral” de la segunda entrega donde un berbiquí automático perseguía al enemigo y al clavarse en su cabeza hacía soltar líquido encefálico para luego explotar. El creador del juego como veis es un hombre de ideas felices.

Enemigos finales de gran tamaño, armas variadas, puzzles, diversas fases temáticas, efectos sorprendentes para la consola de la 64 y muchas más características que hay que reconocer que  Acclaim mimó bastante a los jugadores de la N64. Hoy en día se lleva el aire de guerra moderna y extraño el aire fantasioso en estos juegos. A partir de la segunda entrega se añadió modo todos contra todos multijugador, incluyendo modos como sobrevivir siendo un mono y los demás queriendote cazar con armas.

F-1 World Grand Prix: Vendí el juego de Mission Impossible y compré este juego. Basicamente me gustaba pero tampoco soy de jugar a carreras, llega en un punto que si mezclan algo arcade per más simulador no tengo paciencia. Aun así no digo que fuera mal juego. Rrecreaba genialmente los circuitos de los grandes premios entre ellos el de Montmeló y con publicidad real en las vallas, ya que era un juego con licencia oficial. Destacaba graficamente en uso de la luz a cielo despejado, lluvia o la velocidad y sus diferentes modos de cámara incluyendo de cabina. No puedo recordar mucho salvo que era un juego muy recomendable y que  iba en buen camino para los buenos simuladores de F-1 en la actualidad en consola. Poder jugar a dobles, contrarreloj, práctica y demas detalles hacen un juego para nada corto o simple.


Kobe Bryant NBA Courtside: Con el nombre lo dice todo, siendo un simulador de NBA de alguna liga entre 97-98 o algo así. Era buen juego aunque como ya he dicho, para cosas de deportes prefería arcade y no simular mas o menos. Tampoco le vi mucha diversión y me era repetitivo. Algo que no puedo justificar ya que lo vendí en poco tiempo tambien :P. Me van las aventuras si…

World driver championship: Con Gran Turismo de Sony cosechando éxito hubo hornada de juegos de turismos y N64 no tuvo muchos o buenos juegos de conducción, quizás divertidos pero este juego recuerdo que siendo de segunda mano, aún lo guardo y no tenía controller pak para guardar y tenía paciencia para pasar unas cuantas fases cada unos días XD. Los gráficos eran resultones con algun que otro efecto de sol poniéndose en horizonte y modelados de coches nada malos, control de vehículos con el culo bien pesado con lo que no era juego de conducir de forma fácil, pero si lo empezabas a aprender disfrutabas de sus derrapes y llegar el primer puesto.

Excitebike 64: Versión moderna del clásico de NES para hasta 4 jugadores, un modo campeonato y otros modos clásicos de juego, incluyendo un minijuego corto pero divertido de cruzar unas dunas de arena hasta unas fogatas, además de poder probar el juego de la 8 bits.

El juego te enseñaba en tutorial el manejar las motocicletas para usar turbo convenientemente en pendientes en estadios como circuitos al aire libre que me parecían más amenos, hasta con precipios que a multijugador siempre era divertido quien se estampaba o caía. Era algo raro en poder tirar a tus contricantes al suelo y es que debían tocar su rueda delantera a tu trasera ladeada para tropezar, siendo a veces el uso de la CPU de forma frustante.

Star Wars Episode 1 Racer: Una de las escenas más recordadas de la película era la gran carrera de vainas. Tenías la posibilidad de manejar a los corredores en totalidad, como Anakin y rivales. Watto era quien te vendia piezas y motores y conseguias dinero para ir mejorando. Con velocidades extemas debías ir con cuidado de no chocarte o aparecias de nuevo perdiendo tiempo. No recuerdo mucho más, solo que me parecía un juego notable pero lo vendí para comprarme otros juegos y tampoco soy un fan de Star Wars para apenarme por ello. Retante y recomendable para carreras de muchos reflejos y a 2 jugadores. A veces dejaba la pantalla de título para escuchar el fragmento que había de Duel of fates de la película :D.

Perfect Dark: Cuando la gente disfrutó de Goldeneye y Rare no pudo mantener la licencia de Bond, todo el mundo espero a la secuela espiritual que es este videojuego. En vez del machista espía controlamos a una joven espía llamada Joanna Dark recien titulada de agente secreto para combatir una conspiración  alienígena en un futuro no muy lejano.

Novedades como poder desarmar a los enemigos como golpeando o disparar a sus armas, monton de armas y objetos con funciones secundarias, multijugador a 4 jugadores y hasta otros tantos bots para modo contra a todos o equipos, modo entrenamiento de tácticas y de armas con pruebas de tiro, modo campaña con su veintena de fases y esta vez si con voces en inglés y textos en castellano. Graficamente  superior en muchos aspectos, tales como efectos de luz tanto de armas, explosiones o estropear las luces del escenario, escenas grabadas de duración aceptable, animaciones mejoradas y nuevas además de cuerpos que tardan en desaparecer y hasta manchando de sangre la parte donde reciben disparos o charcos de sangre, con inteligencia artificial muy decente para maximizar el simular el estado de misiones secretas sin que te descubran.

El juego empieza con escenarios de edificios, casas, áreas secreas y acaba en territorios desolados o naves y planeta alienígena. Pero es curioso como este y Goldeneye tiene partes de las misiones por pura decoración para recrear el ambiente de una arquitectura realista. Rare contrató realmente a un arquitecto para que tuviera cierta lógica en ambos juegos y de allí ese mimo  en escenarios y sin caer en la costumbre de solo pasillos y pasillos sin más que un tipo de textura para el nivel, recreando el hecho de estar accediendo a edificios.

Puedo seguir hablando pero se me hace tarde, jarl. El juego fue de los primeros en funcionar con Expansion Pak, accesorio que hablaré a final de artículo.

Jet Force Gemini: Acción en tercera persona o cámara al hombro, controlas a 3 personajes principales y uno extra en pequeñas fases donde debes disparar a diestro y siniestro una horda de hormigas humanoide espaciales que masacran seres peludos tribales. Curiosamente el juego iba a ser con dos personajes con aspecto entre aniñado y super deformed pero Rare tuvo que cambiar por Nintendo los diseños mucho mas estilizados, siendo raro ver a una “niña de 9 años” con pechos y con un mini lanzacohetes con falda. Pero del perro Lupus no se dijo nada.

El juego tenía estilo desenfadado en paletas de colores a ratos y en otros asfixiantes tonalidades para recrear lugares de bases enemigas, un gusano en el interior o naves especiales. La música es de las mejores de la consola, aprovechando al máximo y dándole un aire menos ratonil, pareciendo de orquesta. A veces iba a ciertas fases a escuchar la BSO más que rejugar. Los efectos de luz y claroscuros hacían ver que era un motor de juego que dejaba atrás en detalles a Goldeneye, Banjo y Perfect Dark. El modo multi era algo sosillo y era más juego de primera persona con peliagudos enemigos finales, como el último, Mizar, que nunca llegué a pasar y cuando me enteré por youtube el giro de la historia me pareció una tomadura de pelo y me supo menos… hasta que lo vendí y hace dos años lo conseguí de segunda mano. Desgraciadamente la consola se petó, y ahora no puedo rejugar :(.

Recomendable juego, con el sello de Rare.

Banjo-Tooie: Secuela del juego de plataformas del oso y pájara que también te permite manejar a Mumbo de forma anecdótica pero interesante. Esta vez Gruntilda arrasa el lugar inicial de la primera parte para descubrir nuevas entradas a otros mundos. El juego está traducido al castellano con lo que los gags son fácilmente cachondos de leer y el humor negro persiste más al morir un personaje secundario a comienzo de partida siendo un segundón. No quiero alargarme mucho, es de sobras conocido mi afición a las plataformas de Nintendo y fue un juego que te parodiaban el uso de primera persona disparando huevos como un centenar de objetos a recoger, transformaciones divertidas y enemigos finales que podías volver a enfrentarte en el menú principal. Las escenas grabadas se duplicaban con todo el humor inglés de la saga y no había lugar sin unos guiños o diseño de niveles pensados en conectarse para objetivos diferentes.

Vamos que si me gustó el juego original, este me gustó igual.

Donkey Kong 64: Si Rare se hizo valer en SNES con la saga de Donkey Kong Country, ¿por qué no llevarla a la 64? Reconozco que le tenía muchas ganas a este juego, y más después de la saga de Banjo. El caso es que me defraudó en parte. Para nada es mal juego pero parecía a ratos poco pulido.  Puede que Tooie saliera algo después pero a ratos los controles hechos para poder golpear y más acciones me parecían poco trabajados, algo aparatosos como el manejar ciertos objetos y la recolección se multiplicaba por 5, a veces algo pesado. Las escenas grabadas eran buenas pero a ratos algo destrozadas de su humor por una traducción algo cutre por parte de Nintendo España. Eso no quita que el juego sea un plataformas divertido, retante, montones de jefes finales, fases con vehículos, rampas, escenarios variados y motor gráfico a ratos más pulido que otros momentos. Pero Country es mucho country y me quedo con esa saga. No recuerdo si fue este o Perfect Dark que necesitaban para funcionar e incluía uno de ellos el Expansion Pak, creo yo que este cartucho.

Conker’s Bad Fur day: Rare podía venderte un juego de disparos como adorables personajes saltarines o conducir vehículos. Fue cuando su enésimo plataformas se vieron repetitivos y dieron una vuelta de 180º para crear uno de los juegos de la 64 bits más groseros en gráficos coloristas llena de sátiras y parodias de cultura popular especialmente del cine, videojuego y dibujo animado.

Todo empieza con una ardilla que se alistará para una guerra en pocas horas y al salir de farra se pierde de camino a casa, unos esbirros del rey pantera malvado de la zona secuestra a su novia coneja y quieren simplemente capturarlo para arreglar una pata de una mesa siendo el de la estatura adecuada que el maldito monarca usa para apoyar su diario vaso de leche. Contada a grandes rasgos ya suena absurda y graciosa por igual. Imagínate el resto de la historia. Girasoles de grandes pechos que un abejorro rey desea “polinizar”, una reina abeja cornuda, un científico loco que ayuda al rey pantera, y decenas y decenas a cada vez más absurdos personajes donde parodias a Terminator, Godzilla, Matrix, Alien, Naranja mecánica son la inspiración de uno de los protagonistas de consola más soeces de aspecto adorable no duda en querer ganar montones de dólares, ridiculizar enemigos, adietrar un raptor o apagar fuegos y mojar gente con meados a base de birra.

El juego en base de plataformas y aventura, pero en una fase combates con guerreros tribales como entras en una disco, te alistas en una guerra contra osos de peluche inspirados en los nazis y decenas de situaciones a cada una más demencial.

Los colores y efectos de luz y sombra son geniales, las animaciones de la ardilla graciosísimas y el inglés aunque a ratos censuran palabras es facil de entender lo que estan soltando soezmente, con lo que las escenas son muy amenas de ver. Incluye modo multijugador algo mejor que el de Jet Force Gemini y no puedo hablar mucho más porque hay infinidad de detalles interesantes.

La gran anécdota es que este juego no fue publicado en España, no queriendo distribuirlo Nintendo en sí, asi que fue mi primer pedido on-line en la red a Amazon de Gran Bretaña. Fue una oportunidad maravillosa de no perderme este juego por importación. Guardo el juego como un tesoro por estas características comentadas.


Super Smash Bros: Un bombazo para la última hornada de juegos de la consola donde podías luchar con y contra personajes clásicos de Nintendo. Después de carreras, tableros de juegos, deportes, los personajes usan sus mejores técnicas para enviar al adversario fuera de la pantalla, al cielo o a los precipicios.

Es un juego que el humor y homenaje a sagas rebosan a unos níveles que muchos les maravilló que no hubieran hecho un juego antes así.  Se creó una saga con dos secuelas más, para Gamecube y otro para Wii. En cada entrega se suman más personajes de la compañía japonesa y hasta invitados de compañías de la competencia. Sin duda un juego que los escenarios de lucha con músicas, paisajes y objetos, power-ups no hay pocas menciones a sagas y recurren a cambios dinámicos como plataformas temporales, pokemons que aparecen, muelles, y lo que sea para unas partidas a 4 jugadores grandiosas.

En cada entrega se suman más modos de juego, recolección de objetos que repasan la historia de cada videojuego mencionado y siempre aun siendo una saga de humor y lucha desenfadada, resalta lo épico en sus escenas, música orquestada o remasterizada y queriendo proximamente entrega para la nueva consola de Nintendo.

Mario Kart fue un descubrimiento, spin-off genial. Pero Super Smash Bros bebe de la saga de Mario y de toneladas de licencias adaptándolas en luchas rápidas, a veces cuerpo a cuerpo como usar objetos a nuestro favor y saltos de gran distancia.

Grande Sakurai. Después de crear Kirby, vino y realizó una potente saga.

Juegos prestados, alquilados:


Killer Instinct Gold/Blasts Corps/Diddy Kong Racing:  Resumo. El primero es una secuela del Killer Instinct donde se añaden nuevos personajes, escenarios 3D jugables 2D salvo ir a un lado a ratos y personajes en sprites a gran tamaño. No recuerdo mucho pero mantenía su esencia y los combos kilométricos con nuevos ataques finales y el humor negro de la saga. Desde entonces no salió secuela alguna y es una petición clásica en cada porra cuando Rare dice de pensar juegos nuevos.

Blasts es un cuerpo con aires de arcade. Destruyes edificios y demás con vehículos para dar paso a unos camiones con una carga peligrosísima. No recuerdo mucho pero se puede decir que es un juego olvidado de la compañía pese a que su idea era fresca y  diversión y habilidad a buen ritmo.

Diddy es un spin-off de la saga de los Kong donde mezcla el tema de Mario Kart con Mario 64 con el toque aventura, coleccionar un objeto dorado y abrir puertas con sus mundos. Es un juego mucho más táctico en ocasiones que el de Mario, aunque tiene personajes para algunos muy endulcorados, fue la presentación pre-oficial de Banjo y Conker. Ambos no tenían diseño oficial y hasta la ardilla tenía un aire estúpido y risa cargante de pito. Otros personajes eran cameos en entregas de juegos de Rare y el multijugador era increíblemente bueno. Los modos todos contra todos recordaban y a veces superaban a Mario Kart al menos en poder manejar aviones, karts o hovercrafts. El acabado gráfico y sonoro era de 10 y solo era cargante la bajada de frames en momentos de carreras. Un buen juego que Rare quiso crear secuelas pero nunca llegó a realizar en ninguna consola. De allí que su espinita se materializó en Baches y cachivaches, para algunos la perdición al regreso de Banjo y Kazooie en un buen juego pero perdiendo la idea original de plataformas.

ISS 64/Goemon 64: El primero es una secuela directa de SNES con mejoras gráficas obvias además de repeticiones por tu cuenta en la partida, editor de futbolista, y los modos clásicos de siempre. Realmente me parecía buen juego pero si lo alquilé fue porque junto con Turok 1 de los más caros, siendo de 15.000 antiguas pesetas :P. Konami realizó más juegos geniales y no solo de deportes como…

Goemon. Un juego de aventuras que viene de una saga de juegos de anteriores consolas. El humor, las batallas paródicas con robot gigante, el hecho de que el prota podía conseguir transformarse en supersaiyajin en estética, diálogos absurdos y un montón de ideas divertidas que incluso cuando no tenía memoria de tarjeta lo alquilaba por si llegaba más lejos. La banda sonora era buena y más si incluía un tema cantada, algo poco usual en la consola. Manejas a 4 personajes además de batallas contra robots y todo con estética desenfadada en la época medieval algo surrealista en Japón. Los gráficos no eran a veces los mejores pero tenían detalles buenos y cumplían con la idea de enfrentarse a bichos en campo abierto, castillos o expresiones cachondas de los personajes, y segun pasabas lugares iban mejorando.

Bueno estoy a punto de acabar. ¡Acabemos con los periféricos, esos accesorios a ratos geniales y otros saca-cuartos!

Controller Pak: Una sencillísima tarjeta de memoria que reconozco que las Memory Card de Playstation eran mejores en diseño, efectividad (la de veces que se me borró partidas un día para otro) y encima no tenían menú directo. Mantenías Start y alguno había pero muy básico y tosco. Con Gamecube aprendieron y son igual de buenas que las de Sony, por suerte.

Expansion Pak: Nintendo 64 además de entrada de cartuchos, cuatro puertos de mandos de control (lo mejor), una entrada nunca usada para el 64DD que fue un fracaso absoluto, en la parte superior había un espacio para una futura amplación de memoria Ram. Eso hizo que los últimos juegos de la consola y no todos tampoco aprovecharan para subir resolución, o poder jugar con buen rendimiento (lo normal, no mucho mejor :D), y hasta el poder jugar a ese juego.

Es una idea algo risible pero a veces con Wii dan ganas de que hubieran sacado más potenciaXDDD. Bueno Sega siempre hizo accesorios mucho más estrepitosos… creo. Salvo el siguiente.

Transfer Pak: Un mero sacacuartos. Algunos juegos eranlanzados version N64 y GBC, y se podían transferir datos que podían ser extras un tanto inútiles de la una a la otra. Esta parida fue mejorada al menos een Gamecube con Game Boy Advance usando la consola portatil como un mando de control y compartir datos. Pero N64 eso, más sacacuartos todavía.

Rumble Pak: Este invento parecería una tontería si no dijera que impulso el actual modo vibración tan normal en los mandos de control de hoy en día, para sentir los golpes del juego “en ti”. Bastantes juegos lo usaron y de allí que luego Playstation sacaran ese revisión de mando llamada Dual Shock, además de incluir dos sticks analógicos. En juegos como Ocarina of Time servían  para descubrir secretos al vibrar el mando en cuevas secretas, además de los golpes recibidos. Era algo tosco el hecho de un vibrados en lo extremo del mando, pero temblaba de maravilla. Desde entonces es una idea sencilla desde fuera pero de allí que piense que es el mejor accesorio para la consola.

Y aquí acaba… este será el artículo más extenso salvo Gamecube que un poco más y lo supero. ¡Saludos!

7 días, 7 consolas (4/7): Game Boy Color

Estándar

Le eché más horas que la consola original aunque no probé muchos juegos pero si que hubo un accesorio que hablaré a final de la entrada que me pareció divertidísimo. Era más pequeña, manejable y a color. Aunque no sea una foto propia si que aún guardo una consola con el color idéntico. Para algunos les pareció una broma la Game Boy Pocket, aunque era de mismo o casi igual de tamaño pero con una pantalla bien definida de grises y negros, pero esta consola que ahora hablo seguro que muchos Segueros les pareció el colmo que sacaran años después tal versión en color Nintendo, siendo años atrás Game Gear pionera.

He aquí los 3 juegos que compré (y desde donde escribo esto atrás estan en un armario :D):

The Legend of Zelda: Link’s Awakening DX: Reconozco que antes compré la N64 y después de disfrutar con Ocarina of Time, mi primer juego de la saga en probar, quise jugar al resto.  Siendo en parte un spin-off (no hay relación alguna con la Trifuerza) de la saga donde Link va a parar a una isla misteriosa llamada Koholint con peculiar fauna y seres además de una misteriosa historia en forma de leyenda. Siendo anterior a Ocarina vemos curiosidades como personajes que luego fueron inspirados en Talon y Malon, detalles que recuerdan a “Link to the past” y encima siendo una versión a color, añadiendo una nueva mazmorra con puzzles coloridos. Lo que más recuerdo es que era extenso para ser un juego de portatil e incluía tareas secundarias que te hacían  rastrear por todo el mapa.

Que yo recuerde el juego se vendió en España con textos en inglés. Creo que el primer Zelda traducido en español fue Majora Mask. Seguidamente la versión A Link to the past para Game Boy Advance  si tenía textos en castellano si bien la versión original de SNES nos llegó en inglés. Eso no quita que más que idioma, eran los puzzles que algun que otra guía use :D. El juego consistía en retos de mazmorras, con sus pruebas y finalmente con jefes finales que custodiaban unos instrumentos mágicos, que Link debía conseguir para despertar al Pez Viento y le ayudase  a regresar a casa. Es un juego que tiene muchas referencias a instrumentos y situaciones de sueño y realidad, con lo que esta vez el enemigo final es Nightmare (Pesadilla). Traia novedades como poder saltar con un objeto, equipar objetos dando igual si el A o B de botones, pescar, un juego de intercambio de objetos para uno más valioso y hasta aprender nuevas técnicas de espada, como canciones de la Ocarina, algo que el juego posterior en N64 fue clave. Uno de esos pequeños grandes juegos con extras además en su versión, humor, situaciones épicas y retos desafiantes. La anécdota principal es que los desarrolladores dicen inspirarse en el ambiente Twin Peaks para recrear un pequeño y misterioso lugar :D.

Perfect Dark: Como ya he dicho antes, primero tuve la N64 aunque será el próximo día que hablaré de esta (y la más querida para mí) consola. Al tener su versión en 64 bits, me daba curiosidad esta entrega. No es mal juego pero era de una jugabilidad a ratos desafiante adictivo y en otros frustante al ser mucho de “primero dispara o muere” más que poder esquivar facilmente. Siendo una precuela era ambientada en una guerrilla en sudamérica y cada vez con más aire de ciencia ficción aunque no me llegué muy lejos. La mayor curiosidad además del uso de Transfer pak para pasar trucos entre versiones es que era un cartucho más aparatoso que de costumbre al incluir un pequeño artefacto pegado para vibrar, añadiendo una pila AAA llamado Rumble Game Pak, idea sucesora del Rumble Pak de la 64. Tenía modos distintos, era de gráficos de sprites tamaño para nada diminuto y retante. Quizás ahora hablando de la consola le dé una oportunidad aunque me pareció frustante el hecho que mucha pericia hay que tener para eliminar de un disparo a los enemigos.

Wario Land 3: Ya tardaba en hablar de plataformas ¿eh? :P. Pero no es convencional ni mucho menos. En primer lugar manejas a un rival de Super Mario, siendo la antitesis aunque a veces se convierte en héroe sin proponérselo, queriendo enriquerecerse robando tesoros. En segundo lugar era plataformeo y puzzles para llegar a zonas o conseguir los tesoros, ya que en tercer lugar es invencible en cierto sentido. Eso hace que Wario no muera aunque es transformado por ciertos pisotones, hinchazones, llamas, mordiscos, etc. Así puede volar, planear, rodar, quemar en ocasiones para fastidio no pasando una zona como siendo la clave, además de aprender habilidades. El juego también consiste en niveles que se agrupan en mapas de distintos mundos y con sus jefes finales, secretos, monedas que recolectar, etc. con minijuegos como varios niveles de mini golf adictivos y todo con un humor y una jugabilidad viciante. Lo único malo es que solo guarda una partida en vez de las 3 clásicas y con mi hermano debíamos jugar un nivel cada uno o si se quedaba atascado.

Y acabo con el gran accesorio de la consola:

¡La divertida Game Boy Camera! Esta foto no es mía pero la tengo tal cual de color, para que fuera en conjunto con la Color amarilla. Una cámara de no mucha resolución, solo a blanco, negro y grises pensada para la Pocket y en Color se añadian 4 tonos distintos a elegir creo. Hoy en día quien no hace fotos sin cámara en sí, habiendo móviles y la DS y 3DS vienen de serie, pero este periférico era curioso de ver y era para pasárselo bien sin preocupaciones. Además de un editor sencillísimo para fotos, guardar como 60 imágenes, poder imprimirlas con Game Boy Printer y trucarlas con bigotes, ojos, bocas de dibujos, podías usar pinceles, lápices, escribir texto y hasta crear animaciones estúpidas pero descojonantes con la familia y amigos.

Para jugar incluía como unos 4 minijuegos, donde podías hacer 4 fotos en cada uno de ellos para que fueran la cara del monigote que manejas como en juego de naves fuera el rostro del jefe final. Creo que también habia modo DJ aunque no he manejado nunca y mucho menos pinchar música al estilo 8 bits. La cámara aún la guardo aunque hace tiempo que no la pruebo. Guarda fotos de hace unos años y seguro que así se queda, con sus montajes cutres entrañables.

Y aquí acaba el tema por hoy.  Como veis no he sido fan de los juegos de Pokemon, ya que reconozco que tengo poca paciencia en jugar a juegos de RPG por turnos. Mañana será un artículo muuuy extenso ya que la siguiente es la gran N64 😉

7 días, 7 consolas (3/7): SNES

Estándar


Una de mis consolas deseadas por mucho tiempo, que practicamente apenas la pude catar por mucho tiempo. Conocidos míos o familiares también la tenían yasí pude jugar a decenas de juegos, además de alquilar juegos o consolas en un local durante unas horas.


Pero la primera que compré tuvo fallos algo raros, configuración de botones que se me cambiaban de forma automática, no haciendo efecto algunas pantallas el boton Start, etc. Eso me jodió pero del 95 al 96 pude tenerla con tranquilidad hasta que la vendí (sic) para una consola más potente en el 97: N64 (wow).

Super Mario All-Stars and Super Mario World: Qué decir de este cartucho. Remake de los 3 primeros juegos de la saga “Bros”, mejoras gráficas, sonoras (aunque siempre me gustó más las versiones de NES, :P), jugables como batería en el cartucho para guardar, incluyendo la inédita secuela que yo sepa en Europa del primer juego original, Lost Levels. Encima Super Mario World de regalo en el mismo juego. Lo genial era que hasta rehicieron con ganas unos juegos al estilo “Mario Bros” accesible en el menú de Super Mario Bros 3 y era genial para jugar picándose con la familia.

Quizás el año pasado fue bastante austero de Nintendo editar este juego para Wii en una funda bonita roja en un DVD para celebrar el cuarto de siglo de la saga. El juego es un homenaje genial… hace tiempo pero podrían haber incluido más juegos. Asi que para la saga Zelda espero se esmeren más, ugh.

Street Figher II Turbo: La gente habla mucho de Capcom y su actual campaña de editar mil versiones de Street Fighter IV, pero todos sabemos que por ahora uno de los más versionados es Street Fighter II. Esta entrega incluia a los 12 personajes originales accesibles, más opciones de recoloreado en sprites, nuevos movimientos, y hasta como bien indica, modo turbo. Sin duda NES no tenía muchos juegos de lucha que yo recuerde, y este juego fue uno de los primeros en tener una jugabilidad tan buena que enseguida nadie recordó la entrega original (¡daba la sensación que nunca hubiera existido!). Grandes momentos como saber controlar tu y tu hermano luchadores y tener combates igualados o hasta un double k.o. eran vicios memorables, como intentar pasar el modo 1 jugador hasta Bison y ver distintos finales de los personajes.

Final Fight 3: En la NES se me olvidó comentar que me vicié bastante a Double Dragon II, hasta soñaba tenerlo en mis manos ya que siempre me fue prestado por mi primo. Muchos otros son fanáticos de Streets of Rage de Sega. Yo me conformé con tener esta segunda secuela de Final Fight. Era un juego que recordaba facilmente a los trabajos de Capcom, y podías elegir a uno de los 4 personajes para luchar contra decenas de barriobajeros y salvar de la corrupción de la ciudad. Caminos alternativos, armas para usar, ataques especiales, y como no un modo 2 jugadores eran más que suficiente para viciarse por las tardes. Se que la saga de Sega bebió de la primera entrega y ambas franquicias lideraron en las novedades y mejoras, aunque Capcom fue una de las mejores compañías en crear juegos de tales características. Como no pude disfrutar de una Neo Geo y sagas de SNK no puedo decir mucho salvo que también fueron una fuente y juegos que superaban técnicamente y demás. Aunque yo disfruté de la SNES claro :D.

The Magical Quest starring Mickey Mouse: Juego de plataformas+Disney+Capcom= vicio. Controlabas a Mickey en distintas fases donde recreaban escenarios clásicos de cuentos infantiles y adquirias magias para enfrentarte a las encarnaciones de Pete en jefes finales. Mezclaba a ratos el uso de los distintos poderes para facilitar retos y saltos. Juego colorido y bien cuidado con un uso bien aprovechado de los derechos del estudio de animación.

Ultimate Mortal Kombat 3: Uno de los últimos juegos que compré. Vicio asegurado con decenas de luchadores, movimientos especiales y los famosos Fatalities, babalities, brutalities, friendships. Llegué a dominar todos los movimientos especiales y unos cuantos fatalities de memoria, jugando decenas y decenas de “Kombates” con mi hermano, hasta irme a dormir y seguir en mi cabeza un eco de partidas con imágenes y sonidos :D. El juego no lo conseguí pasar aunque sus distintos modos para 2 jugadores es lo que me más gustaba. El juego no era perfecto y jugando y más con cheats codes salían a la luz glitchs descojonantes, como quedarse los contrincantes sin poder moverse, gritos de féminas en luchadores masculinos y a la inversa, etc. Aunque lo demás tenía un regusto serie B muy disfrutable y era uno de los panolis que le atraian los gráficos digitalizados :P.

Donkey Kong Country 3: Mi pasión por los juegos de la desarrolladora Rareware Ltd. comenzó con la saga reiventada de los Kong por los británicos. Eran plataformas que bebían mucho de Super Mario World (mapas de mundos, checkpoints de fase, niveles ocultos, porcentaje de juego completado), pero con una personalidad única. Sin duda lo mejor era la variedad de situaciones, escenarios y un poderío gráfico y sonoro para una 16-bits, y la consabida jugabilidad primordial para plataformas. Fue un juego que no completé al 100% por 100% pero me ofreció horas, muertes frustantes (geniales los niveles en manejar vehículos y debes saltar evitando chocarte) aunque divertidas y un gusto descubrir y conseguir bonus.

Juegos prestados/alquilados que recuerde:

Donkey Kong Country: Los juegos de Snes y de 32 MB (curioso, ahora es una minucia :D) con batería de guardado o más costaban sus buenas 12.000 ptas como mínimo, asi que por eso no pude comprarme este juego enseguida pero si la tercera parte. Es un juego como el anterior que controlas a un Donkey Kong menos ágil que Diddy Kong aunque puede cargarse a los bichos más forzudos (como en la tercera parte). El juego tenía menos diversidad en ciertos aspectos pero fue el que comenzó a resucitar a Donkey y dotándole de un universo propio alejado de ciudades. Tenía sus múltiples trucos para bonus y vidas extras, además de incluir secretos y con el humor tan característico en los juegos de Rare. Sus fases variadas y manejo de animales en tu ayuda y el resto de características han vuelto con fuerza en la ¿4ª? entrega, Donkey Kong Country Returns pero esta vez por Retro Studios.

Donkey Kong Country 2: Para muchos la mejor secuela y entrega. Manejas a dos monos, Diddy y Dixie, siendo ágiles y por ellos las fases pueden ser más frenéticas como desafiantes. Aumentaron los secretos, dificultad y todo para rescatar a Donkey Kong. Añadieron más animales y situaciones novedosas de carretillas o scrolls asesinos. No pude jugar mucho aunque es un juego que se reconoce que para 3 años seguidos y entrega en cada uno se esforzaron en crear una saga muy potente.

Killer Instinct: Mientras había discusiones si era mejor Street Fighter o Mortal Kombat, se podía jugar perfectamente a este juego donde los gráficos ACM característicos de los juegos de Rareware daban un acabado curioso y nada indiferente. Los diseños de personajes no eran grandiosos pero tampoco para nada horribles, con muchos personajes diferenciados en ataques y técnicas. Su jugabilidad era muy buena para conseguir decenas de combos  e incluían técnicas para eliminar a tu rival a final de combate no tan sangrientas como la saga de MK pero si gamberras. Era tan pegadiza la música que se vendió conjuntamente el cartucho con un CD de regalo con la BSO. Mi personaje favorito era  entre Orchid y Sabrewulf P.

The Simpsons: Krusty’s Super fun house: De nuevo Acclaim poseía derechos para juegos basados en los famosos amarillos de la tele y siguieron desarrollando juegos con una dificultad en ocasiones frustante como situaciones muy originales, inspiradas de la serie como aprovechar la “mente” de Bart. Pero en este caso trata de manejar a Krusty para limpiar de su nuevo parque temático de los ratones, una especie de lemmings, plataformas pero con el objetivo de encaminarlos a las máquinas letales manejadas por Bart en cada vez liantes puzzles. No recuerdo jugar mucho al ser prestado pero era una idea cuanto menos curiosa.

The Simpsons: Bart’s Nightmare: Esta vez si que volvemos a controlar a Bart. Quedándose dormido después que esta ocasión si que había realizado sus deberes, se desperdigan las hojas al ser arrastradas por el viento a la ventana. Entonces todo es dentro de un sueño o varios, donde vamos por una fase inicial, una calle larga como infinita esquivando a varios personajes de la serie hasta toparnos con una hoja y pisarla. Debemos elegir una de dos puertas que aparecen e iremos a una de las varias fases ambientadas creadas por el subconsciente de Bart. Entre ser un Bartzilla, para enfrentarnos a una Mothra-Marge o un Homer Kong además de las fuerzas militares con los poderes de ese monstruo; Bajar por unas profundidades atacando microbios para inflar con una bomba manual; Ser Bartman enfrentandonos a Barney en elefante rosa, Smithers y esquivando nubes radioactivas al estar volando y armados de tirachinas; eliminar a Rasca y Pica que estan en varios puntos de la propia casa de los Simpson con armas y una fase al estilo Indiana Jones por plataformas poco seguras con llamas de fuego en un templo dedicado a Maggie.

Segun los puntos y hojas conseguidas, la calificación o notas de Bart cambian en el final de juego. Para mi edad era genial un juego basado en esta serie y realmente era muy original y cuidado.

Virtual Bart: Una secuela en cuanto a planteamiento de varias fases que por azar te toca pasarte. Bart en una exposición de trabajos para ciencias de la escuela es postrado a la fuerza en una máquina de realidad virtual donde se mezcla su propia vida y encarnar animales o apariencias hasta final de fase ¿? para salir victorioso de la experiencia en fases temáticas.  Ser un cerdo de un matadero propiedad de Krusty salvando a tus amigos porcinos y enfrentarse al dueño de la fábrica cárnica en puzzles de palancas y saltos (con la mala suerte de morir y ser comido por Homer tiempo después en la cocina después de exclamar ¡Bart! :D); bajar un inmenso tobogan basado en el H2WHOO de Parque Krusty y encontrar la salida (geniales los finales como ser comido por un león, caer en un precipio); Conducir una moto en ambientación postapocalíptica a lo Mad Max donde los moteros son los matones de escuela (acabas torturado si pierdes); Lanzar tomates o huevos a tus compañeros de clase para la foto anual de grupo y ser el único sin mancharse; Ser un dinosaurio saltarín para llegar a final de fase esquivando otros dinos (frustante los saltos y no poder esquivar algunos bichos) y finalmente como un bebé Bart que sale de casa distraído y debe volver en un camino llego de acrobacias, saltos en ramas, camas elásticas con enemigos tan peculiares como objetos del entorno.

El acabado era bueno pero algo peor en ideas en ocasiones, aunque sus finales de partida y detalles era gracioso de jugar.



Dragon Ball Z 2 y 3: Juegos de lucha basados en las sagas de Cell y Magic Boo respectivamente con personajes de OVAs añadidos. Eran juegos que realmente era pésimo jugando a mano a mano, realmente era genial poder “recargar energía” con 2 botones a la vez  y lanzar ataques de energía, donde podías bloquear, ser alcanzado o hasta devolver el ataque en una lucha a pulso de botones machacados. Voces japonesas se escuchaban en la lucha y eran la primera vez ya que siempre te lo escuchabas en castellano o catalán. En mi opinión pasado años después no me parecen malos juegos aunque creo que era mejor el siguiente juego hablando de lucha en consola.


Dragon Ball Z Hyper Dimension: La compañía Bandai apostó por un cambio de estética y jugabilidad más dada al enfrentamiento uno a uno de forma ágil y secundar los ataques de energía que hacía la partida tan estática. Controlabamos a personajes principales en la última saga como antagonistas, Freezer, Cell, Majin Buu y Buu. Al ser de cuerpo a cuerpo y estratégico las animaciones eran fluidas y hasta podías pasar un escenario a otro con golpes directos en puntos extremos, de izquierda a derecha o arriba y abajo. Es lo que me parece mejor juego que los demás salvo que en Europa hicieron el feo de no incluir un modo Historia. El resultado era un acabado muy vistoso y jugable. Recomendado para los Dragonballmaníacos.

Battletoads VS Double Dragon: Mezcla de ambas franquicias que protagonizaban 3 battletoads y los dos hermanos de Double Dragon, pero se notaba que ganaba por goleada en detalles visuales y jugables a la de los sapos peleones. Era un juego con un humor fantástico, donde los golpes de puños, pies gigantes resaltaban hasta en los humanos luchadores y las expresiones eran puro descojone. Había más fases remakeadas de Battletoads como bajar en rappel o las dichosas naves a toda hostia. Algo dificil pero un buen juego de lucha contra todos de la antigua Rare.

International Superstar Soccer y International Superstar Soccer Deluxe: Hay que decir que Konami no empezó la saga de futbol en Playstation :P, bien empezó en las 16 bits con estos juegos.

Aunque no me guste mucho el “deporte rey” son juegos de unos controles intuitivos, todo tipo de movimientos para rematar, esquivar, robar la pelota, faltas a tu rival y demás detalles que merece decir que es un buen juego y con una secuela bastante decente. Además de incluir un monton de selecciones nacionales de futbol con plantillas inventadas al no tener derechos de la Fifa, tenía detalles como modos de juego diferentes para no aburrir. Penaltis, torneos, y hasta un modo de desafíos desde manejo de la pelota, situaciones diversas como empatar, ganar por goleada y meter goles en saques de esquina, faltas, etc. Los jugadores se resentían y existia la configuración de banquillo. Era un juego que no llega a simulador tan “serio” como hoy en día pero eran partidas rápidas aunque con opciones muy cuidadas.

Street Racer: Vale, no puedo decir que las veces que lo alquilé jugara a carreras. Me divertía mucho los modos de Deathmatch en un circuito cerrado rectangular con bordes que a cada golpe cedían y caías, o un modo muy divertido también a dobles contra la CPU de con el kart dirigir una pelota gigante de futbol a la portería. El juego bebía mucho de Super Mario Kart y era una coña a los juegos de lucha también recordando a la saga de Capcom con el título y “luchadores”. Y es que ¿quién no ha jugado alguna vez al juego de Karts por excelencia?…

Super Mario Kart: El primero de los spin-offs “deportivos” de la saga del fontanero. Esta ocasión podrías ser hasta Bowser o un koopa troopa o Donkey Kong cuando aun mantenía el diseño clásico. Además de Mario y amigos claro. Un juego donde se mezcla la astucia, habilidad y la suerte en items con objetos y poderes desperdigados (incluso incluía una pluma para poder saltar y atajar, o en circuitos donde los saltos cortos eran útiles)y derrapar  en circuitos temáticos de la saga Bros aunque más con Super Mario World.

Incluía modos de campeonato, hasta a 2 jugadores si se quería, carreras rápidas y modo batalla. Hoy en día la saga sigue vendiendo y añadiendo novedades aunque para mi esta entrega y de N64 son las mejores, sin muchas complicaciones y directos a la diversión.

Acabó la entrada con un periférico que tuve:

Super Game Boy: La idea sencilla de jugar tus juegos de Game Boy en tu tele del salón y añadirle tonos de grises o paleta de colores, y pocas opciones más para decorar. Basicamente no se podía hacer mucho más pero siempre era un complemento cómodo si te cansabas de jugar en una pequeña pantalla de portatil.


Hay otros juegos originales y clásicos de la consola que los jugué en versiones de Game Boy evolucionadas. Ya los comentaré. ¡Saludos!

7 días, 7 consolas (2/7): Game Boy “ladrillo”

Estándar

Es una entrada muy corta. Basicamente me prestaron juegos y solamente compre un juego. Eso sí, un juegazo. En aquel tiempo ya me gastaba en mi NES y babeaba con la idea de tener la SNES. Era una consola sin apenas colores, algunos grises, tocha y sin pantalla retroiluminada, dejándote los ojos para ver (empiezo con lo criticable pero luego viene lo bueno ¿eh? :D) :

Pero tuvo grandes juegos, jugables hasta la saciedad y fue el inicio de tantas versiones, evoluciones que hoy en día a mi al menos me parece raro decir “Nintendo DS/3DS”. Quizás alguien me apedrearía si digo que me era más facil jugar a Game child que comprarme más juegos, esa copia barata de los chinos que incluía juegos que ni Game & Watch (el abuelo de la Game Boy) era tan desfasado.

Kirby’s Dream Land: Un juego de plataformas (lo séee) donde el personaje es una bolita esponjosa blanca (luego fue rosada en las siguientes entregas y hasta ahora) que aspira y lanza lo que tenga en su gran boca (bloques, enemigos mismos, o inflarse y aletear por los niveles. Una jugabilidad tan sencilla, directa y un juego de una duración ni más ni menos, para pasar esas tardes esperando a tu madre de niño en la consulta del médico o demás recados. Las animaciones eran muy cuidadas y músicas muy buenas aprovechando lo posible los chips de la pequeña consola. Pasado décadas, kirby ha ido cosechando juegos, spin-offs y todo tipo de productos. Realmente es una de esas mascotas de Nintendo que personifican con maestría los juegos de plataformas, y a cada entrega sumándole poderes sorprendentes para una bola rosada con cara.

Ejemplo de juegos que me prestaron:

Tetris: Uno de los grandes éxitos para la consola. Alexey Pajitnov ideó la gran idea y Nintendo aprovechó adaptar el juego, con sus pocos pero míticos temas musicales, en tono de grises aunque sin dificultad de jugar con las distintas piezas para encajar, conseguir “lines” y cuantas más mejor. Sin duda lo mejor de la carátula es el slogan: “Desde Rusia con diversión”. Vemos que era uno de los primeros juegos para jugar a dobles con un game link, cable que se vendía por separado (si en algo Nintendo fue pionera o sacacuartos eran sus adaptadores y demás inventos), “enviándole las líneas desintegradas” a su pantalla.

The amazing Spider-Man: Reconozco que no puedo hablar mucho, salvo que era de una jugabilidad extraña y poca pulida. Aprovechaban la idea que podías ir a pie o a media altura del escenario echando las redes a arriba de la pantalla. Pero eso te hacia vulnerable y era torpe los controles para evitar los golpes. Es un ejemplo de como un videojuego de un superhéroe puede hacerte llevar un personaje patoso para la lucha contra el crimen. Correcto en lo demás aunque la idea de un juego portatil es que con apenas dos botones de acción y cruceta de control, sea intuitivo y fácil de manejar.


Super Mario Land: Primer juego de Mario para la Game Boy. Un juego atípico en la saga. Primero de todo, fue el pionero en el uso de la palabra Land en el título. Parece poco importante, pero hemos visto sagas como Super Mario Land, Wario Land o Donkey Kong Land, para diferenciarse de sagas de SNES o simplemente una característica más en productos de Game Boy.

Pero eso no es todo. Recordaba al primer juego de Super Mario Bros (más que el segundo juego de esta saga) aunque enseguida había cosas como que las bolas de fuego rebotan y recogen monedas, fases de bonus entre fases, ambientación no vuelta a usar en la saga, salvo Daisy, una distinta princesa que muchos la llaman “La Princesa de castaña” aunque Mario nació con Donkey Kong rescatando a su novia Pauline, ya castaña y no rubia-tono-más-claro-cada-entrega de Peach. Y encima manejando un submarino diminuto que no se de dónde saca misiles infinitos y nave en la última fase. Como anécdota, era tan pegadiza el tema principal que hasta se sacaron un remix algun famoso dj y lo escuché en los 40 principales a principios de los 90 :D.

Como he hablado poco de la consola, os recomiendo ver el podcast español Game Boy Podcast para disfrutar de curiosidades y ediciones exclusivas, periféricos, etc desde la consola original hasta sucesoras que descubrí por la red y está muy interesante:

PD.: Bonus track, le dedico una canción: Anvil – Game Over, que la banda usan como metáfora de la vida con Game Boy :D.

Life can be just like a Game Boy
Filled with frustration and joy
Pressing A or B, make a choice
Now responding to the computer’s voice
You’ve started and there’s no turning back
Over and over, you’ll soon have the knack
The chances are you will lose
The challenge never seizes to amuse

Chorus:
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Back to start

One step forward and two steps back
Falling victim to the enemies attack
Evasive manoeuvres, try to score
When it all ends, you’ll still want more

-Chorus-
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Learning the art

Honing your skills in hours of play
Taking your time and wasting your day

Patients and practice, all it takes
Beating the game, records to break
Life can be just like a Game Boy
All filled with frustration and joy

-Chorus-
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Learning the art
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over
Game over, game over