7 días, 7 consolas (5/7): Nintendo 64

Estándar

La consola que hablaré hoy posiblemente sea mi favorita de las que dedico en esta serie de entradas. ¿Por qué? pues por muchas razones. Aunque empezara con la NES, entendí de pequeño que las consolas evolucionaban y la emoción de distintas formas de jugar y cada vez más ambiciosos proyectos salían a la luz. Además era la primera consola que compré que procesaba gráficos tridimensionales, y con lo que usar el stick analógico fue una novedad para mí. Aunque hubo el primer éxito de la Sony con su consola Playstation, con lo que hubo gente que hablaba de ser mejor consola y la 64 se quedaba atrás con su sistema de cartuchos, nunca soporté la gente que pirateaba al ser consola con CDs y en cambio años después he disfrutado de ambas consolas pero no cambiaría por nada el haberme comprado la consola llamada inicialmente Ultra 64.

Super Mario 64: A partir de entonces la coletilla oficial o no de muchos juegos fue el número 64.  Además que no era precisamente un Bros o World, aquí empezabas de visita al castillo de la princesa Peach para una tarde de té y pastel, y enterarse uno que ha sido secuestrada por Bowser y el castillo ha sido encantado con cuadros que al saltar apareces en otros mundos, consiguiendo estrellas dispersadas para poder derrotar a Koopa. El juego tenía connotaciones más aventureras y el probar por primera vez un control analógico en mundos tridimensionales era una gozada. Hasta tardé en controlar a Mario haciéndole caer de formas patéticas por barrancos durante unos minutos y luego empieza uno a hacer triple saltos, planchazos, rebota-paredes,  rompe-culos viendo que nunca habías visto al fontanero tan ágil. Recurría a enemigos de anteriores juegos como otros nuevos, puzzles mas o menos sencillos aunque fases acuáticas no aptos para los no soportan las profundidades y conseguir oxígeno de mientras, casas encantadas, “mundos de Guillver”, helados y hasta rampas en forma de carreras, además de planear con una gorra alada. Power-ups nuevos como Mario de metal o  ser inmaterial, y curiosidades como perder la gorra y tantos detalles que a partir de entonces muchos juegos de plataformas bebieron de este nuevo juego de Miyamoto. Tantos detalles se me escapan pero es que solo puedo resumir que fue una gran experiencia como fue el probar años atrás el Super Mario Bros.

Goldeneye: Qué decir de este juegazo de Nintendo-Rare. Fue uno de esos de los que amigos ahora Sonyers dejaron de hablarme de sus buenos juegos y queriendo acercarse a la consola de cartucho por una experiencia tan jodidamente divertida de jugar a 4 jugadores a la vez en un habitación a base de disparos, golpes de kárate y bombazos. El juego en sí trataba sobre una veintena de fases en vista en primera persona teniendo en nuestras manos la misión para James Bond de la película de mismo nombre. Fue uno de los videojuegos que aprovecharon con solidez los derechos de una película, que si bien ahora serían más peliculeros, el juego traia situaciones inventadas para la situación como detalles muy fieles.

Quizás hubiera o poco después grandes juegos de disparos en primera persona en PC que superaban las expectativas, pero para consola un juego exclusvo con montones de detalles propios era lo atrayente. Los personajes, animados con ayuda de captura de movimiento, recreaban acciones variadas más que venir a disparar y caer al suelo. Al no ser descubierto los veías rascarse el culo, pelearse con una (invisible) mosca, estornudas y entre otras acciones que los hacían muy humanos. Las fases consistian en objetivos pensados para un espía de cine como sabotear, fotografiar, sigilo conseguir documentos mientras evitas ser un colador viviente. El juego era realista en términos de conseguir más armas de sus enemigos o cajas fuertes, bases y la energía no se recuperaba salvo conseguir los chalecos antibalas que eran inexistentes o casi en cada nivel más alto de dificultad. Sus carencias podían ser diálogos en inglés a texto, sin voces y segun algunos el control era penoso comparado con los juegos de PC a teclado y ratón, pero para mí el mando de la 64 era bien útil.

Curiosamente siendo de Nintendo los enemigos al ser disparados no derramaban sangre aunque también era igualmente macabro jugar a multijugador y los personajes iban como manchados de rojo segun la parte que disparabas. Hasta ciertos disparos en modo 1 jugador eran crueles de ver al ser agonizantes tales como simular tener hemorragias en el cuello, abdomen o pierna, no gritando pero eran detalles sorprendentes para su día. Los únicos que levantaban las manos eran científicos y personajes rehenes que encontrabas, y evitando que murieran. El juego no se pausaba si fallabas un objetivo, salvo si llegabas a final de fase o eras vencido. El multijugador incluía variados mapas para combatir, pesonalizar armas temáticas y handicaps variados, como apariencia. Ahora es normal jugar on-line pero tener a más de 4 personas turnándose mandos eran muy divertido para mi niñez en piques sin parar. No superado hasta la llegada de su “secuela”.

Banjo-Kazooie: Como empezaba a admirar a Rareware no dudé ni un instante en mirar en revistas cada proyecto nuevo,  este juego en forma de aventuras y plataformas al estilo Mario 64 pero con gráficos que aprovechaban cada vez más la potencia de la consola, redondeando, texturas variadas y músicas muy buenas, con un repertorio de mundos temáticos que tenía sus propios detalles. Los protagonistas, pájaro y oso eran de controles parecidos a Mario aunque poco a poco veías que podían volar, lanzarse en punta en el aire, culotazos, picotazos, lanzar huevos y más cosas incluido el transformarse en termita, calabaza, abejorro, cocodrilo, morsa y hasta por equivocación y luego por truco en una lavadora :D, por el chamán Mumbo Jumbo. El argumento se apoyaba en el recurso de rescatar a un personaje raptado, solo que esta ocasión trata de una bruja al estilo clásico de verrugosa, verde y en escoba que quiere robar la belleza y juventud de la hermana osa de Banjo a traves de una máquina al estilo mad doctor. El juego tenía el detalle que si eras vencido Gruntilda conseguía ser una bruja buenorra que hasta Mumbo aparecía con flor en mano mientras la hermana raptada en un ser grotesco. En vez de estrellas como Super Mario, recolectabas unas piezas de puzzle doradas para acceder a los distntos mundos y llegar al enfrentamiento final (y antes a una genial penúltima fase en un tablero gigante con pruebas de cuestionario sobre vida y detalles de Grunty, acabar de nuevo con enemigos enormes que hacían de jefes finales y otros detalles del juego). Un humor  paródico y negro, al estilo cartoon y una jugabilidad  muy buena que solo odiaba recoger de una tirada unos objetos de recoleccion para abrir puertas o debías volver a superar el record desde elcomienzo, que luego ciertos detalles fueron ampliados y mejorados en Banjo-Tooie. Bendito verano del 98 que pasé.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time: Con este juego ya podría cerrar la entrada. Un cartucho (dorado para los que pudiera conseguir sus primeras ediciones y en EEUU creo) de 256 MB  grande como el sólo hablando en términos al empezar una partida y desde el comienzo un aire épico y aventurero se nos echa encima. Recuerdo que fue el primer juego que reservé y esperé en las navidades del 98 comiéndome las uñas con ganas. Ahora en apenas unos días se venderá la versión que incluyen algunas mejoras y novedades para la Nintendo 3DS y envidio a la gente que lo probará por vez primera :D. Hasta tengo ganas de comprarme el juego sin tener la consola para algún día por si acaso sí la consigo 😛 jaja.

Este videojuego bebe de sus anteriores entregas sin perder ni un ápice de su estilo salvo ser el primero en unos gráficos tridimensionales con una paleta de colores vivos pero también a veces claroscuros para dotar de una apariencia de juego familiar pero con las tinieblas muy próximas del malvado Ganon que asola Hyrule. Las principales novedades jugables como argumentales viene por el protagonismo de poder tocar ocarina libremente y aprender canciones para varios efectos mágicos o teletransporte y el poder viajar 7 años en el futuro y otros en el pasado por la Espada Maestra. 8 mazmorras más mini-calabozos hacen de su durabilidad  bastante extensa la primera vez y encima con tareas secundarias, minijuegos, tesoros, mejoras de equipamiento y un montón de detalles, además de ser action RPG, siendo los combates a tiempo real con distintas armas, espada y escudo. Para controlar adecuadamente  ciertas acciones o combates se inventó el Z-Targeting, que consiste en mantener el gatillo Z para estar siempre camianando alrededor del objetivo o de frente. Las siguientes entregas de la saga y más juegos de Nintendo o de la competencia se han basado en tal idea.  Dejaré de escribir del juego porque es un no parar. Un clásico de los grandes.

The Legend of Zelda: Majora’s Mask: 2 años después de Ocarina llegó esta secuela argumentalmente donde Link niño vivía una nueva aventura alejada de la Trifuerza. Como Link’s awakening era una historia de mundos paralelos donde personajes de apariencia idéntica al anterior juego de  64 tenían roles distintos. La gran característica es que el juego te daba “3 días” para salvar el mundo de una inevitable catástrofe: una luna con un rostro diabólico caería en el punto central de ese mundo alternativo a Hyrule, en la ciudad Reloj. Al no poder hacer todas las tareas en ese tiempo salvabas partida y regresabas al primer día haciendo sonar la ocarina de las hadas del anterior juego la canción del tiempo.

El juego era un amor para mí ya que se influenciaba en historias de viajes en el tiempo donde cada personaje tenía su rutina en ese 3 días y podías hacerle cambiar para conseguir objetos por diferentes situaciones, al descubrir lo que más ansiaban. El juego se completaba en su maravillosa y novedosa escena con poderes alojados en máscaras mágicas, sobre todo las que te hacían transformarte en apariencias de representantes de razas Goron, Zora, y Deku, que habían fallecido y hasta conseguías cumplir sus ultimos deseos en vida.

El juego es más complicado de explicar, pero puedo decir que era humorístico, lúgubre, tristón, melancólico, y emotivo por la interacción de personajes tan logrados y muchas historias secundarias.

No era muy largo pero tenía tareas secundarias y máscaras para coleccionar. Sin duda una secuela para nada simple después de Ocarina, aprovechando ideas originales y frescas, hasta hoy en día se revaloriza mucho el juego y desean los seguidores otra historia alternativa a la saga con tal tratamiento de epicidad, tareas relacionadas con vida de personajes del entorno y poderes alejados de los objetos de siempre.

Mario Kart 64: Secuela del videojuego de SNES donde los gráficos tridimensionales sustituyen al Modo 7. Donkey Kong Jr. es sustituido por el diseño de Donkey Kong Country y Koopa Troopa por Wario. Nuevos circuitos, triples caparazones, y todo tipo de detalles clásicos y novedades que hacen de este producto otra experencia genial en modo 4 jugadores, y en modo 1 jugador con su grand prix, contrarreloj y el divertido modo batalla. No quiero explayarme mucho, solo que es un juego para enseguida empezar a jugar y pasárselo bomba en frenéticas y alocadas carreras.

Shadowman: Juegazo que ya comenté tiempo atrás en mi blog en el artículo “I’m Shadow Man, the Lord of the Dead Side!” y que se puede resumir en una versión oscura de juegos tipo Mario 64, ya que principalmente consiste en plataformas, acción y aventura recorriendo el inframundo con entradas a distintas fases, templos y objetos a recolectar. Con el link de antes doy por comentado eljuego y me da pena que su secuela y creadores no hayan seguido con este universo, es fascinante su tipo de historia y mezcla de géneros.

Mision imposible: Dos años después del estreno de la película basada en la serie de mismo nombre, protagonizada por Tom Cruise como el espía Ethan Hunt, llegó este cartucho bastante regular que si bien tenía intenciones muy positivas pero el acabado era a ratos poco pulido. Este juego lo menciono ya que tiene curiosidades graciosas como un mínimo doblaje y glitchs a tutiplén. Consiste en manejar al espía en tercera persona con modo de cámara al hombro para disparar, mientras debs realizar tareas de espionaje y evitar morir  o ser descubierto.

No logré pasar el juego y tampoco diré que es malo como Superman 64, pero tenía un control a veces incomodo y la forma de enfrentarse a los enemigos no era tan directamente efectiva como por ejemplo en el videojuego de Goldeneye. Los diálogos eran a base de texto pero de vez en cuando escuchamos voces dobladas al castellano (un hito en la consola) que más que buenas eran sonrojantes. Y es que recuerdo las 3 que soltaba el personaje principal al realizar acciones no útiles: “¡Necesito pensar en otra cosa!” “No, así no!” “Usa tu cabeza Hunt!” 😀 :D. Los glitchs se armonizaban con reacciones algo tardías de los enemigos al ser disparados, juro que tardaban como un 1 en caer abatidos, pareciendo que estaban pensando en morir de forma espectacular y daben un salto mortal hacía atrás. Recuerdo que en la tercera fase ambientada en una embajada descubrí el “truco” de poder pegar a invitados de una fiesta y no ser detenido, o usar la cerbatana al camarero y antes de caer daba tambien un salto mortal :D. No quiero seguir hablando ya que podría decir de sus cutreces y es que me decepcionó como la revista Magazine 64 me lo vendieron, siendo un juego regulero con algun que otro detalle bueno pero me quedo con Goldeneye.

Turok/Turok 2/ Turok 3: La consola recibió un buen puñado de juegos de acción en primera persona, siendo su exclusiva saga de Turok por Acclaim. Controlamos a un indio que viaja por portales dimensionales con dinosaurios, mercenarios y cada vez más seres fantasiosos o ciencia ficción al estilo cómic. Era un juego con cierto gore y gráficos de momentos para nada de infantiles con lo que no se puede decir que hubiera solo plataformas. En cada entrega además del arco y pistola, escopetas, etc. se sumaban más armas para masacrar enemigos de forma letal. Todo el mundo recuerda el “licuador cerebral” de la segunda entrega donde un berbiquí automático perseguía al enemigo y al clavarse en su cabeza hacía soltar líquido encefálico para luego explotar. El creador del juego como veis es un hombre de ideas felices.

Enemigos finales de gran tamaño, armas variadas, puzzles, diversas fases temáticas, efectos sorprendentes para la consola de la 64 y muchas más características que hay que reconocer que  Acclaim mimó bastante a los jugadores de la N64. Hoy en día se lleva el aire de guerra moderna y extraño el aire fantasioso en estos juegos. A partir de la segunda entrega se añadió modo todos contra todos multijugador, incluyendo modos como sobrevivir siendo un mono y los demás queriendote cazar con armas.

F-1 World Grand Prix: Vendí el juego de Mission Impossible y compré este juego. Basicamente me gustaba pero tampoco soy de jugar a carreras, llega en un punto que si mezclan algo arcade per más simulador no tengo paciencia. Aun así no digo que fuera mal juego. Rrecreaba genialmente los circuitos de los grandes premios entre ellos el de Montmeló y con publicidad real en las vallas, ya que era un juego con licencia oficial. Destacaba graficamente en uso de la luz a cielo despejado, lluvia o la velocidad y sus diferentes modos de cámara incluyendo de cabina. No puedo recordar mucho salvo que era un juego muy recomendable y que  iba en buen camino para los buenos simuladores de F-1 en la actualidad en consola. Poder jugar a dobles, contrarreloj, práctica y demas detalles hacen un juego para nada corto o simple.


Kobe Bryant NBA Courtside: Con el nombre lo dice todo, siendo un simulador de NBA de alguna liga entre 97-98 o algo así. Era buen juego aunque como ya he dicho, para cosas de deportes prefería arcade y no simular mas o menos. Tampoco le vi mucha diversión y me era repetitivo. Algo que no puedo justificar ya que lo vendí en poco tiempo tambien :P. Me van las aventuras si…

World driver championship: Con Gran Turismo de Sony cosechando éxito hubo hornada de juegos de turismos y N64 no tuvo muchos o buenos juegos de conducción, quizás divertidos pero este juego recuerdo que siendo de segunda mano, aún lo guardo y no tenía controller pak para guardar y tenía paciencia para pasar unas cuantas fases cada unos días XD. Los gráficos eran resultones con algun que otro efecto de sol poniéndose en horizonte y modelados de coches nada malos, control de vehículos con el culo bien pesado con lo que no era juego de conducir de forma fácil, pero si lo empezabas a aprender disfrutabas de sus derrapes y llegar el primer puesto.

Excitebike 64: Versión moderna del clásico de NES para hasta 4 jugadores, un modo campeonato y otros modos clásicos de juego, incluyendo un minijuego corto pero divertido de cruzar unas dunas de arena hasta unas fogatas, además de poder probar el juego de la 8 bits.

El juego te enseñaba en tutorial el manejar las motocicletas para usar turbo convenientemente en pendientes en estadios como circuitos al aire libre que me parecían más amenos, hasta con precipios que a multijugador siempre era divertido quien se estampaba o caía. Era algo raro en poder tirar a tus contricantes al suelo y es que debían tocar su rueda delantera a tu trasera ladeada para tropezar, siendo a veces el uso de la CPU de forma frustante.

Star Wars Episode 1 Racer: Una de las escenas más recordadas de la película era la gran carrera de vainas. Tenías la posibilidad de manejar a los corredores en totalidad, como Anakin y rivales. Watto era quien te vendia piezas y motores y conseguias dinero para ir mejorando. Con velocidades extemas debías ir con cuidado de no chocarte o aparecias de nuevo perdiendo tiempo. No recuerdo mucho más, solo que me parecía un juego notable pero lo vendí para comprarme otros juegos y tampoco soy un fan de Star Wars para apenarme por ello. Retante y recomendable para carreras de muchos reflejos y a 2 jugadores. A veces dejaba la pantalla de título para escuchar el fragmento que había de Duel of fates de la película :D.

Perfect Dark: Cuando la gente disfrutó de Goldeneye y Rare no pudo mantener la licencia de Bond, todo el mundo espero a la secuela espiritual que es este videojuego. En vez del machista espía controlamos a una joven espía llamada Joanna Dark recien titulada de agente secreto para combatir una conspiración  alienígena en un futuro no muy lejano.

Novedades como poder desarmar a los enemigos como golpeando o disparar a sus armas, monton de armas y objetos con funciones secundarias, multijugador a 4 jugadores y hasta otros tantos bots para modo contra a todos o equipos, modo entrenamiento de tácticas y de armas con pruebas de tiro, modo campaña con su veintena de fases y esta vez si con voces en inglés y textos en castellano. Graficamente  superior en muchos aspectos, tales como efectos de luz tanto de armas, explosiones o estropear las luces del escenario, escenas grabadas de duración aceptable, animaciones mejoradas y nuevas además de cuerpos que tardan en desaparecer y hasta manchando de sangre la parte donde reciben disparos o charcos de sangre, con inteligencia artificial muy decente para maximizar el simular el estado de misiones secretas sin que te descubran.

El juego empieza con escenarios de edificios, casas, áreas secreas y acaba en territorios desolados o naves y planeta alienígena. Pero es curioso como este y Goldeneye tiene partes de las misiones por pura decoración para recrear el ambiente de una arquitectura realista. Rare contrató realmente a un arquitecto para que tuviera cierta lógica en ambos juegos y de allí ese mimo  en escenarios y sin caer en la costumbre de solo pasillos y pasillos sin más que un tipo de textura para el nivel, recreando el hecho de estar accediendo a edificios.

Puedo seguir hablando pero se me hace tarde, jarl. El juego fue de los primeros en funcionar con Expansion Pak, accesorio que hablaré a final de artículo.

Jet Force Gemini: Acción en tercera persona o cámara al hombro, controlas a 3 personajes principales y uno extra en pequeñas fases donde debes disparar a diestro y siniestro una horda de hormigas humanoide espaciales que masacran seres peludos tribales. Curiosamente el juego iba a ser con dos personajes con aspecto entre aniñado y super deformed pero Rare tuvo que cambiar por Nintendo los diseños mucho mas estilizados, siendo raro ver a una “niña de 9 años” con pechos y con un mini lanzacohetes con falda. Pero del perro Lupus no se dijo nada.

El juego tenía estilo desenfadado en paletas de colores a ratos y en otros asfixiantes tonalidades para recrear lugares de bases enemigas, un gusano en el interior o naves especiales. La música es de las mejores de la consola, aprovechando al máximo y dándole un aire menos ratonil, pareciendo de orquesta. A veces iba a ciertas fases a escuchar la BSO más que rejugar. Los efectos de luz y claroscuros hacían ver que era un motor de juego que dejaba atrás en detalles a Goldeneye, Banjo y Perfect Dark. El modo multi era algo sosillo y era más juego de primera persona con peliagudos enemigos finales, como el último, Mizar, que nunca llegué a pasar y cuando me enteré por youtube el giro de la historia me pareció una tomadura de pelo y me supo menos… hasta que lo vendí y hace dos años lo conseguí de segunda mano. Desgraciadamente la consola se petó, y ahora no puedo rejugar :(.

Recomendable juego, con el sello de Rare.

Banjo-Tooie: Secuela del juego de plataformas del oso y pájara que también te permite manejar a Mumbo de forma anecdótica pero interesante. Esta vez Gruntilda arrasa el lugar inicial de la primera parte para descubrir nuevas entradas a otros mundos. El juego está traducido al castellano con lo que los gags son fácilmente cachondos de leer y el humor negro persiste más al morir un personaje secundario a comienzo de partida siendo un segundón. No quiero alargarme mucho, es de sobras conocido mi afición a las plataformas de Nintendo y fue un juego que te parodiaban el uso de primera persona disparando huevos como un centenar de objetos a recoger, transformaciones divertidas y enemigos finales que podías volver a enfrentarte en el menú principal. Las escenas grabadas se duplicaban con todo el humor inglés de la saga y no había lugar sin unos guiños o diseño de niveles pensados en conectarse para objetivos diferentes.

Vamos que si me gustó el juego original, este me gustó igual.

Donkey Kong 64: Si Rare se hizo valer en SNES con la saga de Donkey Kong Country, ¿por qué no llevarla a la 64? Reconozco que le tenía muchas ganas a este juego, y más después de la saga de Banjo. El caso es que me defraudó en parte. Para nada es mal juego pero parecía a ratos poco pulido.  Puede que Tooie saliera algo después pero a ratos los controles hechos para poder golpear y más acciones me parecían poco trabajados, algo aparatosos como el manejar ciertos objetos y la recolección se multiplicaba por 5, a veces algo pesado. Las escenas grabadas eran buenas pero a ratos algo destrozadas de su humor por una traducción algo cutre por parte de Nintendo España. Eso no quita que el juego sea un plataformas divertido, retante, montones de jefes finales, fases con vehículos, rampas, escenarios variados y motor gráfico a ratos más pulido que otros momentos. Pero Country es mucho country y me quedo con esa saga. No recuerdo si fue este o Perfect Dark que necesitaban para funcionar e incluía uno de ellos el Expansion Pak, creo yo que este cartucho.

Conker’s Bad Fur day: Rare podía venderte un juego de disparos como adorables personajes saltarines o conducir vehículos. Fue cuando su enésimo plataformas se vieron repetitivos y dieron una vuelta de 180º para crear uno de los juegos de la 64 bits más groseros en gráficos coloristas llena de sátiras y parodias de cultura popular especialmente del cine, videojuego y dibujo animado.

Todo empieza con una ardilla que se alistará para una guerra en pocas horas y al salir de farra se pierde de camino a casa, unos esbirros del rey pantera malvado de la zona secuestra a su novia coneja y quieren simplemente capturarlo para arreglar una pata de una mesa siendo el de la estatura adecuada que el maldito monarca usa para apoyar su diario vaso de leche. Contada a grandes rasgos ya suena absurda y graciosa por igual. Imagínate el resto de la historia. Girasoles de grandes pechos que un abejorro rey desea “polinizar”, una reina abeja cornuda, un científico loco que ayuda al rey pantera, y decenas y decenas a cada vez más absurdos personajes donde parodias a Terminator, Godzilla, Matrix, Alien, Naranja mecánica son la inspiración de uno de los protagonistas de consola más soeces de aspecto adorable no duda en querer ganar montones de dólares, ridiculizar enemigos, adietrar un raptor o apagar fuegos y mojar gente con meados a base de birra.

El juego en base de plataformas y aventura, pero en una fase combates con guerreros tribales como entras en una disco, te alistas en una guerra contra osos de peluche inspirados en los nazis y decenas de situaciones a cada una más demencial.

Los colores y efectos de luz y sombra son geniales, las animaciones de la ardilla graciosísimas y el inglés aunque a ratos censuran palabras es facil de entender lo que estan soltando soezmente, con lo que las escenas son muy amenas de ver. Incluye modo multijugador algo mejor que el de Jet Force Gemini y no puedo hablar mucho más porque hay infinidad de detalles interesantes.

La gran anécdota es que este juego no fue publicado en España, no queriendo distribuirlo Nintendo en sí, asi que fue mi primer pedido on-line en la red a Amazon de Gran Bretaña. Fue una oportunidad maravillosa de no perderme este juego por importación. Guardo el juego como un tesoro por estas características comentadas.


Super Smash Bros: Un bombazo para la última hornada de juegos de la consola donde podías luchar con y contra personajes clásicos de Nintendo. Después de carreras, tableros de juegos, deportes, los personajes usan sus mejores técnicas para enviar al adversario fuera de la pantalla, al cielo o a los precipicios.

Es un juego que el humor y homenaje a sagas rebosan a unos níveles que muchos les maravilló que no hubieran hecho un juego antes así.  Se creó una saga con dos secuelas más, para Gamecube y otro para Wii. En cada entrega se suman más personajes de la compañía japonesa y hasta invitados de compañías de la competencia. Sin duda un juego que los escenarios de lucha con músicas, paisajes y objetos, power-ups no hay pocas menciones a sagas y recurren a cambios dinámicos como plataformas temporales, pokemons que aparecen, muelles, y lo que sea para unas partidas a 4 jugadores grandiosas.

En cada entrega se suman más modos de juego, recolección de objetos que repasan la historia de cada videojuego mencionado y siempre aun siendo una saga de humor y lucha desenfadada, resalta lo épico en sus escenas, música orquestada o remasterizada y queriendo proximamente entrega para la nueva consola de Nintendo.

Mario Kart fue un descubrimiento, spin-off genial. Pero Super Smash Bros bebe de la saga de Mario y de toneladas de licencias adaptándolas en luchas rápidas, a veces cuerpo a cuerpo como usar objetos a nuestro favor y saltos de gran distancia.

Grande Sakurai. Después de crear Kirby, vino y realizó una potente saga.

Juegos prestados, alquilados:


Killer Instinct Gold/Blasts Corps/Diddy Kong Racing:  Resumo. El primero es una secuela del Killer Instinct donde se añaden nuevos personajes, escenarios 3D jugables 2D salvo ir a un lado a ratos y personajes en sprites a gran tamaño. No recuerdo mucho pero mantenía su esencia y los combos kilométricos con nuevos ataques finales y el humor negro de la saga. Desde entonces no salió secuela alguna y es una petición clásica en cada porra cuando Rare dice de pensar juegos nuevos.

Blasts es un cuerpo con aires de arcade. Destruyes edificios y demás con vehículos para dar paso a unos camiones con una carga peligrosísima. No recuerdo mucho pero se puede decir que es un juego olvidado de la compañía pese a que su idea era fresca y  diversión y habilidad a buen ritmo.

Diddy es un spin-off de la saga de los Kong donde mezcla el tema de Mario Kart con Mario 64 con el toque aventura, coleccionar un objeto dorado y abrir puertas con sus mundos. Es un juego mucho más táctico en ocasiones que el de Mario, aunque tiene personajes para algunos muy endulcorados, fue la presentación pre-oficial de Banjo y Conker. Ambos no tenían diseño oficial y hasta la ardilla tenía un aire estúpido y risa cargante de pito. Otros personajes eran cameos en entregas de juegos de Rare y el multijugador era increíblemente bueno. Los modos todos contra todos recordaban y a veces superaban a Mario Kart al menos en poder manejar aviones, karts o hovercrafts. El acabado gráfico y sonoro era de 10 y solo era cargante la bajada de frames en momentos de carreras. Un buen juego que Rare quiso crear secuelas pero nunca llegó a realizar en ninguna consola. De allí que su espinita se materializó en Baches y cachivaches, para algunos la perdición al regreso de Banjo y Kazooie en un buen juego pero perdiendo la idea original de plataformas.

ISS 64/Goemon 64: El primero es una secuela directa de SNES con mejoras gráficas obvias además de repeticiones por tu cuenta en la partida, editor de futbolista, y los modos clásicos de siempre. Realmente me parecía buen juego pero si lo alquilé fue porque junto con Turok 1 de los más caros, siendo de 15.000 antiguas pesetas :P. Konami realizó más juegos geniales y no solo de deportes como…

Goemon. Un juego de aventuras que viene de una saga de juegos de anteriores consolas. El humor, las batallas paródicas con robot gigante, el hecho de que el prota podía conseguir transformarse en supersaiyajin en estética, diálogos absurdos y un montón de ideas divertidas que incluso cuando no tenía memoria de tarjeta lo alquilaba por si llegaba más lejos. La banda sonora era buena y más si incluía un tema cantada, algo poco usual en la consola. Manejas a 4 personajes además de batallas contra robots y todo con estética desenfadada en la época medieval algo surrealista en Japón. Los gráficos no eran a veces los mejores pero tenían detalles buenos y cumplían con la idea de enfrentarse a bichos en campo abierto, castillos o expresiones cachondas de los personajes, y segun pasabas lugares iban mejorando.

Bueno estoy a punto de acabar. ¡Acabemos con los periféricos, esos accesorios a ratos geniales y otros saca-cuartos!

Controller Pak: Una sencillísima tarjeta de memoria que reconozco que las Memory Card de Playstation eran mejores en diseño, efectividad (la de veces que se me borró partidas un día para otro) y encima no tenían menú directo. Mantenías Start y alguno había pero muy básico y tosco. Con Gamecube aprendieron y son igual de buenas que las de Sony, por suerte.

Expansion Pak: Nintendo 64 además de entrada de cartuchos, cuatro puertos de mandos de control (lo mejor), una entrada nunca usada para el 64DD que fue un fracaso absoluto, en la parte superior había un espacio para una futura amplación de memoria Ram. Eso hizo que los últimos juegos de la consola y no todos tampoco aprovecharan para subir resolución, o poder jugar con buen rendimiento (lo normal, no mucho mejor :D), y hasta el poder jugar a ese juego.

Es una idea algo risible pero a veces con Wii dan ganas de que hubieran sacado más potenciaXDDD. Bueno Sega siempre hizo accesorios mucho más estrepitosos… creo. Salvo el siguiente.

Transfer Pak: Un mero sacacuartos. Algunos juegos eranlanzados version N64 y GBC, y se podían transferir datos que podían ser extras un tanto inútiles de la una a la otra. Esta parida fue mejorada al menos een Gamecube con Game Boy Advance usando la consola portatil como un mando de control y compartir datos. Pero N64 eso, más sacacuartos todavía.

Rumble Pak: Este invento parecería una tontería si no dijera que impulso el actual modo vibración tan normal en los mandos de control de hoy en día, para sentir los golpes del juego “en ti”. Bastantes juegos lo usaron y de allí que luego Playstation sacaran ese revisión de mando llamada Dual Shock, además de incluir dos sticks analógicos. En juegos como Ocarina of Time servían  para descubrir secretos al vibrar el mando en cuevas secretas, además de los golpes recibidos. Era algo tosco el hecho de un vibrados en lo extremo del mando, pero temblaba de maravilla. Desde entonces es una idea sencilla desde fuera pero de allí que piense que es el mejor accesorio para la consola.

Y aquí acaba… este será el artículo más extenso salvo Gamecube que un poco más y lo supero. ¡Saludos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s