III MAREMOSTRA – Palma International Film Festival. 26 – 31 de mayo 2014. Pre-muestra (24 de mayo, Ocimax): “Storm Surfers 3D”.

Estándar

maremostra_av

 

Este mediodía, como antesala a a la III edición de Maremostra de Palma de Mallorca, se ha proyectado en las multisalas Ocimax el documental australiano “Storm surfers 3D”.

 

 

storm-surfers-3d

 

Esta semana que viene voy a dedicarme si me es posible escribir una entrada diaria en el blog a las proyecciones que asiste, ya que he sido uno de los afortunados en ganar un abono de 10 películas, aunque válido a partir del lunes 26. Pero eso no me ha detenido a acercarme en esta sesión pre-inaugural, ya que el precio normal de cada entrada del festival consta de 3€. Y cual fue mi sorpresa que el título de “3D” se cumplió, siendo la versión con ese efecto con la ayuda de gafas para la ocasión que se reparte en las salas preparadas para ello de Ocimax.

 

 

 

Y es que tengo que decirlo: no suelo ir a ver películas en 3D. Desde hace unos años con Avatar y Up, me interesaba poco o nada al pensar lo de encarecer las entradas y pocas películas cumplían con un efecto satisfactorio. En este caso ha sido el de potenciar la visualización del documental de forma recomendable, y qué voy a decir, una ganga con ese precio de festival.

Visualmente no tiene contras algunas, es más, era la primera vez que me afectaba bastante el efecto estereoscópico en una proyección al comienzo, al haber muchos planos con la marea del mar en primer plano. Y de buen inicio las salpicaduras por cámaras delante de motos de agua, tablas y destellos que te “impactan” a la vista.

 

Y otra cosa que tengo que confesar es que no soy nada seguidor del surf. Pero si que me interesan los documentales, y da igual de tipo social, o de deportes como alpinismo o en este caso de la tabla. Esos documentos audiovisuales donde, quizás no comparto su visión de vivir la vida al límite, lugares inhóspitos y extremos para practicar ejercicios. Pero entiendo su pasión y el que personas sientan estar vivos en tales situaciones. Puede ser batir un record, como escalar una cima por primera vez o un camino totalmente nuevo, y en este caso el encontrar las mayores olas, además de encontrar nuevas en el mundo, nunca surfeadas.

 

Siguiendo con la comparación de los alpinistas con surfistas, siempre se ha caracterizado desde fuera que los primeros de unos deportistas con semblante sereno, casi estoicos ante paisajes como los montes más elevados del planeta. Por el contrario a los surfistas como unos alocados, el buenrollismo y como unas estrellas del rock en Hawaii y más lugares costeros, con sus rizos y viajes en busca de las olas. Pero si que comparten esa atracción a lo desconocido, si van a poder montar esa masa acuática de 20 metros erizándose hasta romperse, conocer un terreno peliagudo y hasta las posibilidades de ser tragados o empujados hasta rocas por la fuerza del agua.

Puede que el protagonismo que más me haya interesado fuera por Tom Carroll, al contar como además de padre de varias hijas de distintas edades, en el pasado sacrificase una buena oportunidad en su carrera al defender a la causa del apartheid, negándose a participar en el campeonato en Sudáfrica de 1985, pero también siendo una estrella de rizos rubios y ningun temor a las temeridades de la juventud. Entonces pese a ciertos sustos que soms testigos, con 49 años de edad en el momento de la filmación, parece volver a sentirse pleno de energía y pasión. Anteriormente se había pasado años siendo más el acompañante de Ross Clarke-Jones, con menos triunfos que su amigo pero más alocado y según el “menos maricona”.

 

Promete con lo que dice, vistas espectaculares dentro de las olas, como desde helicóptero y a lo largo de los cuatro meses de invierno en Australia, la temporada de las grandes olas, además de como consiguen y no siendo precisamente unos críos, seguir apasionados del surf y buscando nuevos retos. Aunque en mi opinión me habría gustado explicar más de su pasado, o momentos familiares, pero esto es personal, porque como dije antes no soy fanático y menos conocedor del deporte, y queriendo descubrir más sus figuras, aunque este documental trata de sus vidas actuales y concretamente de su pasión.

 

Realmente el 3D me parece estupendo para estos documentales, deportes extremos en plena naturaleza donde la cámara es llevada hasta el mar, sus fondos, y en otros de naturaleza marina o algunos que he visto anunciados de skateboarding, ayudándote a meterte en la situación e imágenes poderosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s