Archivo de la etiqueta: móvil

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (51)

Estándar

Al despertarme lo primero que me hizo reir es que soñé con una versión inventada en mi cabeza a lo “cover” de “Gypsy” de Shakira…. por los de ABBA. Alargando las vocales como en sus famosas canciones. Mezcla curiosa. “Iii aaam aa gyyypssyyy”.

 

Empieza de camino a casa, solo que es bien distinta: tiene vestíbulo como una oficina, vivo en el primer piso, no hay puerta alguna, unos escombros no dejan pasar a las escaleras. Pero para entrar en casa hemos de pasar por un boquete de un techo de la planta baja al primero. Le pregunto a mi madre como impedir que entre gente. Coloca dos grandes bolsas de basura de comunidad llenas pero nada que huela. En el piso tiene un balcón interior que da hacía el vestíbulo.

El segundo sueño es al aire libre. Una mujer de 30 años tiene llena de papeles, bocetos e imágenes de archivos para dibujar el centro antiguo de Edimburgo. Es una pintora amateur, mi padre está a mi lado y dice que ha cursado más de 100 cursos del INEM, no entiendo el dato pero me es igual. Yo tambien dibujo a mi (cutre) manera el centro histórico de Edimburgo sólo que está cubierta la ciudad por una cúpula transparente. Veo soso el dibujo y le añado unas grietas a la cúpula, de alguna forma creo que le da un dramatismo mayor ¿?

 

El tercero es el más extraño. Resulta que en mi móvil tengo una opción de Realidad Aumentada (RA)… sólo que los efectos son a la inversa. Sin saber por qué, no recuerdo si estaba al aire libre o por la pantalla estaba en un prado. Encontraba vaqueros como el Lejano Oeste que les apuntaba con el teléfono y al dar a la tecla de “OK” como en muchos Nokias, les disparaba. Lo raro es que en la realidad tenia vaqueros muertos con un disparo en la cabeza…

Terminaba con la canción inventada que he hablado al comienzo de esta entrada, no sé de donde provenia.

 

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (23)

Estándar

Pasada la mitad de la semana que nos ocupa, reuno sueños de dos días en un solo post.

3 días antes, recuerdo sobre todo por 3 escenas. En una estando en un teatro, algo de una funcionaria quería darme la tabarra. Luego estaba acostado viendo una tele, retransmitían una notícia sensacionalista de como un hilo finísimo de pesca había caído entre el cuello, espalda y omoplatos, de forma horizontal de un niño. Se había estirado ese hilo hacía abajo, con fuerza, introduciéndose unos milimetros en la carne del pequeño. Me daba pena ver como extraian no rápido pero tampoco demasiado lento el hilo, dejando posiblemente una futura cicatriz larguísima. De pronto notaba mi pierna no dolorida pero algo que estaba en mis carnes. Aparecia sin ton ni son un joven que no me estaba haciendo daño, aunque daba cosa como notaba algun hilo y algun gancho dentro de mi gemelo derecho.

hilo

Para acabar, cambiaba la escena a que mi movil tenía un sms en que ahora era cliente de Vodafone, tenía 30 euros de saldo y bla bla. Me daba un dolor de cabeza el pensar de como debería avisar que no había pedido tal oferta.

vod

Mañana del jueves, empecé con un trayecto en bus, aparentemente normal. Pero no había mucha gente en el, las calles y descampados, algo de prados estaban vacíos. Resultaba ser que se hablaba de una epidemia no grave aunque se recomendaba salir poco de casa y no estar en contacto con el aire, corrientes, viento para contagiarse. En mi móvil recibia un mms en que al soñar debía ser gracioso, es lo extraño de los sueños cuando hay un chiste o momento de humor absurdo y luego no le encontrarías lógica al despertarte o acordarte.

bus

Más tarde estaba fuera de mi finca, y en una calle cercana había gente arremolinada en puerta de un propiedad, pisos, y otro montón en un comercio. Me acercaba a curiosear y resultaba ser una despedida, homenaje a un escritor que había fallecido hace poco. Daba la idea que había muerto joven, apenas llegaría a los 28. Parecía ser un escritor de ciencia ficción por algo que veía en libros que ese comercio vendía para homenajear y aprovechar el momento. Una joven veinteañera leía un extracto de alguna novela suya.

escritor

Para acabar este post, reconozco que me quedó este sueño en mi cabeza más que los otros por ciertos detalles. Tigres de tamaño mediano, en la terraza pequeña de casa, de pronto sin explicación tenía un edificio vecino pegado al mio. El cuarto piso estaba justo al lado de un techo de metacrilato verde de mi propiedad. De allí y por una ventana abierta de esa finca habían bajado a mi casa. Un hombre los había cuidado y domesticado, pero siendo tigres no estaba del todo tranquilo. La gran estampa era que primero, físicamente eran tigres, pero su pelaje era mezcla más a leopardo, con pigmentaciones negras redondas. El color del joven tigre tiraba a color anaranjado, mientras que la hermana tigresa… ¡era rosita claro!

tiger

Pocas veces recuerdas colores y ante tal escena, pues que puedo decir, te despiertas, ries y luego te alegras que no exista tal pelaje pues ya irian pijas y kinkis para tener de ropa de invierno o bolsos.