Archivo de la etiqueta: Ekki Múkk

Anunciada la lista de canciones arregladas orquestalmente y sus artistas invitados para los conciertos con la Filarmónica de Los Ángeles

Estándar

Sabíamos quienes eran los arreglistas invitados para la ocasión, ahora los temas que tocarán cada uno (con sorpresas de nuevas canciones):

 

daníel bjarnason – ‘á’. in 2008 iceland’s bjarnason (composer in residence with the icelandic symphony orchestra) conducted the london sinfonietta playing sigur’s ‘ára bátur’ at the recording session at london’s abbey road. now he provides a stirring arrangement on ‘á’, an unreleased song, debuted for the first time on the band’s last us tour.

dan deacon – ‘festival’. baltimore-based composer and electronic musician works up a unique and trademark arrangement of a longstanding live staple.

david lang – ‘hrafntinna’. having won the pulitzer prize for his oratorio the little match girl passion, where could the former ‘postminimalist enfant terrible’ lang go next other than towards this number from the most recent sigur rós album, kveikur?

missy mazzoli – ‘ekki múkk’. american composer, pianist and composer-in-residence at the opera company of philadelphia, mazzoli gets to grips with this slowly evolving track from 2012’s almost-ambient album, valtari.

anna meredith – ‘fljótavík’. scottish composer, celebrated for her acclaimed electronic-leaning 2016 debut, varmints approaches one of the quieter more contemplative moments from 2008’s með suð… album.

nico muhly – ‘niður’. classical wunderkind and string arranger on jónsi’s solo debut, go, (as well as grizzly bear, antony & the johnsons), new york-based muhly takes on another brand new sigur rós composition.

owen pallett – ‘starálfur’. the canadian composer, violinist and prolific collaborator (arcade fire, beirut, last shadow puppets) tackles ágætis byrjun’s spare, string-laden tune.

páll ragnar pálsson – ‘takk / glósóli’. icelandic composer and fellow 90’s indie alumni, pálsson faces down the opening track-plus-intro from the band’s 2005 album, takk… more music from páll here: soundcloud

 

Curioso que el nuevo tema, “Á”, sea versionado sin haber sido lanzado en álbum. Viendo los demás parecen que son casi un tema por álbum. De Ágaetis… ‘Starálfur’. Para el cuarto álbum, Takk… , con la intro y un tema estrella como ‘Glósóli’. Del quinto álbum, Með suð í eyrum við… , con la emotiva ‘Fljótavík’. Para el sexto disco, Valtari, toca ‘Ekki Múkk’. Del séptimo y hasta ahora último álbum de estudio lanzado, Kveikur, será ‘Hrafantinna’. Luego del nuevo tema hay uno más, atención. Niður. Nico Muhly tendrá el honor de estrenar esta nueva canción.

 

Esperemos que pese a no ser lanzada esta colaboración en formato físico, si compartan videos o audio. Curiosidad ante los arreglos con la Filarmónica de Los Ángeles… en dos semanas informamos.

 

Anuncios

Transiciones entre canciones: ¿un arte en álbumes de Sigur Rós que va a menos? (2/2)

Estándar

He aquí la segunda y última parte de este repaso al uso de transiciones, nexos entre canciones para darle ese aire de unidad a todo un disco o entre temas.

 

Takk…

 

Antes de acabar con los 2 minutos de Intro, escuchamos reminiscencias, ciertos sonidos que nos suenan familiares en el primer single del cuarto álbum de la banda, Glósóli, justo al comenzar el tema. Lo curioso es que para acabar escuchamos un sonido que parece darle un cierre definitivo a los sonidos del comienzo del disco.

Empieza el tercer tema (y tan exitoso single) del disco: Hoppípolla, donde sus primeras notas son a piano y poco a poco se suman más instrumentos : ). Pero vamos a lo que interesa y es que este mítico tema nunca (o al menos creo que es algo muy excepcional) nunca se toca en actuaciones sin el siguiente track, Með blóðnasir.  En los últimos segundos de Hoppípolla escuchamos junto con instrumentos de viento unos toques de remezcla electrónica que se van apagando pero vuelven a aparecer ¿lo adivináis? en el siguiente tema. Y es que ambos temas como digo son normalmente inseparables, de las pocas veces que un tercer y cuarto track se escucha en orden, salvo que fuera alguna actuación del tipo sinfónico, o casualidad de tocar hits seguidos.

 

Sé lest se nos presenta de incógnito si no nos damos cuenta de esos segundos en silencio entre el anterior track y este otro. Notamos la presencia por ciertos toques electrónicos y desaparecen de escena para xilófonos y voz de Jónsi, para poco a poco sumarse más voces y sonidos, como los consabidos violines magníficos de Amiina.  Vamos escuchando hasta una aparición inesperada de una sección viento metal (algo que hasta en conciertos como los vistos en Heima, era usada de sorpresa viendo esta banda de músicos venir de fuera del escenario), pero de nuevo se apacigua para acabar el tema… y suena como unos “croares”… ¿Qué viene ahora?

 

Aunque comience de forma más abrupta, “Sæglópurse le va añadiendo esos “croares” a los pocos segundos. ¿Véis que la mayor parte de temas tienen sus conexiones? :). Este fantástico 2º single se sigue tocando (para mí y todos una pieza esencial para un directo inolvidable) en las giras y esos croares siempre avecina lo épico. Pero de nuevo no nos vayamos por las ramas, aunque su majestuoso cierre realmente no tiene ningun nexo, ‘ouch’, sólamente se amortigua el sonido y poco a poco “vuelve” y empieza el 7º track, Milanó. Este track es otro donde un gran clímax da a lugar un final que se va apagando. Pero sorpresa, a los pocos segundos de acabar, como si lo escuchásemos a la distancia nos llegan los primeros compases de Gong.  Ahora… venga, decidlo: si, las últimas notas de Gong son las mismas primeras de Andvari. Como he dicho varias veces, ya llevamos unos cuantos álbumes comentados que quieren evitar que tengamos en la cabeza “y aquí acaba el track” de forma tan consciente. Sabemos que empieza otros temas pero la “magia” es por cortes tan abruptos, o no sólo bajar el volumen de la anterior canción, sino que de forma natural nos venga otros temas, o el final de estos sean los comienzos de los siguientes.

En cambio para Svo hljótt no tenemos ningún “adelanto”, tan sólo el ir emergiendo lentamente. Justo, pero justo, en el último segundo del tema escuchamos un rasgueo de guitarra que forma parte del inicio del último tema del álbum, Heysátan. Sín duda tiene muchos nexos pero también son detalles no tan a la vista, por la ya explicada sutileza de acabar y empezar un track.

 

 

Með suð í eyrum við spilum endalaust

 

Con ese enérgico comienzo que es Gobbledigook (el primer single del álbum), que retumba hasta el último segundo, y no es en el 2º track (también segundo single) que sus primeros segundos son en silencio para dar paso a una especie de grabación como antigua y seguidamente un sonido más actual. Pero Inní mér syngur vitleysingur tiene truco, y es que al dejar resonar los instrumentos al acabar de tocar, se “cuelan” en el siguiente tema para los primeros segundos de Góðan daginn. Esta vez no hay más que segundos en silencio antes de acabar.

Við spilum endalaust, cuarto track y tercer y último single del álbum, es otra canción de caracter festivo y alegre, aunque curiosamente deja más margen al descanso en segundos silenciosos antes de comenzar Festival. Este tema que empieza tan sencillo y antes de la mitad sueltan toda la tralla, finaliza de forma relajada con un espontáneo silbido (ni idea de quién del grupo) y se cuela, por una centésima en el track de Með suð í eyrum antes de dar paso al piano. Esto provoca también una ilusión de pasar a un track “sin” previo aviso. Este tema no tiene “conexión” alguna pero si un intrigante sonido de ¿algo caer? mínimamente pesado pero algo retocado en la mezcla.

Ciertos segundos antes y cuando comienza Ára bátur en silencio, para dar paso al piano y la voz de Jónsi. Este majestuoso tema, jamás reproducido en directo como conciertos, pero si grabado para el álbum y hasta su correspondiente video, en los míticos estudios de Abbey Road Studios con orquesta y coro londinenses no tiene nexo en sí, ni con Illgresi y esta con Fljótavík. Realmente es un disco que apenas he visto dos nexos entre dos canciones. ¿Empieza a estar de lado este sistema en álbumes?

Pero entonces Straumnes si que tiene un sonido ambiental que sigue sonando unos segundos al final, conectando con All alright, la última pieza y muy intimista con piano y Jónsi cantando en inglés.

 

 

Valtari

De forma algo disimulada al acabar el primer tema del disco, Ég anda, escuchamos el comienzo de ese sonido de vinilo crujiendo en el altavoz, siendo lo primero que suena en el 2º tema, Ekki múkk. Pero entonces aquí viene cierta desilusión, y es que no vuelve a haber tal transición en el álbum hasta el final del 5º track y tan fúnebre título, Dauðalogn (¿muerte en calma? ¿calma mortal?) que sus últimos segundos cierta cuerda estridente precede a Varðeldur, una versión actualizada con una voz de fondo de Lúppulagið que escuchamos por vez primera en el álbum y film INNI. Por los tracks restantes no escucho más que el volumen resurgiendo de un silencio.

 

Kveikur

Y acabo con este tema de dos partes con el último álbum lanzado, que además en el comentario que le dediqué de forma exhaustiva ya mencioné su única transición:

 

Al poco antes de acabar Ísjaki empieza a sonar el comienzo de Yfirbord. El resto de tracks sólamente usa los silencios muy corto hasta el último segundo para sonar el siguiente track.

 

Se puede entonces confirmar que desde el primer disco, Von, hasta Kveikur ha ido menguando este tipo de conexiones de los tracks del CD. Quizás mi idea era reivindicar esta técnica para mi bastante curiosa y que en vez de escuchar temas favoritos salteados, el escuchar un álbum tenga como un “todo”  y progresivamente se pasa a cada uno de los temas. Eso también es notorio cuando los tracks eran más largos en los primeros discos y además iban reproduciéndose de forma más disimulada, y sin desfavorecer a la hora de elegirlos aleatoriamente.

 

¿Será el futuro 8º disco el primero que no haya transición alguna, salvo silencios de forma ajustada? Eso ya sera de aquí un tiempo, y mientras experimentad este tipo de ¿narración” en sus primeros álbumes.

 

Valtari: Bonita y melancólica herencia por Kjartan Sveinsson

Estándar
Valtari: Bonita y melancólica herencia por Kjartan Sveinsson

Ha pasado un año y medio desde su lanzamiento. Han sacado otro disco posterior en junio. Y sin embargo me costaba empezar a hablar de este disco bajo mi punto de vista en el blog. Es absurdo pero lógico a la vez. Los demás discos les dediqué igual o más tiempo hasta que empecé a ponerme delante de un teclado y con auriculares en los oídos para repasar los últimos detalles que podían surgirme y anotarlos. Además de que el primer disco de Sigur Rós que adquirí el día o mes de su lanzamiento, empezó con Með suð í eyrum við spilum endalaust. Los anteriores algunas que otras canciones ya habían sido escuchadas. Y del disco “veraniego” en el 2008 que he mencionado una frase más atrás había cosas que me encantaban y otras que, no iban a superar las que sentí por primera vez con Takk…de diciembre de 2007. En menos de un año.

Sigur_ros_cd_tshirt_valtari_2

Ahora 18 meses después, creo, siento, que puedo hablar de Valtari. Por el 2010 disfruté del trabajo en solitario de Jónsi, del 2011 me encantó conseguir INNI. El 2012 prometía no otros trabajos relacionados, sino un sexto disco. Empezaron las giras y Kjartan Sveinsson cada vez más ausente, declaraba que le cansaba tanto tiempo fuera, y no se acostumbraba nunca a la aglomeración, y como no, que había permanecido media vida con el grupo y siendo el músico con estudios de la banda, con más interés de componer sus obras personales algún día. Parece que estaba cómodo en un ambiente a lo eclesiástico, con sus composiciones más clásicas y propicias para ser escuchadas en un templo y sus grandes arcos con aquella acústica especial. Quizás, no, fue que no entendí en su momento lo que significa este disco.

Valtari es la despedida de Kjartan Sveinsson en la trayectoría del grupo. Los cuatro se reunieron como siempre en su estudio y empezaron a tocar, para la creación de un nuevo trabajo.  Amiina (desde 2010 un sexteto) colaboró de nuevo con sus acompañamientos de cuerda en la mayoría de canciones. Predomina los violines, el piano, retoques electrónicos, y textura de viejo tocadiscos que recuerdan a la remezclas de Alex Somers con su pareja. Aumentan los acompañamientos a coro, escuchamos algunas ondas del sonido especial de la guitarra siendo rasgada con el arco del chelo. La batería es apenas perceptible y Orri seguramente acompañó como en casos de excepción con el piano.

coleccion_Valtari_Sigur_Ros

El sonido “de iglesia” está presente en la grabación de la mayoría de los temas del CD. Estaba decepcionándome ¿donde está la batería, salvo en Varúð? ¿dónde está el acompañamiento de gran júbilo? ¿dónde está el consabido climax en ciertas composiciones, a veces algo abruptas? Y al final lo que importaba no es dónde, sino lo que no percibía, con ciertos silencios, ausencias y ciertos temas que parecen  destinadas a ser escuchadas para estados de meditación, relajantes y un sonido que podía imperar en el templo más importante: en casa, con altavoces, o cualquier lugar con unos auriculares y cerrar los ojos a la elección de a la par admirar el paisaje, el transcurrir de la vida.

Rara vez aumenta el ritmo, como si de un barco (Ekki Múkk) o una apisonadora (Valtari) pasara a su ritmo levitando o aplanando a su paso con unos pocos sonidos de xilofono al oído de cierto nivel estridente aunque no sin antes el chirriar de cuerdas. O el cantar de Jónsi que no desentornaría en una catedral ante una elegía al vacío fúnebre como es Dauðalogn con un final que pone pelos de punta quien le guste regodearse de coros. O el baile nada apresurado entre tareas como es Varðeldur.

Llenarse de aire y comenzar la escucha del álbum con Ég anda y exclamar a viva voz y  campanas de no alentarse ante una ventisca (con coro, violines, ahora sí más que sonora, importante aparición de la batería e instrumentos de viento), física y mental, Varúð, pararse y reflexionar sonando Rembihnútur en un track que no bien comenzada la segunda mitad no es acompañada por Jónsi.

Y empieza el cierre del disco, con la fabulosa pieza Fjögur píanó que como su nombre indica, parece que poco a poco de un piano, empieza a sonar de otros y sin  aparentemente orden, un caos controlado y tímidamente un violín resquebrajando el aire y ahora siendo estos instrumento los protagonistas con chirriantes sonidos. Como si de los instrumentos del comienzo fueran transmutándose en cuerdas cada vez con menos presencia.

¿Como es que me maravilló (y me sigue maravillando) con la canción Ekki múkk  el anuncio oficial del lanzamiento del disco? Ese barco levitando y que fue usado como símbolo en la reproducción completa del álbum via internet por todo el mundo a traves de las diferencias horarias como si tal navío fuera navegando por todos los mares de la tierra trayendo la nueva música. Y luego, no sabría decir si error o acierto, escuchar la filtración del álbum, que no difería mucho de la calidad. Pero quería creer que quizás no escuchaba todo el sonido en su totalidad.

Y lo compré. Pues siendo seguidor y con el primer contacto aún con cierta reticencia, la composición no era nada mala, Desde el primer disco, los arreglos instrumentales habían sido de primeras las directrices de Kjartan Sveinsson,  y cada vez más con una armonía prodigiosa.

Finalmente  casi 6 meses después de la salida de Kveikur empiezo a entender que no era tan necesario el querer un anti-valtari.

Resulta que tiene mucho de experimentación ante un ordenador, cogiendo extractos, sonidos e ideas desechadas de caras B, anteriores álbumes, y todo tipo de ingenería por Somers y los demás integrantes.

Según el artículo, bastante interesante y de obligada lectura de la web en español más recomendada sobre la banda, Ocnos, además de cada uno de esos detalles que podréis leer accediendo al enlace aquí,  explica que tardaron más de la cuenta por varios motivos personales , y en resumidas cuentas en la web oficial en su sección al álbum estuvo no poco tiempo, en inglés, esta declaración por parte de Georg Hólm, el bajista:

“La verdad es que no logro recordar porqué empezamos este disco, ya no sé lo que intentábamos hacer entonces. Lo que sí sé es que sesión tras sesión todo iba saliendo mal, perdimos el rumbo y estuvimos a punto de rendirnos… De hecho nos rendimos durante un tiempo. Pero entonces algo sucedió y empezó a tomar forma; ahora puedo decir honestamente que es el único disco de Sigur Rós que he escuchado en mi casa por placer después de terminarlo”.

Me dejo en el tintero cosas como “Valtari Film Experiment” (anteriormente “Valtary Mystery Film Experiment en cuanto a la progesiva salida de videos sin mas pistas que una captura), que algún día podría contar cada uno de los videos que contiene el Blu-Ray/DVD aunque en mi anterior artículo sobre el cuidado diseño de sus discos en su segunda parte resumí algunos aspectos interesantes de los primeros videos musicales del disco, además de lógicamente las principales personas encargadas del aspecto visual.

Si ponéis Valtari en el buscador del blog os encontraréis con no pocas entradas que le dediqué en el 2012 a todas las maniobras interesantes del márketing trabajado del álbum. Y algunos adelantos que no me autocensuraré, si dije que el sonido de “dentro de catedral” no me convencía.

Necesitaba saber si tendrían un disco con tanta “agresividad” como es Kveikur“, pero ahora sé que Valtari lo apreciaré más según pase el tiempo. Debido a su original planteamiento, por ello su dificultad para trasladarlo en concierto y en directo sin ser la mayoría del sonido “pre-grabado”, y con todo lo que conlleva del último trabajo mútuo del trío actual con Sveinsson antes de su marcha (aunque se diga que Kveikur al comienzo de su creación Kjartan estuvo presente, cada vez más pienso que seguro que sí pero no siendo ni la mitad de su definitiva ambientación).

Ahora, más que nunca, guardaré con especial estima la versión de vinilo que con suerte gané por sorteo de EMI España. Y no creo que tarde mucho en escribir una entrada dedicada a Kveikur. No lo sabemos, puede que 2014 anuncien una nueva gira, en primavera escucharemos o hasta ver al trío actual en un capítulo de “Juego de Tronos” en un curioso cameo, después de aparecer en Los Simpson. No me importaría que dedicaran un par de años mínimo para el disco que, finalmente no tiene relación alguna con Sveinsson, y en cambio consigan un sonido nuevo, como siempre hacen. Eso sí, dentro de mí y de muchos, algún reencuentro con el ex-teclista sería fabuloso.  Mañana mismo estará tocando su obra en solitario en Londres. Un día después, el 16, Sigur Rós tocarán en Dublín y en más ciudades de Gran Bretaña, en adelante los últimos coletazos de su gira y antes en más localidades europeas.

2014… ¿qué nos deparará? Esperaría que ese resurgir de actividad en la cuenta de twitter de trabajos relacionados por Jónsi fuera para ser de nuevo usada en cuanto a novedades de algún nuevo trabajo en solitario. Alguna excusa valdría, y no tan absurda, como el estreno de “Como entrenar a tu dragon 2” del realizador y amigo de la banda como es Dean DeBlois.

Pero lo más curioso es que este próximo año se cumple 20 años de su ascendente carrera, pese a que fue por el 1997 que finalmente sacaron su primer álbum, Von.  Puede que sea ese año que hagan alguna celebración. Mientras tanto, uno se tiene que agarrar a la realidad, pues empezaron de muy niños (no llegando a los 18 años y en poco tiempo de la veintena enseguida vieron la necesidad de tener algun mánager ante tal despegue, siendo 4 chicos sencillos que sólo querían dedicarse a lo que más les llenaba. la música, componer canciones sin más que juntarse en el estudio y empezar a tocar), y apenas han llegado casi a los 40 años. No sabremos si pudiese haber tanto como más salidas en el grupo (no sería lo que más querríamos, en el fondo) como entradas a nuevos integrantes y ya se verá el nuevo sonido que nos traerán.

Mientras tanto, como ya dije con el primer vistazo a Kveikur, ahora en la actualidad tenemos 7 discos, 7 prismas distintos de un mismo grupo. Los que disfrutamos de la banda dejamos de lado esos cambios, que como ya he indicado a mi mismo me puede sorprender aún hoy en día, y finalmente vamos a lo que nos importa,  y es que sigan en su permamente renacimiento.

Espero, con todas mis ganas e ilusión, estar presente en un nuevo capítulo de la banda. Queda mucho futuro para escribir, seguro.

Nuevos videos musicales de Sigur Rós… experimentales.

Estándar

Hoy se ha dado a conocer una nueva iniciativa a partir del lanzamiento de su sexto álbum, ‘Valtari’. Se irán publicando videos musicales basados en cada una de las canciones del disco pero por artistas islandeses (o de más lugares, no estoy seguro) con un mínimo presupuesto.

La idea tan experimental chocará para los que estamos acostumbrados a sus más famosos videos y es que el primero en desvelarse no deja indiferente a nadie:

Ég anda (respiro): Dirigido por Ragnar Kjartansson (artista islandés de perfomances) la temática del video trata de la idea de como hemos de actuar en caso de asfixia con la técnica heimlich. Sin duda no es lo primero que pensamos cuando escuchamos relajadamente una canción de la banda pero no deja de ser un video entre raro y divertido además de didáctico. No voy a decir que es mi video favorito pero hasta en eso la banda ha querido dar un paso más en cuanto a una diferente forma de campaña para promocionar su nuevo trabajo. Veremos los siguientes videos que nos podemos esperar.

PD.: Reconozco que el de los letreros me recuerda a Carlos Areces y al que practica la técnica salvatoria a Miguel Noguera jojojo. No puedo tomarme en serio el video.

Ekki múkk [Ni una palabra]: La banda desveló este video dedicado al segundo track. Ha sido llevado a cabo por Inga Birgisdóttir, una hermana de Jónsi que se dedica al diseño. Ya le diseñó en su trabajo en solitario en Jónsi – Go y algun trabajo para otra banda islandesa también fantástica llamada Múm. En si no hay mucho que comentar salvo que las imágenes denotan un aire global del grupo pero también que ya apunta estilo como Jónsi & Alex al ser ellos los productores. La idea de fábula se transmite desde el primer segundo con un barco que surca… el cielo y abajo el mar. Todo el video solamente vemos pasar por el horizonte ante nosotros para luego acabar con el título del disco y fecha de salida. Se usa como imagen de portada del disco y también se descubrió como la imagen que iba apareciendo en la #ValtariHour. Si llego a entrar en la página oficial sin idea me habría parecido una sorpresa aún más grata que leer en internet la noticia :D, pero ya estoy contento de esperar nuevo disco.

La canción podemos ver que sigue en la evolución de estos últimos años en la banda, sobre todo tiene puntos que recuerda más a Jónsi – Go o Jónsi & Alex. Pero lo que me emociona es escuchar un acompañamiento de cuerda que seguramente y espero no equivocarme en un futuro, por el cuarteto (o ahora sexteto) de Amiina, banda amiga y paisana del grupo que hace ya un tiempo que colaboran con ellos en el acompañamiento en grabación o hasta giras. Si tocan los 10 en la futura gira de este 2012 es digno de esperar una gran actuación en armonía. También suenan unos coros acompañando, algo también común en otras canciones del grupo.

Iré enlazándolos en esta misma entrada, actualizándolo según se publiquen.

El 4 de junio se publicará un nuevo video. Como siempre estaré al píe del cañon ; )

EDIT: Fue publicado al final el día 6 de junio.

Varúð [Advertencia]: De nuevo la hermana de Jónsi, Inga Birgisdottir, se encarga de otro video experimental, en este caso del tercer track. También vuelve a contar un relato sin cambios de plano o mucho movimiento aunque realmente es bastante vistoso. Vemos unas siluetas que se ¿comunican? con código morse aunque se habla que es en Vonlenska ya que se dice de no tener un sentido razonable. En todo caso vemos una escena muy emocionante de varias siluetas  que van emergiendo de las rocas y luego esas luces se alzan al cielo enrojeciendose y dejando el lugar a oscuras esos peñascos salvo la primera persona que empezó a realizar el código y se aleja del lugar a final del video. ¿Será sobre la ventisca que vemos pasar? ¿Advertirse desde lejos esas 13 siluetas? ¿Luces desde el interior de cada uno de ellos?

Por ahora se le llama como video #2 aunque ya llevan 3. No sé realmente si seran 10 u 12 videos, si todos numerados.

El día 18 de junio, si no lo retrasan, veremos el video #3. ¿Será dedicado al cuarto track “Rembihnútur“? ¿Será un nuevo artista visual? Es curioso pero apenas escucho este track, a ver como me lo presentan y si me resulta atractivo.

 

 

Fjögur píanó[Cuatro pianos]: Uno de esos videos que al comienzo no entiendes nada y poco a poco le das tu propio sentido y te embarga alguna mínima emoción por la música e imágenes. La gran curiosidad es que la imagen que adelantaron resultó ser el mismo Shia Labeouf protagonizando este video musical. Mucha gente por ello ha criticado/elogiado el video experimental además de ese aire surrealista. Sin duda semanas después me gusta más y veo un trabajo muy cuidado (no sólo en dirección de arte o fotografía, el montaje etc.).

Mi idea del video (totalmente subjetiva y que no tiene seguramente nada que ver con lo que opinen demás o la intención de la directora Alma Har’ el (con trabajos potentes anteriores como videos musicales de la gran banda de música Beirut) en este video) es que trata de la realidad del protagonista, lo que siente y lo que es manipulado (esas piruletas ¿alucinógenas?) y una relación tortuosa con una chica e igual ni existe y en el día a día está atrapado en la rutina (en su cabeza), viendo nosotros como “borran” algunas pruebas del día anterior.

Rembihnútur [¿Nudo?]: Este video, dirigido por Arni & Kinski, aun siendo muy estático con planos en tono de grises de gente parada, enseguida notamos que hay algo más ¿meditan? ¿escuchan alguna música? ¿reflexionan? Vemos reacciones como lágrimas surgir de sus rostros, arodillarse completamente…  opinando subjetivamente lo que estos directores han entendido como experimental es lo que solemos sentir los que escuchamos a la banda, lo que experimentamos, en una fase de diversas emociones. Estos dos realizadores han realizado ya otros videos sobradamente conocidos de la banda: Viðrar vel til loftárása, Gobbledigook, Glósóli and Hoppípolla.  Vemos gente de diversos sexos, edades, y lugares, quizás el título viene por algun “nudo” que las personas podemos perder con el resto de la gente pero que por naturaleza estamos unidos, en el momento de una sencilla postura de relajación, cerrando los ojos y meditando de nuestro alrededor o hasta uno mismo.  

Sin duda lo mejor de este video es que el track #4 no pareciéndome mala canción no la escuchaba tanto como otras pero este video me ha gustado y trasmite muy bien las emociones que nos embargan de lo que nos rodea.


Hasta luego sigurrosianos.

El tema “Ekki Múkk” saldrá en edición vinilo en Europa por motivo del “Record Store Day”

Estándar

Este sábado 21 se celebra un evento interesante en el mundo de la música con reediciones de discos clásicos y mas actuales en formato vinilo. Si visitáis su página encontraréis una extensa lista de más de 400 discos entre 7”, 10”, 12”, LP y demás versiones del antecesor del CD. Siendo el evento en Europa el anterior enlace, aquí teneis la otra versión que se propondrá en EEUU.

Hay artistas reconocidos de distintas épocas interesantes, aunque en mi caso me paro a observar lo que Sigur Rós lanzará.

Aviso que España no cuenta como un país oficial que podrá conseguirse en ciertas tiendas de discos desde el primer día la versión de vinilo de 10” del tema Ekki Múk, que a su vez tendrá como Cara B (B-Side) “Kvistur” (traducción no fiable por traductor online como “Rama”), un tema exclusivo que no forma parte del tracklist de Valtari.

 

EDIT: Kvistur filtrado

 

 

(se comenta que si es posible escucharlo al revés el resultado es genial)

Este disco oficialmente saldrá en tiendas selectas de Reino Unido, Irlanda, Eslovenia, Dinamarca, Finlandia, Francia, Akemania, Austria, Grecia, Países Bajos, Noruega y Suecia.

Por otra parte en EEUU y Cánada recibiran versión en dos vinilos la edición de HvarfHeim.

Personalmente no me decanto a comprar vinilos ni por motivos de coleccionismo. Lo más posible es que saquen una edición especial en en la web oficial de Valtari y me decante por ello y de paso incluya un disco de vinilo, pero comprar ediciones en si de ese formato ahora relanzado por características de seguidores coleccionistas o un toque clásico no es lo mío.

Eso sí, para los demás ya cada uno elige sus preferencias como es normal.

Hago recordar que hasta el 28 de mayo no cataremos el nuevo disco de la banda islandesa.

PD.: Se habla que la futura gira habrá 11 personas en el escenario. ¿Sigur Rós siendo los 4 y Amiina ahora siendo sexteto desde su trabajo actual? ¿El 11º siendo Alex Somers? Cuando se celebre el primer concierto se sabrá detalles curiosos para los que se animen a verlos este año.