Archivo de la etiqueta: fantasmas

Maravilla infantil (2): El Espinazo del Diablo

Estándar

Meses después del estreno de la última película de Guillermo del Toro, “Pacific Rim”, he decidido repasar un anterior trabajo de este interesante realizador mexicano.

Hace unos años ya escribí una entrada dedicada a su filmografía, que más o menos lo último que podría haber añadido si lo actualizo, haciendo trampa, es “El Hobbit”. Pero como todos sabemos, empezó como director y guionista de esta precuela de SDLA y finalmente abandonó el proyecto por su magnitud y el estar alejado mucho tiempo y distancia de su familia. Se quedó su firma en el guión e ideas, diseños para esta nueva trilogía del mundo de Tolkien (aunque Peter Jackson diga que en su respeto deshechó sus diseños y rehizo todo, a mi el, no me matéis, gran antagonista Orco Azog, tiene mucho de Mignola y Del Toro sus dichosas facciones).

Pero mientras, hemos leído de no pocas noticias que acababan siendo trabajos fallidos por falta de apoyo de los estudios, o guionistas no disponibles, desavenencias con estudios y actores conjuntamente… Finalmente con Warner Bros este año estrenó  su nueva película, como director, después de 5 años siendo su último trabajo principal Hellboy 2: el ejército dorado.

Del Toro siempre le ha fascinado la temática sobrenatural, lo fantástico. También pese a que quiso en un primer momento ubicar la historia de la película que hablaré ahora, El Espinazo del Diablo, en su México natal, finalmente le atrajo la época tristemente recordada por su escabrosa historia de la Guerra Civil Española.

No es una cinta histórica, no ayudará a comprender lo que sucedió o seguirá siendo algo como “Rojos”= buenos. Pero no se puede negar que, años después con su trabajo más logrado, “El laberinto del Fauno”, había conseguido narrar historias fantasiosas con niños españoles en medio de terribles conflictos y testigos de lo oculto, con esas dualidades de la cruda realidad y la luminosa y oscura línea de lo mágico y sobrenatural en sus vidas, siendo imposibles de verlas con indiferencia.  Los principales antagonistas no ocultaban a cámara sus miedos y preocupaciones, sus complejos, y que principalmente eran transformados como personajes de fábulas de tintes oscuros por tener de obstáculos a niños, y no dudar en eliminarlos.

El Espinazo del Diablo la descubrí hace 11 años, cuando aún era necesario, fácil y fascinante el encontrar nuevas películas en el video-club. No recuerdo porqué la alquilé, lo que me atrajo. Quizás había visto su trailer, pero no haber ido al cine en su día y teniéndola en mi mente. Su temática, y porque crean o no, antes adoraba el cine de terror.

El caso es que… tengo muchas películas favoritas, y digo sin temor que hay muchas que me gustan siendo de los 80, o no pocos realizadores favoritos que empezaron en los 90. Pero el hecho es que esta cinta es una de mis favoritas de todos los tiempos. Repito, no es mi única favorita, es una de unas cuantas más. Aunque tiene algo que me sigue haciendo verla cada un tiempo.

Espinazo_del_diablo

Normalmente lo que tengo en DVD no vuelvo a comprarlo en Blu-ray. Pero no pude resistirme, y hasta quisiera saber si me es posible encontrar el DVD descatalogado, la primera edición por Sogepaq que Cameo, una gran colleja para esta, no ha conseguido recuperar sus extras, o palideciendo ante ediciones de fuera.

Sé que pecaré cuando en x tiempo pueda existir una edición española en Blu-ray más completa, pero por ahora parece imposible.

Quizás son detalles que sigo descubriendo en cada ocasión, puede que por su curiosa ambientación, siendo historia con tintes de relatos de fantasmas en un lugar tan soleado y árido como en medio de un desierto ibérico. Recordemos que empezó siendo historia en México, pero en España (y desgraciadamente por irresponsbles y corruptos cada vez más) tenemos lugares áridos y secos, donde la noche refresca y el día unas temperaturas de más de 40º sin cobijo alguno.

Cada vez más las fuerzas del bando nacional ganan terreno y vemos el germen de lo que sería luego “El Laberinto del fauno”, siendo protagonista la presencia de los nacionalistas como los lobos que amenazan a los niños de las fábulas.

Curiosidades

Aviso que se destripa la película, cuidado.

En el guión escrito a 3 manos (Guillermo del Toro, Antonio Trashorras, David Muñoz) es posible encontrar momentos de los cuales dan pistas o detalles, coincidencias macabras del porvenir de los protagonistas. Fue este año que me fijé en planos como el siguiente:

Espinazo_diablo_1

-Al comienzo de la película, Jacinto el portero  del orfanato (Eduardo Noriega) y un colega de este (Paco Maestre) junto con los huérfanos estan sacando de la camioneta unas barras de madera, para estacas.  Casi al final los niños, liderados por Carlos y Jaime harán el último esfuerzo para librarse por todas del cruel y avaricioso portero. Esas estacas son sus principales armas, después de ser limadas.

Espinazo_diablo_3 Espinazo_diablo_2

-Cuando llega Carlos, Jaime lo mira desde la distancia y dolorosamente ve como está recogiendo babosas acuclillado junto con una caja en sus rodillas, como su querido y fallecido amigo Santi. Antes del final de la historia sabemos que Jaime fue testigo del torpe pero desorbitado ataque de Jacinto a Santi, provocándole la muerte por una fuerte contusión en la frente, emanando para la eternidad sangre en esta en su forma fantasmal, y de forma etérea al haber sido arrojado al agua.

Espinazo_diablo_4

-La primera aparición fantasmal de Santi, en la entrada al comedor y más adentro el acceso al sótano con sus fosas. Curiosamente es a la luz del día, pero apenas dura unos segundos.

-Carlos es hijo de un republicano, seguramente escritor más que soldado. Es algo estirado en apariencia pero enseguida congenia con los niños al ofrecerles historietas y otros detalles. También le interesa leer. En “El laberinto del fauno” tenemos a Ofelia que es hija de un sastre, pero luego marcha con su madre, siendo esta prometido de un capitán franquista. La diferencia es que este protagonista tiene una amistad con niños pero deciden sobrevivir, siendo testigos de un microcosmos de adultos desesperados en medio de la nada.

Ofelia en cambio se agarra con fuerza a lo que los libros de fantasía le ofrece,  alejarse de la dura realidad y sin niños de su edad para relacionarse. Mientras que en la primera el fantasma advierte de trágicos sucesos, en “El laberinto… ” hay una línea muy fina donde Ofelia interfiere realmente en la realidad al estar en contacto con el plano fantástico o son casualidades mientras escapa de la realidad y su destino.

-Tenemos aquí un desierto, en comparación con la siguiente película que trata en unos antiguos bosques y un antiguo mundo de fábula. Mientras en una estan incomunicados y ni la bomba que cae explota, en la otra vemos más conflictos entre ambos bandos.

-El agua de la fosa tiene un color anaranjado, posiblemente por tierra y otros restos, que recuerdan al ámbar. Puede ser referencia al poema que el personaje de Federico Luppi recita (ya en forma de alma errante) al comienzo y cierre de película.

“¿Qué es un fantasma?
Un evento terrible, condenado a repetirse una y otra vez.
Un instante de dolor, quizá.
Algo muerto, que por momentos parece vivo aún.
Un sentimiento suspendido en el tiempo.
Como una fotografía borrosa.
Como un insecto atrapado en ámbar.
Un fantasma.
Eso soy yo.”

Espinazo_diablo_5

– El icónico bote de cristal con un deforme feto por una malformación de la espina dorsal sobresaliendo, en su interior envuelto de un líquido anarajado, “espinazo del Diablo”, ha sido usado como cameo en otras películas como la saga Hellboy de objetos y reliquias de exposición en la base de los protagonsitas y Blade II un guiño por esos fetos de la futura mutación de vampiro.

En el estupendo libro “Cabinet of Curiosities” hay varias entrevistas recogidas dedicadas a cada una de sus películas y sus entresijos. En cuanto a este largometraje, su idea principal es que fuera más protagonista esta idea del bote y su macabro contenido, y un antagonista de apariencia maligna de anciano de pintas nada amables comparado con Federico Luppi con su papel de director de orfanato. Quizás una idea más sobrenatural y que parece rondarle en la cabeza lo de contener en un recipiente, estuche un gran poder maligno o de fuerzas destructivas.

Al final resulta ser un objeto desencadenante en la conversación de Carlos y su director sobre la creencia de lo paranormal y lo científicamente demostrable con la superchería. Pero enseguida a continuación vemos que las palabras se las  lleva el viento cuando toma un trago de esa sustancia nada agradable a la vista del bote, todo sea por su complejo de la impotencia sexual que sufre.

Este tema parece sacado de su propia tierra mexicana pero tristemente cierto es que los niños de pocos recursos en pueblos alejados unos a otros, a mediados del siglo pasado en España, fueron víctimas de supersticiones macabras. Sacamantecas, y demás farándula que (siempre por gente de más dinero y sin quere ensuciarse las manos de forma inhumana contratando a otros de igual mente asesina). Al igual que han existido personas que también decian que organos y sangre de niño era la solución a enfermedades o poderes milagrosos y hasta de eterna juventud). Además que muchos cuentos de toda la vida tratan sobre niños deambulando solos ante el peligro de seres sin escrúpulos, hasta sus propios padres, de verles como una molestia, obstáculo o la solución por medio de su sacrificio.

Espinazo_diablo_6

La escena donde el personaje de Luppi herido de muerte y ya fallecido con moscas rondándole era una espina clavada para Guillermo del Toro desde su gran ópera prima que es Cronos, que en interesantes audiocomentarios relata que con el mismo actor y de protagonista como un vampiro alquímico iba pudríendose en vida y debería estar rodeado de estos pequeños insectos voladores. Al final la idea se fue al garete cuando con poco presupuesto decidieron gastarse algo no precisamente barato como es un adiestrador de bichos para películas, llevando consigo un millar de moscas.

Lo gracioso (actualmente para Del Toro) fue el resultado patético de tener el decorado y plató preparado, Luppi embadurnado de una sustancia podrida para que se le acercara y pegase moscas en su cara y demás, abrir el gran bote y escaparse salvo unas pocas, por una rendija que no habían reparado en acabar de taponarla.

-Cuando muere vemos a Jaime girar su cabeza ante un “schht schht” que resulta ser Jacinto fuera de plano antes de cortar y pasar a otra escena que finalmente se cuela para conseguir el oro y luego acabar por todas de testigos pese a ser niños. En unas cuantas ocasiones los personajes son llamados a la distancia por alguien. La idea es que mientras que Jacinto es de una mentalidad egoísta y cruel, el temido y al final nada peligroso fantasma de Santi suele llamar por los nombres. Esto puede ser debido a la idea de las frases nada extensas de las apariciones fantasmales que recurren más a nombres para comunicarse y dar un mensaje directo. Quizás la idea de un ser del otro lado nos estremezca pronunciar nuestro nombre en las sombras pero luego vemos que las formas de llamar y ser escuchado de Jacinto suelen estar llenas de rabia y crueldad.

Espinazo_diablo_7

-En el primer punto de curiosidades he hablado de las famosas estacas, decisivas para el desenlace. Al ser encerrados por los mismos desagradecidos peones que las habían traído en el trastero, se cierra el círculo del irónico destino de Jacinto.

-De forma misteriosa, los fantasmas en esta película no suelen interactuar mucho físicamente en el entrno. Pero hay dos momentos cruciales. Una cuando el fantasma del director abre la puerta donde están confinados los niños cuando el que ha salido por una rendija y debía abrirles se tuerce el tobillo. Luego quizás de forma poética o realmente eficaz Santi pide que le traigan a Jacinto, siendo su prisión eterna como es al fondo del depósito de aguas turbias. Al final le rodea con los brazos y parece que le agarra. Entonces vemos la diferencia entre dejar escapar a los niños y evitar a toda costa por otro ente escapar al antagonista. También ayuda a que la avaricia de Jacinto intentara por todos los medios evitar perder sus alforjas lleas de  oro.

-Para acabar, en “El Laberinto del Fauno” había el cameo de Fernando Tielve, Carlos en El espinazo del Diablo. Y curiosamente de joven guerrillero. Siendo esta película del 2006 una historia que relata la ya ocupación franquista, fantaseando podría ser que finalmente los niños llegasen a algun pueblo y se hubieran alistado en la banda rebelde a los nacionalistas. Con terrible destino eso sí, de ser muertos en batalla.

-En ambas películas comienzan con los protagonistas llegando a su destino en coche. Mientras que Carlos tarda en hacer amistad con los niños y ser parte del grupo, Ofelia sin ningún amigo de su edad se encierra en sus libros y ese mundo mágico paralelo al suyo.

He aquí las curiosidades que más me interesaba contar. Hay muchas más, como por ejemplo Javier Navarrete, excelente compositor español de cine, también compuso ambas películas del director. Y un trabajo anterior fue “El Mar” de Agustí Villaronga, una excelente cinta sobre una relación enfermiza entre un nuevo paciente joven en un sanatorio de Mallorca para tratar su tuberculosis y encuentra un amigo de su infancia que había matado a golpes de piedra a un niño del pueblo al ser del bando opresor y dictatorial. Siendo otra película sobre un encierro y la relación entre chicos en un lugar que reina la desolación y futura muerte.

Es una cinta de obligada visión. Y que curiosamente al comienzo podemos escuchar niños hablar el mallorquín siendo muy gracioso para mí ya que aunque entienda y sea de la isla, su acento es muy marcado del interior, de pueblos.

Terror en el Himalaya.

Estándar

Curiosamente los juegos que suelo comentar en una sola entrada suelen ser juegos que me han marcado, siendo de terror y/o survival horror casualmente (aunque me parece genial). En este caso hablaré de un juego que salió hace solamente  dos años y medio cuando escribo esto. Cursed Mountain.

Este juego fue creado por Deep Silver Viena, una filial de Deep Silver (distribuidora) que abrieron para crear sus propios juegos y empezando con este curioso juego de terror. Trístemente fue su primer y último juego debido a las pocas ventas de este juego de Wii y PC.

 

¿Es un juego tan pobre como cabe esperar de su fracaso o tiene cosas salvables? Esta pregunta me pasaba por la cabeza cuando tuve la oportunidad de encontrarlo en un Corte Inglés a menos de 8 euros. Era el único que había entre los juegos de Wii y pensé si no debia ser una copia maldita y mágica que ha sido puesto delante de mí en el destino. Como “temerario” que soy le dí una oportunidad al juego.

 

 

Cuando uno ve las imágenes que circulan encuentra unos paisajes originales dentro del catálogo de los videojuegos, con poblados o templos malditos tibetanos representados con gracia. O modelados de personajes  decentes gesticulando. Todo eso se va al traste cuando hay texturas, objetos decorando el escenario así como los cadáveres putrefactos que encuentras dignos de nivel de la Nintendo 64 más que de Playstation 2. Leer cosas como “Este escalador murió de terror y así lo muestra en su rostro” es motivo de una única pero gran carcajada.

El juego lo que hace interesante es su gran ambientación. Aunque los gráficos no son memorables lo salva su apartado artístico y el concepto de historia de terror en lugares desolados de un monte (no sé si existiendo realmente) de nombre Chomolonzo, con influencias del budismo, mitología tibetana sobre demonios, espíritus y el paso al Bardo entre vida y muerte contada en el libro tibetano de los muertos. Además manejamos a un escalador que busca a su hermano perdido en lo alto del monte.

 

La historia no tiene muchos giros de trama espectaculares digamos, pero el personaje principal no es el típico protagonista chulo y confíado, solamente escéptico con los sucesos paranormales aunque su evolución dependerá de su cordura y encontrar el destino de su hermano. La traducción y el doblaje raya a nivel más que aceptable.

Otra cosa que engaña a la vista en imágenes fijas es que crees que tendrá unas bien resueltas escenas de video cuando encuentras a los pocos humanos en el camino a ascender la cima. Craso error. Como si de un comic animado se tratara (vamos como esos llamados así pero que son dos o tres dibujos cambiando alguna postura y poco más) escuchamos al protagonista y abajo los subtítulos o demas personajes mientras imágenes más bien estáticas pasan una detrás de otra. Eso hace que sea tomado poco serio con algunas escenas y si no tenían dinero o ganas de animar escenas CGI o hasta del motor gráfico del juego.

 

El juego consiste en un camino lineal salvo las clásicas “paredes” invisibles salvo darse alguna vuelta por algunas cabañas para deshacer sellos sagrados, llaves o eliminar fantasmas. Para esto último a veces suena frustante ya que o bien dañas con aspavientos al fantasma por un piolet siendo bendecido o usas un puntero por el “Tercer ojo” para este mismo objeto lanza ondas de luz que dañan al fantasma y hasta puedes exorcizarlo cuando un signo rojizo de sello lo apuntes y te indiquen que movimiento hacer con los mandos para ello. Si lo haces correctamente lo eliminas y obtienes algo de salud.

Lo frustante es el movimiento del personaje en situaciones de tener rodeado a varios fantasmas o a veces al apuntar me quedaba vendido al no tener el puntero en el centro y no hay opción de centrar automáticamente con la cruceta. En lo demás no es incómodo de jugar y los pocos usos de detección de movimiento de los mandos no suponen problemas.

¿Entonces es un juego imprescindible? No, salvo si eres un jugador tranquilo como yo que no le importa pasear por todas las estancias, que dado por sus fallos disfrute de la historia y sus paisajes pcas veces visto en videojuegos, además de una banda sonora cuidada. Para completar al cien por cien hay documentos desperdigados que narran los sucesos de la maldición y unas estatuas de Buda que te ofrecen una barra de energía más facilitándote el juego si hay momentos de sufrir daño solo por la presencia de lo maldito o jefes finales.

Si digo que es una pena que cerraran el estudio es porque reconozco que lo compré a precio reducido y con pocas expectátivas y me ha sorprendido gratamente. El juego de apenas 15 horas más o menos, nada de caminos alternativos salvo partes que solo sirven para encontrar documentos, reforzador de poder y energía extra hace que tenga ganas de empezar otra partida… hasta que compruebas que no hay alicientes a empezar una segunda partida. En mi opinión si hubieran añadido unas fases extras,  retos para conseguir trucos habría sido agradable de recomenzar el juego (algo triste cuando uno ve que el juego se puede guardar 6 partidas diferentes y estos casos suelen ir bien para las nuevas partidas con secretos desbloqueados).

 

Si comento este juego es porque quiero aclarar que no es un clásico olvidado, pero tampco se merece quedar en la infamia. Buenas ideas tenian los creadores, documentándose con gran interés en historia de escaladores y mitos tibetanos creando un juego con personalidad propia aun con clichés. Al menos a mi me ha hecho pasar unas buenas tardes en las navidades (nada mejor que un videojuego con mucha nieve y montaña jojo), con algunos puntos de guardado automático a veces muy cercanos y en otros algo lejos si te matan pero no es de una dificultad elevada, más bien normal.

Cursed Mountain es el culpable de que me haya agenciado tambien Silent Hill: Shatteded Memories y próximamente una Playstation 2 (y siendo de consolas Nintendo más de dos décadas) para degustar juegos de survival horror, ya esperando precintado Silent Hill 2 y disfrutar “relajándome” después del trabajo. Apuesto que hasta Forbidden Siren caerá algun día en mis manos y me parece otros de los juegos que pese a algunos contras me encante.