Archivo de la etiqueta: cutre

Zipi Zape y el club de la canica. ¿Futuro bodrio infantil?

Estándar

Estoy muy vago para escribir un Bodrio Infanfil, pero mientras aparecen películas funestas que no hacen más que alimentar mi malsana curiosidad. Esas películas pensadas en su teoría para el entretenimiento y disfrute de los más pequeños de la casa y familia en general.

Hace un par de días se anunció el teaser de la nueva película de Zipi Zape. ¿Qué quienes son estos dos? Pues para tener 27 años y haber dejado de leer tebeos o concretamenta historietas españolas, reconozco que antes que Mortadelo y Filemón leí bastante de estos dos mellizos (¿o gemelos pero de distinto color de cabello? yo que sé), rubio y moreno, traviesos y fracasados escolares, y encima del “Barça”. Estos cómics se publicaban hace ya décadas, creados por el ya fallecido José Escobar, en las que pocas aventuras imaginativas se embarcaban… eran muy mundanas, que si travesuras, otras que ellos no tenían culpa de nada, padres tocapelotas, etc. Tan sólo tenían una historia larga y muy imaginativa al estilo cómic europeo como es “El tonel del tiempo”, donde al pasar por un susodicho iban a parar a una época pasada, dando unas aventuras alejadas de ¿La Barcelona? de tiempos de nuestros padres.

Zipi y Zape ya tuvieron su propio largometraje, con resultados muy surrealistas y absurdos siendo herederos de los alocados años 80 en España y esas películas infantiles, con extravagantes aventuras como “Enrique y Ana”.

Mortadelo y Filemón han tenido ya dos películas de actores de carne y hueso, y cada vez más ridículas y casposas. Ibañez sigue publicando álbumes, y quieren hacer una tercera entrega aunque esta vez totalmente en CGI por los responsables de Planet 51. ¿Pero qué motivo ha llevado, como por ejemplo Antena 3, a producir una película de Zipi y Zape? Ni idea. Pero más desconcertante es su propuesta… analicemos su corto pero poco esperanzador teaser:

“En cada colegio, en cada clase, en cada pandilla, siempre han existido estudiantes traviesos. Chicos rebeldes que solo piensan en divertirse, en hacer la vida imposible a los adultos. Pero nunca ha habido alguien como ellos”.

A ver… muchas cosas para comentar en sólo 40 segundos de teaser, una voz en off y un par de imágenes de promoción. Esa voz en off para películas fantasiosas, de Disney en España, no lo veo mal, pero la frasecita de marras…

Traviesos es una palabra que describe bien a los hermanos, pero no entiendo ese intento de ¿épica? porque existan niños revoltosos. Y eso de nunca ha habido alguien como ellos… ¿Tirachinas, estudiantes de primaria, futboleros, del barça? Quizás lo más curioso es que tenían un cuarto de cástigo, el cuarto de los ratones. Pero pensemos en Bart Simpson, en Daniel el travieso, Shin Chan.

Veo bien que quieran hacer una película de aventuras, de niños traviesos, alguna especie de internado… pero ¿por qué coger a estos personajes, que hace años que se quedaron para su época y no intentos muy vagos y casposos de modernizarlos?

Como bien decía mi hermano mientras nos reíamos casi hasta echarnos al suelo en casa delante de la pantalla “¿A que vienen esas siluetas? Son muy genéricas, no veo nada que resulte reconocible, y tanto misterio?”. Recuerdo que ambos hermanos tenian un cabello parecido pero bien reconocible pero con niños reales… no parecen más que dos  palurdos ante un muro. ¿Tirachinas? creo que usaban pero si hubieran tenido en sus manos unas calabazas pero como ya digo… ¿qué niños en la actualidad deben leerse Zipi y Zape?

Quizás también he dejado de ser niño pero hasta yo, que he leído sus historias, y no podían hacer mucho para una película interesante, tan sólo meterles cosas fantasiosas o muy aventureras o alejados de sus lugares de siempre, reconozco que meterles en un internado y rebelarse con otros niños es más movidito que si suspender matemáticas. Pero por favor, esto es más como “Padres que reconocen quienes son estos personajes” y no poner un título como “Club de la canica” a secas y que no se van a comer un pimiento.

En conclusión, lo siento por Antena 3 y demas productoras, además del equipo técnico y artístico de la película. Viendo por encima tal lista de responsables me da miedo, mucho miedo. O como decir que los protagonistas fueron elegidos entre 5000  candidatos. O lo que es lo mismo, preparaos para dos jovenes ¿actores? que fueron los ¿mejores? de 4998 restantes. O son actorazos o son como muchos niños que he podido ver en las películas comentadas en el blog que raramente han vuelto a rodar algo.

Y sin embargo, después del truñaco de “Capitán Trueno y el Santo Grial”, estoy por verla, en una lucha interna sabiendo del mojonazo que estrenaran y esa curiosidad malsana que tengo por lo cutre. O quizás esta ocasión estoy totalmente equivocado y será una gran película familiar que me cerrará la boca. Ojalá. O a lo mejor es un mierdolo y me divertiré y sufriré a partes iguales escribiéndolo en un año por aquí.

Anuncios

Bodrio infantil (13): Amityville 4: La fuga del demonio

Estándar

Hace pocos días me vino a la cabeza unas escenas ridículas de una película ochentera de terror, algo sobre una lámpara de pie maldita, un niño rubio con tupé que tenía un aspecto que dudaba de su edad de verdad, y sobre todo que no me dió miedo sino risa al verla hace años de niño una tarde de domingo en Tele 5. Empecé a buscar por internet y pude saber que era una secuela de la saga de  Amityville. Serie de películas que no me interesan pero con esto que deseaba volver a verla y reírme un rato. No fue en vano la búsqueda. Es más tontamente entretenida de lo que recordaba.

He escogido esta carátula de DVD por la gran tensión y suspense que ofrece… no, es que me ha parecido un ejemplo de cutrez por poner a un sacerdote que apenas se ve unos minutos Y NUNCA CONOCE A LA FAMILIA PROTAGONISTA (no así con el joven sacerdote que vemos más en pantalla y si sale junto con estos personajes), viéndose aquí con una inusitada y cercana postura de manos en hombros de las actrices principales. También que el personaje de la abuela apenas cambia de expresión y es más carapalo que Amparo Baró.

La historia empieza cuando un hombre (no se si un agente inmobiliario o que, ni idea) espera la llegada de los sacerdotes que van a exorcizar la conocida casa de Amityville. Entre ellos uno joven y otro ya mayor que entraran para expulsar el mal… y dentro es cuando empiezan a sacar sus instrumentos de trabajo de forma torpe. Normal que apenas consigan salir con vida. La casa empieza a poltergeistar como temblar lámparas, cerrarse puertas, luces que se apagan y se encienden, moscas pegadas en la ventana ¿? (¿qué culpa tendran los bichos como para ser una imagen de perversión maligna?) Entonces el joven encuentra el objeto que el Maligno ha elegido para presentarse ante él y enfrentarse… una horrorosa lámpara de pie que debieron encontrar en el Rastrillo.

Y sucede que el Demonio se mueve por la casa o algo de su fuerza por medio del cableado eléctrico. Así vemos una graciosa pero no intencionada escena en que una bolita se mueve por el cable hasta meterse en la lámpara. Me recuerda a ese gag visual de los dibujos animados que a su vez parodian al corto de los Lumiere “Regador regado”, con una esfera de agua al estar siendo pisada la manguera.

Los hermanos Lumière nunca pensaron a que llegarían a inspirar

Es tal la fuerza del diablo que consigue aparecer su cara en la bombilla central, estampar al sacerdote y que sea lo más cercano a una eyaculación en la vida que tendrá. Por cierto que cara más ridícula se nos debe quedar a los tíos en ese momento viendo este plano.

Le vemos en un hospital que realmente no sé cuanto tiempo queda insconciente, solo que los objetos de la casa son puestos en venta en esas típicas ventas en garaje ¿? ¿Acaso la casa ha sido comprada? ¿quien tiene la fantástica idea de enseguida vender estas cosas y antes parecer la casa que nadie se acercaría? El sacerdote anciano dice que está sin ser maligno alguno residiendo en la casa, asi que todos sabemos que ahora es la lámpara… lo que nada inesperadamente es comprada por alguien y llevándose la desgracia a casa.

¿Se imagina uno si en vez de esa lampara hubiera sido este flexo que venden con con forma de cabeza de gato? Como en internet, todo mejora si añades un gato.

Lo mejor es que no es una de esas escenas con suspense de alguien mirando un objeto maldito y quedándose prendado por alguna aura o una atracción por engaño del demonio. Es que la anciana que compra tal abominación lo hace para descojonarse y mandárselo a su hermana que está a la otra punta de EEUU, California.

Pero es estar riéndose y cortarse con un borde afilado de la fea cosa. Y sufrir un tétanos incurable que se extiende del dedo hasta su organismo y morir… ¿acaso el objeto se sintió ofendido, burlado y solo ser comprado para tal cosa y no vivir en su casa? Satanás es un celoso mamonazo. Realmente es una muerte gratuita, y nadie más sufre algo así al tocar el susodicho objeto.

Esta película tiene ciertas silimitudes con La maldición de Cathy como que al tocar el objeto principal maldito te deja la mano hecho un cristo… una sola vez. También compartirá más cosa que iré contando.

Total que empieza a sufrir esa infección y aún decide enviarle ese objeto a su hermana, “la broma hasta la tumba” se debe decir. Así conocemos a los verdaderos e interesantes protagonistas (ya es común que diga esto y es realmente lo contrario en lo de interesante).

La familia Evans, una viuda y sus 3 hijos que por la reciente muerte del cabeza de familia deben trasladarse a vivir a a casa de la abuela. Consta de un niño de ¿13? ¿16? (en realidad tenía 20 años el actor pero de allí esa apariencia curiosa que no distingues su edad) con un peinado ya pasado a finales de los 80 y que protagoniza escenas de las más descojonantes. Una hermana mayor que tiene esa extraña belleza que cuanto más cerca y según que lado le mires parece tener cara más tocada que Stallone y a ratos casi guapa, siendo una actriz que uno se fija en que tenía una buena pechonalidad… no trabajó muchos años más y sobre todo de serie B, enseñar sus generosos atributos y poco más. La hermana pequeña es la tipiquísima niña malrollera que debido a la muerte de su padre está más allá que pacá y será la que acerce a la horrible lámpara al ser engañada por el diablo que toma la forma de su progenitor. Al final solo dirá “Mamá he tenido una pesadilla” y antes y después te dan ganas de darle una bofetada.

Finalmente tenemos a la viuda y su madre, como una abuela a veces tan seca que no sabes si es por el personaje o la actriz actua de una forma tan automática que transmite cero emociones. Luego hay la clásica criada que debe morir, o técnicos para realizar chapuzas que son víctimas de la casa.

Al llegar para instalarse, la familia saluda a la abuela y llega al mismo tiempo la lámpara demoníaca. Enchufan esa cosa y los animales parecen más que asustados (un loro y un gato de nombre ridículo como “Pepper”) como molestados por el equipo de rodaje y añadiendo después sonidos que no vemos emitir de su pico y boca.

La primer a noche como si de una actualización automática cojonera de Microsoft se tratara, la lámpara se enciende sola e intranquiliza a las mascotas, además de ver de nuevo esa especie de bolita de energía oscura que pasa del objeto al enchufe, como siendo instalado su poder en la casa. Poderes como: hacer que queme una tetera por el asa, encender una radio mientras madre y abuela hablan de la situación familiar justo emitir la canción que dice ser la primera “nuestra canción” con el difundo marido. Entiendo que un demonio sepa engañar pero no sé como instalándose en la electricidad de casa recoga información tan personal en un segundo ¿? 300 años en Amityville y ahora le interesa por narices una familia en California adoptando esa figura del padre para la niña. Será la crisis de los trescientosañeros.

Una cosa curiosa es que nunca vemos a ese actor en escena … si es que era actor (que no sé si es el caso, seguramente era un conocido del director, algun técnico de rodaje y como mucho luego le pusieron cutre maquillaje para la cara diabólica del diablo). Cogieron a un hombre, le grabaron, lo superponen en los fotogramas y creo que ni habla o mueve la boca. Los creadores diran de una forma ambigua y aterradora sin presencia en sí pero a mi me parece un ajuste de presupuesto. La niña ya estaba chiflada para que confunda a su padre con una lámpara fea… a no ser que este hombre fuera igual de interesante que una lámpara fea de salón.

Como me estoy alargando, voy a resumirlo contando las escenas ridículas:

Sin motivo alguno el diablo toma la forma del brazo y se pone sobre la viuda, sonríe de forma agradable pero se despierta por ello y no  hay nadie más en la habitación. Nunca más sabemos de ese brazo fantasmal.

Sin saber como el diablo ha puesto al lorito ¿ya muerto? en el horno microondas cuando el hijo iba a preparar el desayno.  Y he aquí la escena que me llevo a buscar la película casi desde cero al no conocer el título.

El diablo toma la forma del marido fallecido apareciéndose ante el espejo. EL TRABAJO MÁS FACIL DEL MUNDO DE ACTORES: No actues, no hables, usaran tu imagen, grabar a cámara, alguna foto y listo.

El niño de ambigua edad con tupé juega con una motosierra apagada pero de pronto se enciende y no la puede controlar. Una descojonante escena que recomiendo ver en el siguiente video de Youtube  a los 6 minutos:

Una barra de hierro puede parar, ¿o no? una motosierra… ni idea pero resulta que algo tan peligroso lo paran enseguida y otras cosas luego no.

El diablo al tener el control de la casa consigue mutilar la mano del técnico que venía a arreglar enchufes y motosierra, con la trituradora de la pila de la cocina. Me parto como la chica apenas se inmuta salvo tapar su rostro ante la lluvia de sangre. Al final se escucha en conversación posterior que perdió su mano pero no muere. ¡Es más peligroso ahora de forma aleatoria tocar la lámpara!

Ya lo dicen, que el teléfono es de los objetos rutinarios de trabajo con más mierda para echarse en la cara. Pero vemos que puede ser la primera llamada desde una lámpara a un teléfono y luego eyacule una cosa ácida. No masturbeis los teléfonos por si acaso. (Igual le hizo una buena faena para que el joven cura no se toque por las noches).

[Modo fanático de foro de cine] Sustancia negra como la de los ingenieros : O

Ese fontanero además de caerle la mano mutilada del electricista, SE QUEDA ATRAPADO, NADIE LE HACE CASO, EL DIABLO MUEVE SU FURGONETA FUERA DE LA CASA Y MUERE AHOGADO ¿¿?? para que nadie sospeche de su ausencia en la casa… ¿pero y su familia? ¿amigos? ¿compañeros de trabajo con la policía?

Trasladan la lámpara al ático pero la niña sigue hablando con el diablo en forma de su padre, la críada una tarde después de pensar que el fontanero se marcha ve la luz de arriba y muere asfixiada por el cable… la policía determina muerte natural o paro cardíaco. ¿Acaso no habría unas putas marcas de cable en el cuello?

La policía cree si la niña pudo matarla, sin pruebas. Los hermanos no pueden parar a una pequeña niña de 11 años a que vaya al ático y veamos una luz cegadora que haría remover la tumba de Tobe Hooper… si estuviera muerto, en clara copia a Poltergeist (en sí es toda una copia ya con esa niña malrollera). El cura consigue llegar a California, convence a la madre de la maldición y se presentan cuando se produce la última lucha en la casa…

FINAL

El cura no hace una mierda, salvo llegar con la madre. La abuela consigue derrotar a la lámpara echándola por la ventana del ático, cayendo a las rocas de la costa cercana con una exagerada explosión. La familia es feliz aun sin saber que tienen un muerto en el sótano (pobres fontaneros, se coge manía por cobrar mucho pero tampoco es para tanto) y me temo que la policía irá en cualquier día. La abuela irá al funeral de su hermana que vimos al comienzo y sus miembros quedarán al acecho… del diablo ahora en la forma del gato Pepper, que se acercó por giro forzado del guón a la orilla y se le mete el demonio CON UNA IMAGEN FIJA Y ZOOM EN LA SALA DE MONTAJE ADEMÁS DE RETOQUE A OJOS ROJOS PARA SABER QUE ES EL MAL

He omitido ciertos diálogos, algunas escenas también entrañablemente cutres. Pero sin duda un bodrio de esos que me alegro haber recordado.

PD: Iba a poner imágenes de la niña malrollera pero ya tuve bastante con el de Nueva Pesadilla  que hablé unos meses atrás. No falta lo de una conducta infantil de querer ver a su padre aun de esa foma realmente subnormaloide en lámpara, pero a ratos sonriendo maliciosamente porque es una película de terror y luego como ya dije es romper la lámpara y decir que había tenido una pesadilla, si si, claro, ahora sueñas, será guarra. Ojalá la metieran en la cárcel por ser cómplice de morir un fontanero y una criada. Y un pobre lorito que no hizo nada.

Quién lo diría pero hasta la niña de Maldición de Cathy y ser subyugada por su tía fallecida me parece mejor excusa que una horrible lámpara que de pronto provoca un poltergeist en casa como llevar una furgoneta fuera de casa, matar con tétanos a dejar que una otra anciana consiga defenestrarla. JOYAZA.

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (58)

Estándar

Otra noche más recuerdo lo soñado. Una racha que hacía tiempo que no me pasaba.

El sueño de esta mañana empieza mirando una película española en DVD en la tele, que trataba de dos personas ya casi en la tercera edad que deciden ir a un lugar que de jóvenes trabajaron y se enamoraron. ahora ruinoso y abandonado. Lo gracioso es que resultaba ser Jorge Roelas (Marcial en Médico de Familia) actuando de forma sobreactuada y al final acababan acostándose y hasta 69 de forma vertical de pie (no pregunten como se mantenían) para poco a poco iban rejuveneciéndose ¿¿??

El segundo sueño trataba que me introducía en una sala de conciertos algo chapucero y curioseaba lugares ya que buscaba el cuarto de baño pero irónicamente me colaba por todos lados pero la entrada a los urinarios estaba cerrada.

Salía de allí de noche y empezaba el tercer sueño. Veía todoterrenos cada vez más grandes, poco a poco como montes que chocaban entre sí al estilo arena de competición de destrucción. Aparecia unos modelos gemelos ya impresionantes pero una sombra grandiosa resultaba ser ya el más gigante de todos.

Lo más absurdo era que algunas cabinas por dentro no tenían asiento, volante, etc. Resultaba ser como salas de madera de pocos metros cuadrados y conductores sentados a lo yoga, sin que se notaran que fuera estan chocando entre sí. Un amigo y yo hablabamos que era poco util ya que cualquiera podría entrar y apuñalarle enseguida. No busquen lógica. ¿Como se controlaban? no sé ¿mentalmente?

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (56)

Estándar

Después de muchos días, he podido recordar los de anoche. Y vaya mezcla.

En el primero realmente no es como si fuera yo, parecia una historia de otra persona. Iba a una especie de escuela donde se puntuaban por muchas cosas, hasta por llegar pronto a otras zonas que estaban separadas del recinto en otro lado de la ciudad. En una de ellas había una competición que me recordaba a esos concursos de montarte un vehículo casero que llegase a la meta poco a poco que se iba desmontando, pero versión en una piscina que no cubría mucho para ir con vehículos-colchoneta decoradas que se iban cayendo sus partes decorativas. Lo curioso es que eran rápidas y si no se movían eran eliminados los concursantes, y al parecer formaban parte de las juventudes del Papa de allí que participaran con entusiasmo ya que ganarian una visita para verlo en persona.

Luego debía ir a coger el metro que curiosamente me encontraba con mi hermano (así ya dejaba de ser otro y era yo de nuevo). Curiosamente era unos vagones “descapotables” que pasan por la ciudad por túneles de forma intermitente pero que debías  sentarte en un asiento de unas filas horizontales. Más adelante enfrente habían unas plataformas para poner objetos o bolsas para que no se fueran volando. Se escuchaba el pítido de empezar a moverse y le ayudaba (a mi hermano) a poner la mochila en esa parte.

El segundo sueño es el más raro. Ya no sé decir si era yo, si era otra persona viéndolo desde sus ojos. El caso es que había un asesino que tomaba formas de adulto a ser como una niña pelirroja de pelos rizados (pelirroja como Pippi Langstrum) y según pasaba este pasaje era más película que otra cosa. Eso es porque poco a poco era yo en mi casa pero hablando con extranjeros que entendía su inglés, ya sea británico o acento alemán pero me costaba expresarme.

El tercero empezaba yo con ropas harapientas de uniforma clásico de trabajo de camisa blanca, pantalones negros y una chaqueta oscura caminando por una playa, en dirección a la orilla. En una parte debía pasar por un pequeña valla de cemento para llegar a una estación y veía a jóvenes con porros entre gitanos y niños brasileños que me miraban raro ya que casí pasaba por encima por las toallas y mochilas que tenían más adelante. Llegaba a un tren y ya parecía más un pueblo de calles estrechísimas. Tenía que ir a recoger de camino a un chico lo bastante empollón de física y me equivocaba cuando el tren (que no iba en línea recta, hacía zigzag por esas calles estrechas de pueblo de plantas bajas) paraba en una zona y justo enfrente había un chico de aspecto cerebrito, y resultaba ser uno de 12 años de una escuela.

Sin explicación lógica continuaba el último pasaje en un cine un tanto curioso. Era como una sala muy espaciosa, a la derecha al entrar había la taquilla y tenían un cristal corredizo de izquierda a derecha para cuando empezara la película. Había como partes que se podían meter en cabinas, como para la gente que habla viendo la peli o comentarios ingeniosos y no molestaran mucho que cabian unas 6 personas. La idea era que había una pantalla realmente grande y ondulada para verlo en cualquier asiento.

El caso es que era como una versión extraña de E.T., atrás no eran los pesados de turno, niñatos, sino coñas sobre la película y nuestra zona no molestabamos. Para cuando llegaba a los 45 min de metraje se veían unos créditos cutres insertados, la gente marchaba estupefacta y a mi que no me parecia un precio barato aun con pantalla grande le decia a un taquillero de 40 años algo calvo chino que pasa que ya acababa si falta la mitad. Reía lelamente y de pronto sigue la siguiente parte después de verse publicidad. Así abarataba costes pero se había marchado y solo quedaba su hija algo avergonzada al decirle que menos bromas que ya podría haberse explicado algo.

Bodrio ¿no infantil? (2): Hércules en Nueva York

Estándar

Es curioso como de niño de mis películas favoritas eran las de acción. No es dificil adivinar que algunas eran de Schwarzenegger. Pasado los años y con internet uno puede enterarse de los inicios de los actores, y con este austríaco siempre recordaba lo de su primera película. Por curiosidad conseguí el archivo de video de este largometraje, Hércules en Nueva York, y hay que reconocer que Arnold no es un actorazo.

Vamos, te puede gustar Conan, Terminator, o hasta su papel paródico en “El último gran héroe” que no se toma en serio (si es que alguna vez se ha o hemos tomado en serio sus trabajos), pero años después aún arrastra acento de su idioma natal y su registro de expresiones suele ser mejor que sea de cyborg frío, cuando sonríe es terrorífico o para descojonarte.

Claro, esta película a comentar de antemano sabe uno que será cutre. Pero es que son unos suicidas los realizadores de hace 40 años y con cuatro duros. ¿Cómo se puede pensar en rodar una comedia con personajes de mitología griega con sus poderes o ambientaciones con un presupuesto tan ratonero?

La idea inicial seguramente fue cuando nuestro querido gobernator años atras conseguía su título de Mister Universo y que si era fuerte, musculoso y querían sacarse buenas perras rodando algo barato. “¿Por qué no Hércules? Al ser el hombre más fuerte del mundo, hagamos una historia que baja a la tierra, justamente en Nueva York”. Esa es mi idea de como llegaron a crear el esbozo del proyecto.

Ante todo diré que los demás actores no actuan mal mal, quizás unos si que son pasados de rosca y Arnold no se puede decir que sepa expresar muchas emociones salvo enseñar carne. El problema es el guión y el aspecto general de la película. Curiosamente te la venden como “Rodada totalmente en Nueva York”… luego explicaré que eso no es tan genial a primera vista.


Al ver el poster me recuerda a la coña de coger un dibujo de tio musculoso y añadirle una cara y peinado ridículo. Lo peor es que Arnold tiene una cara salida de “nazi malvado de peli de Spielberg” con la nariz, dientes entre redondos y puntiagudos como personaje Simpson y del pelo sabemos que mejor peluca o pasar a maquinilla, pero este poster queda más feo imposible.

Escribiré como si fuera dictado en años de colegio (mi profesora sabía que empezaba mal la tarea cuando la palabra “Dictado” en mi cuaderno tenía una caligrafía espantosa que ni médico de ambulatorio, suerte del teclado de PC) el argumento que nos presenta una voz en off justo al poner “play” en el reproductor de video:


“Por encima de las nubes, había una montaña mitológica: El monte Olimpo. Todo el universo era el reino de Zeus el Todopoderoso. Las gentes vivian felices excepto cuando Zeus los castigaba. A menudo Hércules hijo de Zeus viajaba la Tierra para luchar por una causa justa. Esta es la historia de uno de esos viajes a la Tierra.”

Ay, cuando una película hable del Olimpo y ves un parque neoyorquino  con cuatro mamelucos con togas disfrazados de divinidades griegas representando la zona del trono de Zeus, la cosa pinta chusquera en menos de un minuto de película. Lo peor es que te dicen que Hércules baja por alguna causa justa, he aquí el diálogo entre héroe y padre nada más acabar de hablar la voz del narrador:

Hércules: ¿Por qué no puedo ir?

Zeus: Porque tu sitio está aquí, junto a nosotros.

Hércules: Pero permites que Marte viaje.

Zeus: Es su trabajo, hasta que los hombres aprendan a vivir en paz y no necesiten de sus servicios, Marte debe acudir donde le llamen.

Hércules: Yo sólo quiero echar un vistazo

Zeus: Solo te meterias en problemas.

Hércules: Llevo aquí miles de años.  Estoy cansado de las mismas caras y canciones.


Mirad la pared de ladrillos atrás…

Y ese es el nudo de la historia. Hércules no baja para realizar pruebas de héroe sino para tocarse los huevos pero en la Tierra, y porque Olimpo lo tiene muy visto, sin permiso de su padre Zeus. Tócate las narices.

Zeus se enfada y…

lanza una percha en forma de rayo y hace quemar unas pobres flores. Me gustaría saber que multa debieron pagar en el parque municipal.




Lo siguiente que vemos es un avión con pasajeros de la compañia “Pan American” (ja-ja-ja, que chiste) y una mujer mayor descubre a Hércules saludar por la ventanilla desde fuera que está planeando para caer al mar. Todo un chiste de que si la amiga no debería haberle enseñado las estatuas griegas que es muy impresionable. Bastante ya que dice que era un hombre guapo y musculoso. Guapo guapo… no está deforme pero no sé yo lo de una cara bonita. Atención a la mujer sorprendida, seguramente es una peluca falsa falsa que ni los chinos, porque  parece recortado de forma hortera al estilo Paint.


Llega al mar, cerca de Nueva York y lo recoge un barco de rudos marineros. Bueno no rudos, sino que no quieren que viaje gratis, sin documentación y diciendo que si es hijo de Zeus, y le piden al verle tan fortachón que ayude en las tareas. “Hércules no puede ser mandado por mortales” y empieza a machacar marineros. Cuando llegan al puerto de nuevo al bajar sin permiso del capitán los trabajadores en tierra les interesa apalizarle para conseguir unas buenas perras si consiguen pararle los pies. Craso error.



Zeus y compañía consiguen robar la bola de Baba la Vidente y sin ningun truco chapucero de ver imágenes en la bola, todo es explicado por el grupo del Olimpo. Me encanta que Zeus dé una palmada para que un chiquillo destape la bola. Menudo vago.

Al estar apalizando en el puerto, aparece en escena un personaje que resulta ser un secundario importante que aconseja a Hércules que se larguen de allí cagando leche uperisada. Para ello piden un taxi y llegan a Central Park.

Como Hércules y Pretzie (resulta que el nuevo amigo del protagonista se dedica a vender pretzels con una cesta en el puerto, de allí el nombre del mejor secundario de la historia) no tienen un duro, el taxista se pone farruco (que no farruquito) y el héroe lo apaliza, para a continuación empujar el coche con fuerza y volcarlo.

Llegan al huir a un campo de entrenamiento de atletas universitarios, aparece 3 nuevos personajes. Un profesor de Universidad que lo único que le vemos hacer es decir “hmm interesante, fascinante” con pipa en mano y una paciencia infinita. Su hija una joven comprometida con un atleta. Se puede adivinar que Hércules con chulería dirá de superarlos y en efecto. Pero los efectos especiales del largometraje brillan por su ausencia o cutrerío como por ejemplo el “gran salto de longitud”.


Vamos cuando una película sin medios solo intuye que un personaje salta metros y metros, se pregunta de nuevo en que berenjenal se meten.

La hija declara que lo ve un loco creyéndose Hércules, romperle las costillas a su prometido y que le pida salir. El padre le pregunta que ha respondido y ella dice que un “Sí” rotundo. No creo que las mujeres les va estos macarras descerebrados… ¿verdad? Festival del humor.

Vemos como quedan para pasear (y Hércules consigue ser una nueva estrella del culturismo, de algo tiene que trabajar espero) y en un paseo con carroza por Central Park les ataca un animal recien escapado de un zoo…

¡PEDOBEAR!


Así Chuache consigue derribar un oso de unos 70 kilos peligrosísimo.

Mientras, en el Olimpo la esposa de Zeus desea librarse del bastardo de Hércules y planea con Némesis y Apolo que en vez del castigo de su padre al volver, se quede en la Tierra siendo mortal y sin la fuerza más que asombrosa.

Apolo habla con unos mafiosos que chantajearon a Pretzie para que así con una apuesta ellos se queden decepcionados cuando en una competición de levantamiento de pesas se quede sin fuerzas:



El contrincante apodado “Monstruo el Magnífico” parece una pokevolución de Maurice Moss de IT Crowd. Cambio de raya de lado en el afro y musculoso claro. El plató es lo más cutre, sin dinero solo se les ocurre poner unas cortinas alrededor ¿?

Hércules consigue levantar pesas pero no el de 500 kg. Los mafiosos les persigue aunque la ayuda de su amiga y su padre profesor distraen a la banda. Pero Arnold decide seguirlos para proteger a sus amigos robando de un trabajador que reparte publicidad su vehículo…

¡Una estúpida carroza! Espoleando de forma cutre con aspavientos consigue llegar al coche de los malos, pero el carro cede aunque llega a tiempo al coche de sus amigos y esconderse en un almacén. El chiste es que atrás les seguía el repartidor de publicidad del carro y el que le iba a servir un perrito caliente con los condimentos en mano. Al llegar al carro consigue el vendedor de perritos depositar el queso en el pan. Chistazo.

Para acabar la película, amigos desde el Olimpo mandan a ayudar Atlas y Sansón para apalizar a los mafiosos en gran bandada, y Zeus decide al enterarse del peligro de su hijo devolverle sus poderes que Apolo y Némesis decidieron robarle.

“¡Atlas no es así” dice Hércules con la estatua de este. Pues dime que diferente es, salvo que son dos actores pésimos fortachones que al rodar se descojonan en sus escenas contra los mafiosos.

Hércules da un último paseo con Pretzie en el Empire State, se aleja y decide volver a su reino. Su amigo queda triste de su marcha aunque al llegar a casa la radio tiene interferencias y escucha la voz de su herculea amistad. Entonces uno se da cuenta que no había historia de amor entre la chica y él, sino algo raro con el amigo. Pasan imagenes al volcar el taxi, pelear con oso y todo lo que sería un Book de Arnold Strong convertido en película, más que repasar una historia emocionante.

Al llegar a su reino, Zeus decide no recriminarle nada y se queda un rato pensativo, para luego…


El muy hipócrita baja a la Tierra vestido formalmente y se despide de los espectadores con el truco de cámara elevándose y el agachándose para dar el efecto que está sobrevolando en un cielo azul. Una de las resoluciones de final de película que aún dudo de si genialidad o ratonería.

BONUS TRACKS


Curiosamente era un cómico que en fotos o en esta película, Arnold Stang, cual Berto Romero, lleva monturas de gafas y sin cristales. Es cantoso en la película, jojo.

MODELITOS DE CHUACHE:

Me encanta el gorrito de la primera foto. Luego en la película no falta las camisas de tirantes de todo culturista y la toga al comienzo y final de película.

Entre que hay aviones a comienzo y final, relaciones de padre e hijo y mitología solo puedo decir…

FINAL SISON:

“MOTHERFUCKER!!

BOOMFFSUUSSSSS

Volverá la temporada de Bodrios con fuerza después del verano. Abierto a recomendaciones para comentar en este blog.

Bodrio infantil (5): Communion

Estándar

Quería seguir hablando de películas animadas de dudosa calidad. Pero, como si un flash se tratara, me vino esta película que hablaré a continuación. Curiosamente trata de un hombre que empieza a recordar abduciones, en forma de flashbacks, hechos traumáticos que intentaba no recordar. En eso me siento identificado.

Este largometraje es uno más de los que alquilé de niño. La carátula daba a entender que sería una peli angustiosa, un típico alienígena con cabeza alargada y de ojos negros grandes.  Bueno eso no es mentira aunque veamos una carátula:

Si pinchais en la imagen, fijaos que no hay sinopsis en la parte trasera. Es una presentación por el director 15 años después de su rodaje para DVD que se auto-felaciona de haber llevado a cabo esta adaptación de un libro.Luego hablaré en cuestión de la procedencia de la historia. Lo mejor es al acabar el párrafo “Es un fraude” “Me dijo un espectador” “¿Como puedes decir eso? “A lo que me contestó: ¡Los alienígenas me lo dijeron!”. Y formaliza tal memez con una firma. EEUU, el país que puedes conspirar y hablar de conspirar siendo un héroe como un demente, o ambas cosas. Y sí, esos alienígenas típicos que parecen muñecos repetidos en la foto no me olvido.

Hay que decir que está basada en un libro, del cual su autor, Whitley Strieber, interpretado por Christopher Walken en la versión fílmica, declara que no es ficticia tal historia. Incluso ayudó a escribir el guión del largometraje que se habla aquí. Su idea es que son “visitantes”, no necesariamente del espacio exterior, lo que lleva a a traumatizar al protagonista.

Wow, se parecen muchísimo. Nah, me recuerda más a Seymour Hoffman.

La historia comienza con unas típicas vistas nocturnas de un plano general de Nueva York, y sus muchos edificios. Vemos a Whitley sobresaltado en su cama por alguna pesadilla que apenas al despertarse ha olvidado. La música, es lo único decente de la producción. Eric Clapton marca un guitarreo de aquellos que no olvidas. Lo que pasa es que intentan mezclarla o atribuir a pasajes oníricos, pareciendo más a ratos para videoclip.

Whitley es un estúpido escritor, francamente graciosillo tirando a demente y estrafalario que para trabajar se pone sombrero y chaqueta y no se los quita en su oficina como en casa al preparar un libro. El 6 de octubre empieza mal, desde la pesadilla, un cuadro que no se mantiene en la pared, no saber como seguir su libro y su ordenador ochentero aparatoso se apague sin quererlo, o quemar el pato al horno que había dejado cocinando. En toda esta escena me preguntaba si el actor hacía de un escritor o un demente que hace carotas, ríe por histeria y se pone bravuco con un ordenador, entre otras cosas.

Cuando lees que está basado hechos reales de una familia estadounidenses, piensas que significado tiene decir “verdadero” o “falso. Si eso digo que me visitó Jesus.

El, esposa e hijo van a pasar el fin de semana con una pareja amiga en una propiedad a las afueras. Después de pasar la tarde con conversaciones que no importan, se acuestan y el amigo con su mujer hablan de “escucho lobos, o fantasmas, puede que sean fantasmas de lobos” y te das cuenta que son igual de chiflados que los protagonistas. Entonces viene lap primera visita. Salvo la esposa del escritor, todos han visto la potente luz que entraba por las ventanas. Los amigos deciden desayunar y marcharse cagando leches. El protagonista de alguna forma sospecha que no es una simple pesadilla colectiva pero intenta luchar en vano que el no le falta un tornillo o haber sentido ya esa sensación, ya que realmente ha vivido un contacto con visitantes:

Cuando leo que ven terrrorífica la escena de un visitante mirando a traves de la puerta entreabierta, realmente la gente se asusta muuy facilmente.

La siguiente escena es a finales de octubre, en plena fiesta de Halloween, lleva a su hijo a recoger dulces en unos apartamentos cuando de un cutre disfraz de insecto, el ve tomar realmente aspecto realista más que una cara estática. Reprende a esa persona de asustar de tal forma  y la mujer al llegar a casa pregunta que cojones hace. A los días siguientes se muestra más capullo que de costumbre, de graciosillo a amargado y más risas histéricas.

Deciden al llegar el día de Navidad volver a su cabaña para pasar las fiestas, con lo que por la noche es abducido de tal forma:

Se lo llevan en volandas, como si un entrenador de deporte sus alumnos celebran la victoria y lo aupan. Lo que pasa es que son bichos enanos y azules que practican experimentos con su cuerpo, ejem.

Durante casi media película apenas vemos a los bichos, y como posteriormente vemos que casi dispara a su mujer con una recortada pensando que vuelven a invadir su casa, deciden visitar una psiquiatra experto en casos traumáticos de secuestros.

Aquí la historia realmente no se pone mucho mejor pero si más entretenida viendo los disparates que dice no soñar, sino realmente sucesos que ocurrieron con los encuentros en la noche con esos seres.

En la segunda visita, sometiéndose a hipnosis para recordar tales acontecimientos, es aquí que la película nos hace sentir… “alienados” pensando que diantres estaban rodando:

¿Por donde empiezo? Un ente que es Walken pero a lo “David Bowie” diciendo que es el que sueña y el el sueño. Walken como si bailara de forma lenta. Esos animatronics azules que arquean las cejas de forma ridícula. El beso al bicho sin venir a cuento.  Luego la escena gay de meterle la sonda que hace que el autor de diseño de Alien sea hasta una persona normal.  Unas máscaras de los “visitantes, unos niños que resultan ser un recuerdo que el protagonista ya fue abducido de niño con amigos.

La mujer tambien pasa por terapia y recuerda que vió la escena de su marido “abducido a la fuerza” y deciden ir a un grupo de afectados. Pero ven que estan como una puta cabra (ellos no, ellos son padres de un crio y no pueden estar locos claro) y el protagonista dice de afrontarlo de otra forma.

El final llega y decide trajearse, ir solo a su cabaña y ver que le estan esperando. He aquí la escena que recordaba de niño y pensé que cojones de resolución es esta.

Vemos que quería grabar el interior de la nave, pero se hace amigo de los bichos, haciendo gestos subnormales de compañerismo. Los visitantes de ojos grandes siguen bailando y levitando sin coherencia alguna para comunicarse o que son sueños de un hombre en su subconsciente que visita antros homoalienisexuales.

Resulta que de niño ya fue abducido, que el ser que mandaba a la mierda por su idea de meterle sondas y demás cosas, toma la forma de Whitley y hablan que si son seres que eligen a sus “pacientes” por algo en especial, “elegidos”. Todo esto para volver a ser feliz y que no esta loco. El don que le regalan es que le vuelve la inspiración literaria. Al final las últimas frases son las de un protagonista hablando no de seres ajenos a los humanos, puede que una evolución y bla bla.

Paridas a tutiplen. Walken disfrazándose y bailando, pintándose los ojos y cosas que dejo fuera por vaguería y no recomiendo aun así conseguir la película y mirarla.

“Yo soy el que caga y tu eres la mierda” traducción literal de toda esta película.


PD: Veamos a Walken bailar: