Archivos Mensuales: octubre 2011

Bodrio infantil (8): Psicosis II: El regreso de Norman

Estándar

Para esta víspera de día de Todos los santos, difuntos, Jaloubin tenía pensado comentar una película regulera de terror de mi infancia (de nuevo explicando el porqué de “Bodrio infantil” en el título, no siendo para niños)  como ya hice el año pasado con la historia estúpida pero descojonante de Cathy.

NOTA: Si no has visto Psicosis aviso que destripo esta peli y la secuela ahora comentada. No sigas si no quieres saber más.

De mis primeras películas que vi en VHS fue la gran historia de Psicosis (Psycho, 1960) por Alfred Hitchcock. Aun hoy en día me sorprende ciertas escenas, planos y un final en teoría ya sabido por la mayoría de espectadores. Hasta de los que no la han visto pero si en muchas parodias a lo largo de las siguientes décadas.

Mi madre siempre grabó películas tan buenas como la anterior, como casos descacharrantes siendo ejemplo la anterior pelí comentada Las Adolescentes. Y de estos segundos ejemplos me viene las secuelas de Psicosis. Poco después que falleciera Alfred Hitchcock se empezó a perder el “miedo” a remakear o hasta inventarse secuelas de algunos de sus trabajos más conocidos.

Más de 20 años después, 2-3 como mucho Alfred siendo pasto de los gusanos, deciden seguir la historia de Norman Bates. Si lector, aquel tarado que en un final ya inmortal de la historia del Cine nos hace sentir escalofríos y no hay más para un cierre perfecto… el personaje se rehabilita.

De como pasar de esto…

…a esto.

La primera escena algunos hablan de gran homenaje, otros que es un descaro. Usando la escena original de la ducha (mil veces vista como ya he dicho anteriormente) que acaba con la silueta de la famosa casa de los Bates, hacen la transición entre blanco y negro a color y de noche a la mañana. Es un detalle nada mal hecho y la música de Goldsmith es buena. Pero claro ¿cómo vamos a volver a ver un tio escualido hablar solo de nuevo en esa mítica propiedad?

Durante estas dos décadas Norman Bates sale en libertad a comienzos de los 80 gracias a un doctor interpretado por Robert Loggia. Desde el comienzo de la película quieren que nos empaticemos con el personaje de Anthony Perkins ya que Lila Loomis (Vera Miles), la hermana de la famosa víctima de la ducha lucha para que siga encerrado y se entiende su consternación aunque parece más una feminazi de programa de sobremesa.

Y es que te imaginas a personajes del terror 20 años después saliendo de su celda y piensas con que te saldran para que sean de nuevo homicidas, en este caso la película la presunta intriga es si vuelve a trastornarse o le extorsionan para que enloquezca.

Pensando en ejemplos si hubieran sido rehabilitados me viene a la cabeza algo así:

Me vienen en plena calle que levante la mano derecha sin guante encima y así se me ha quedado. Lo más gracioso fue una lengua de cerdo pegada a mi teléfono móvil. Y una nana que resulta ser un troyano que suena en mi ordenador. Déjenme en paz, déjenme vivir.

Estaba dando clases de natación (por fín) cuando unos jovenzuelos desprovistos de ropa se montaban delante mía. Donde vaya encuentro un machete y una pareja con el triqui-triqui como los perretes. Es que me vienen provocando, es que me vienen.

Estaba yo en la tienda de juguetes y ya recuperado de mi adicción a poseer el cuerpo de ese niño hasta cuando creció y se fue a la mili, y me vienen a provocar. Niños mandados por sus madres a decirme cosas y poniéndose cuerpo y alma en pompa. Ahora que soy un “buen chico”. Por el amor de Dios, si me queréis irse.

Y este es el resumen de la historia. Le van provocando a Bates. O personajes son odiosos como para enfurecerle.

Para volver a encaminarse en el buen sentido le encuentran un trabajo en una de esas típicas cafeterías de carretera de ayudante en la cocina. Conoce a una chica morena monísima que trabaja de camarera (Meg Tilly, estadounidense por madre y asiática por padre, actriz muy guapa que apenas trabajo una década en el cine y TV, lástima) llamada Mary que para su recuperación decide ayudarla en su presunto desamorío que la despista en su lugar de trabajo.

Llevarla al motel de noche es peliagudo cuando un gordo algo más guapo que Torbe ha convertido el local como reunión de parejas, un gran picadero por su lejanía. Bates le despide de su cargo de director y Mary aun recelosa al saber algo de su pasado se queda en casa.

La película es en parte comedia no intencionada ya que al querer devolverle su demencia, parece como un ex-adicto que le ponen la adicción en sus narices, como esta escena:

Como el estúpido del ex-director de su motel viene para insultar a su nueva amiga y si durmió con el y una nota de su presunta madre muerta en la rueda de pedidos, una escena algo torpe donde no sé como pasa de estar leyendo a dar un golpe en la bandeja de la freidora  sin querer  quemando con algo de aceite al jefe al ponerse nervioso. Así no tiene gracia pero viendo la película me reía. Parecía estar viendo algo entre Tom y Jerry y Frank Drebin.

Una cosa graciosa también es que la traducción de la nota con voz en off de su presunta madre (no se si en VO es igual o en España se tiene la manía de poner voces en textos y no subtítulos en ocasiones) de “whore” es “fulana”. No es incorrecta aunque luego volveré a decir el porqué me hace gracia, evitando decir “zorra/puta”.

Como su nueva amiga ve que la defiende de ese Torbe americano, decide dormir allá de nuevo y hasta ducharse. Intentan homenajear a la manida escena, hasta plano de debajo de la alcachofa (la ducha, no parte íntima, degenerados) y vemos a Meg Tilly en un desnudo trasero… demasiado bueno para ser cierto y leyendo que fue una doble de cuerpo. Ay que pena.

Vemos un agujero que viene del cuarto de la madre para espiar en la ducha. ¿De quién es ese ojo? ¿Bates dándole como un mono y luego rapidamente baja al piano a tocar la sonata Claro de Luna de Beethoven? ¿U otra persona?

Más tarde aparece de nuevo Torbe para recuperar sus cosas que dejó en recepción pero una silueta conocida como de mujer mayor canosa en moño y cuchillo alzado para matar se presenta ante el.

El cuerpo no aparece hasta más tarde, unos jovenzuelos creyendo que nadie vive ahora se cuelan en el famoso sótano y otra vez la conocida temible silueta reaparece para matar al chico que había venido a manosear a su novia.

Bates de pronto llega a casa y el cuarto de su madre no está desordenado y sábanas cubriendo muebles, parece como si su madre volviera a habitar alí, encontrando otra nota poco agradable:

En esta ocasión la voz en off dice “mujerzuela” en referencia a “slut”. La traducción no es de nuevo errónea pero en verdad siendo la presunta madre diría “zorra/puta” y el actor de doblaje de Bates exclama “¿Mujerzuela?” pareciendo que el también duda de esa traducción tan mojigata.

Creyendo ver a su madre es una trampa que le encierran en el ático y el duda si es el mismo que tiene momentos que desconecta de la realidad y mata. Mary resulta ser la hija del personaje de Vera Miles. Su plan de volverle loco para encerrarle se descontrola, alguien mata y no es Bates.

Esta parte de la historia estaría interesante si no es que luego es muy tramposa. Norman habla que no le habla su madre, sino su Verdadera Madre.

Mary empieza a defenderle pero se vuelve inestable con lo que se encierran en un cuarto pensando si hay la Madre y abrazándole para que se tranquilice el exclama “Hueles muy bien, como emparedados de queso” ¿¿??

Pero Lila Loomis sospecha que está a punto de trastornarse por completo, se cuela por el sótano y…

¡Nadie me roba el disfraz de Halloween y cosplay del Salón del Manga!

¡Otra persona se disfraza y le apuñala por la boca! Hay que reconocer que es original ya que en películas de Terror siempre gritando dan ganas de meterle por la boca el cuchillo/cuchillas/machete. Tengo que confesar que me hace risa y a la vez me parece una de las mejores muertes que recuerdo, pero le quito 100 pt ya que… Lila Loomis fue la que sobrevivió en la película original y aquí es vilmente humillada (algunos les puede parecer lo mejor pero” mira que es de buena persona” querer arriesgarse de forma tan gilipollesca). Muerta por bocazas hala.

Aquí la película no puede ser más tonta cuando hay una de las peores muertes vistas:

A partir del minuto 1:36 vemos como otro idiota se cuela sin avisar en la casa en este caso el doctor de Bates. Vemos como se pone detrás de una asustada Mary Loomis diciendo “te tengo” creyendo que es Lila Loomis y como es normal ella se defiende. Atentos al sonido que hace al ser apuñalado y cayendo por su peso encima. Suena como a balón deshinchado de playa. Luego más escenas bochornosas como cambiando de plano detalle de una réplica de manos apuñaladas por un cuchillo que presuntamente son de Norman Bates. De niño me reía de lo poco creíble que eran esos cortes (nunca mejor dicho) en la escena.

El problema radica que cada muerte intenta ser como la primera muerte de la película original. Primer plano de la cara de alguien, grita, primer plano del cuchillo alzándose, una silueta sin ver la cara y apuñalando. Pero aquí eran menos cortados que Alfred en el gore y se nota. Además de un montaje calamitoso en escenas.

Total, Mary va a matarle creyendo que el mató a su madre de forma puñal-fálica, aparece la policia, disparan a ella. Una escena muy vergonzosa que intenta homenajear pero siendo irónica en esta ocasión. El sheriff quiere aclarar que ha pasado diciendo que Mary se volvió loca y bla bla. En el film original era la desvelación genial, aquí en verdad es que no tienen idea realmente que ha pasado salvo creerse que de pronto una chica se vuelve loca en unos días. Pero llega el giro final…

¡Bates fue criado en verdad por su tía chiflada! La mujer mayor que trabaja en el restaurante resultó ser la verdadera madre. Le fue entregado a su hermana por no poder cuidarlo y aparece luego en la casa después que Bates no se le impute crimenes y realmente no ha hecho nada. Pero más subnormalizante es que esta mujer tambien ha matado al ex-director, al chico joven y a Lila Loomis. Vamos que viene de familia el ser un asesino nato, confesándose ante su desequilibrado hijo que le abandonó y tambien llamó algunas veces ¿?

Como Norman al final consigue volver a tener madre, la recibe con una gran alegría…

Y aquí acaba la película. Toda la película y el no ha matado a nadie, sino su Verdadera Madre. Qué parida de final. Salvo el palazo y darle té con veneno claro. Al final consigue otro cuerpo de mujer mayor para ponerlo en la mecedora junto a la ventana y dan a entender que el hotel es reabierto, el tiene otra vez voces en su cabeza y cuidado que ha vuelto.

Una secuela innecesaria, dirigida correctamente o actores no son malos pero de pronto hay algunas cosas torpes, tramposas y parodian de forma consciente o no la película original. He de avisar que la tercera parte Bates sigue rehabilitado y de allí que la segunda parte su final no viene a cuento luego. La cuarta parte es una película de TV que cuenta la infancia de Norman Bates con su chiflada madre.

Al tenerla vista se me ha hecho menos larga de lo que es y tenía en mente esas muertes o puñaladas cutres. Ejemplos sangrantes como El Exorcista II y esta dan que pensar. ¿Como pueden forzar de una forma tan idiota una historia con un cierre sin fisuras a que luego los protagonistas originales sean simples copias poco serias? Asi es Hollywood. Recordemos que hasta Tiburon ha tenido secuelas a cada cual peor y siendo un escualo sea ridículo que persiga a una familia, es cuanto menos curioso.

Os deseo un buen Día de todos los Santos. Y buenos palazos.

Jónsi, Lesbianos y Krueger.

Estándar

Adelanto los futuros DVDs y CDs que comentaré en el blog. Es una nueva sección que iré ampliando para informar y analizar ya que existen páginas fantásticas en web pero siempre quedan dudas que contiene alguna futura compra.

Jónsi – Go Live (CD+DVD)

Love of Lesbian – Aquellas noches de incendio – Últimos días de 1999 (2 DVD+ CD 1999)

Pesadilla en Elm Street Colección (7 DVD-Películas+1 DVD Extras+cómic de DC en inglés)

Cada compra me ha gustado por su contenido principal, eso no quita que cada una tiene sus pros y contras. Permaneced atentos para saber que nos depara en cada uno.