Archivos Mensuales: diciembre 2011

Bodrio infantil (9): Ángeles S.A.

Estándar

Allá por 2004 muchos nos quedamos con cara de tontos cuando una niña decía que mejor maquillada que ir sencilla, que a bailar y pintarse. En una canción. Era María Isabel.

3 años después, en 2007, Antena 3 produjo una película que poca gente recuerda o desea. Una comedia musical, Pablo Carbonell, Anabel Alonso, la susodicha cantante infantil y una trama de ángeles de la guarda. O lo que és lo mismo: canciones, coreografías chuscas, lucimiento de la niña cantante, querer parecer una película familiar tocando la supuesta fibra sensible con seres queridos ausentes y efectos especiales que hasta las series de Hércules y Xena de familia Raimi son mil veces menos cutres.

Fijaos como en la película usan alas digitales y en el cartel unas espantosas alas de tela. Así se vende una película con “ángeles” en el título.

El título, “Ángeles S.A.” me parece una forma de querer ser original sin éxito, queriendo parecer “Monstruos S.A.” pero luego hablaré de lo que es el Cielo en esta película.

No es lo que parece malpensados. (Vale, soy yo que veía una nube en forma de mano-polla).

Un padre de familia alegre de unos miembros igualmente sonrientes que tiene que pensar en la idea líder de ventas de cara a colecciones por entregas de los kioscos. Si, hasta allí hay una competencia feroz. Su idea son las de vender angelitos y su competidor en Policias del mundo. Gana lo de angelitos porque el jefe es un pureta.

Eso hace que deba viajar a China 3 meses por cuestiones de negocio y la familia a regañadientes, más la niña, no les atrae el saber de que estará ausente tanto tiempo.

Ya de por sí es un canteo escuchar a Pablo Carbonell en su voz campechana, a María Isabel con su acento andaluz y Silvia Marsó forzando a tener ese mismo acento sin sonar nada suyo. También aunque no me interese mucho es de los primeros papeles del hermano de Mario Casas, Óscar. Poco que decir.

Pero bueno que la historia tiene la música como máximo protagonista con María Isabel. Ella quiere ganar en la competición para bailar y cantar la canción que será la que represente su colegio, y el jurado me da un mal rollo extraño:

¿De dónde sale la música? ¿Tan malas han sido las otras canciones para que los profesores (atento a caras de “orgasmo” o un profesor con pajarita, en cualquier instituto sería una diana para las humillaciones) digan que es la mejor que han tenido nunca? 

La familia está contenta ya que el padre tiene su reconocimiento en el trabajo y la niña en el colegio, salvo claro el viaje inesperado.

El le regala un colgante y en el avión hay un chiste que pareciéndome bueno luego enseguida es estropeado.

Una mujer a su lado habla de tema de colecciones y dice “Angelitos este año, y el siguiente te venderan la casa de los angelitos”, el padre se queda pensativo como dando a entender que así lo haría copiando vilmente la idea irónica aunque robando por igual una idea… para luego tener en mente esa ultima frase que intenta dormir (no sé como con turbulencias exageradas en el avión) y ver el siguiente videoclip, digo escena de la película:

Resulta que el padre sueña con su hija que desea ser una Pocero del cielo que vende a precio de burbuja en la estratosfera fincas para los ángeles buenos, vamos los agilipollados. Antes hay un chiste pésimo ya que viaja con aerolíneas chinas y el piloto habla español con la ausencia de r sustituyéndola por l. Viva el humor modenno.

Y muere. Si, de una forma presuntamente graciosa donde no sabe hasta que aparece en un plató con croma verde que resulta ser el Cielo y Anabel Alonso despliega las alas. (En el cartel oficial ambos llevan unas alas de tela muy cutres, ¿no existe el photoshop para maquillar los cárteles?).

Luego vemos a la hija que va a actuar pero le comunican por los profesores a ella y su madre que el avión sufrió un accidente falleciendo los pasajeros, entre ellos el padre. Acto seguido Carbonell con ropa caribeña relajándose en el cielo. ¿No es una especie de “sandwich” de escenas para contar algo divertido, algo triste y nuevamente algo divertido algo poco trabajado? ¿Y luego le interesa saber que pasó con la familia? Vaya padrazo.

Aquí empieza el nudo de la historia, y es que se entera que su preciada hija no tiene ángel de la guarda. Si, hasta en el cielo hay fallos de burocracia. Decide pedir que le transformen en tal para proteger y volver a encaminar a su hija a la vida feliz y exitosa en la música. Segun el personaje de Anabel Alonso dice que ya han pasado 2 años terrestres (como la sala del Tiempo en Dragon Ball) y para él han sido como dos días. Para que no se chive a Dios, Alonso le deja que baje a la tierra suplantando un cuerpo vivo.



Para ello hace que el profesor de música MUERA por accidente de coche trucando una pelota de baloncesto que Maria Isabel solo iba a patear hacia a la compañera de clase y adversaria del tema de baile. Olé, así se empieza protegiéndola, que la culpen de homicidio involuntario. Sé que es una comedia familiar pero me parece bastante retorcido.

Aqui viene la segunda parte del film, que si bien en otras películas veríamos no a Carbonell sino al actor del profe de música la mayoría en escena pero siendo como el padre de la protagonista en su cuerpo, aquí directamente es Carbonell con la pajarita estúpida y solo a ratos vemos por reflejos el cuerpo que ha robado. Hasta actores de comedia afroamericanos con kilos de maquillaje me parecen tener más mérito que poner al actor protagonista haciendo del personaje en sí mismo y punto.

No falta las escenas que debe dar clases y no tiene idea. Así sabemos que Maria Isabel no volvió a cantar ante la gente desde que murió su padre.

Luego nos enteramos que en dos años después la esposa ya esta comprometida y dispuesta a casarse con… el rival del padre protagonista de la empresa de colecciones de kiosco. Una cruel ironía y mil veces vista, donde nunca dejan al espectador pensar que ese pretendiente sea buen tipo. ¿Acaso las mujeres viudas o separadas de los protagonistas en películas tienen que liarse siempre con el tío más arrogante y egoísta con una venda en los ojos ante hijos, familia o amigos?

El con el cuerpo del profe de música (y psicólogo infantil, así tenga a mano los informes de su hija que está siendo una irregular estudiante) debe disimular que con el presunto golpe está más amable con el mundo y de allí ayudar a su mujer a encontrar a Maria en el colegio por la noche cantando una “bonita canción” bastante altruista y que la madre rehaga su vida (aun con un arrogante secundario):

En este caso se escucha un coro de voces y ella baila una coreografía bastante forzada que parece más preocupada en parecer una fabulosa cantante pop que un personaje triste en una película. Critico por criticar porque ya dije que es una peli para que la niña cantante se luzca, aunque tiene más “excusa” que la canción de las casitas de angelitos.

Al acompañarla a casa, la voz del ángel de Alonso le dice que no entre, ya que al hacerlo se entera de quien es, el prometido de su viuda. Se marcha rapidamente por su rabia interna que desahoga discutiendo con el ángel jefe. Volvemos al tema que los protagonistas separados o fallecidos aun presentes en la tierra deben ver que su mujer se lía con la persona que menos querrían que se juntara. ¿Veremos algo bueno de ese compañero de trabajo odioso y aprovechado o habrá una lección por querer ser alguien de una familia que el protagonista cree que no se merece? Por ahora pienso que sera lo segundo… espero que me equivoque.

No sería tópico si no se quitara tambien el pinganillo que usaba para escuchar al jefe ángel interpretado por Anabel Alonso para resolver a su manera la situación actual que empezó dos años después de fallecer. Una tormenta con rayos de archivo para denotar que el jefe ángel esta molesta, con un tono de voz poco convincente. Bravo.

Empieza su plan de acosar a la familia (que es la suya pero recordando que es el profe de música para los demás) para que la mujer desista de casarse. Quiere animar a la hija con esa idea y algun chiste malo se cuela como “tengo un plan y lo haré eso sí con pies de plomo” para acto seguido patinar y caer al suelo por la tabla de patinar de la hija en su habitación.

Dichoso el destino llega el “usurpador” y van a cenar los 5, con una escena un tanto gratuita de querer estropear su imagen, con plan de Maria Isabel poniéndole tabasco en su hamburguesa. Hay piques entre el prota que si era amigo de Carlos (el mismo claro) y de las colecciones de la editorial ahora, le da la hamburguesa sabiendo que hay tabasco, etc. Solamente sirve para ver que le interesa bastante el trabajo más que la cena al poco de llegar.

Entonces siguen escenas clásicas de querer estropear su reunión (que no entiendo que sirve la verdad) de trabajo yendo Maria y su ahora querido profe de música cambiando cosas del informe ¿?  como ella queriendo hacer las paces, diciendo las trastadas que le había hecho confesándose  mientras Carlos (Carbonell) habla por teléfono aprovechando que estan fuera susurrando a un interesado en el informe los cambios. ¿No sería sospechoso que alguien hablara en voz baja y no siendo ese empleado que van a depositar su confianza?

Total, la madre queda una noche y como buen marido muerto ahora pagafantas, dice de ser voluntario a hacer de canguro a los hijos. Otra excusa para una canción metida con calzador para que los niños se diviertan en el salón y con imaginación (¿no es algo contradictorio con la niñez actual que les compra ya móviles y ordenador estando conectados en Tuenti y luego Facebook?)

Sorprendentemente es una de esas casas de salones grandes para dejarlo todo perdido, y en efecto no falta los cojines con plumas que todo el mundo tiene y al momento de darle un golpe salen cientos al aire.  Realmente se notan que son demos de canciones para que al salir de la sala las niñas quisieran el disco. Y tuvo éxito porque no hay más que leer cosas en Youtube. Ah no, que ventas tiene la chica esta pero graciosamente existe el internet y de ello las descargas gratuitas.

La cena entre la madre y el “usurpador” se realiza en el mismo restaurante donde fue la última vez que habló a solas con su marido y justamente este nuevo hombre en su vida tambien tiene un viaje de negocios por delante. Sin sarcasmo alguno, la escena sorprende porque este quiere estar con ella y tambien ir de viaje, con lo que está abatido al desistir ella su petición de mano. La regla de los usurpadores egoístas en películas se rompe. ¡Milagro!

Ella vuelve a casa y encuentra al profe de música que parece mucho a su difunto marido, estan a punto de besarse… y viene Anabel Alonso a llevárselo.

Total, la niña esta más alegre y quiere despedirse de su cometido… pero de nuevo la película me sorprende ya que el novio decide cancelar el viaje y va en serio. Con lo que la niña, María se larga a un parque y su padre-profe dice de unirse al enemigo, que parece un buen hombre renunciando al trabajo por amor. Ella se larga igualmente  porque con acento andalú “mi padre era er mejó”.

Los últimos minutos es cuando viene la parte “mágica” que para mi estropea la película. Resumiendo. El padre decide que si han roto reglas para el destino de algunos personajes, estropeamosle más. Bajan unos ángeles a travestirse de mujeres amduras, a dar un agua que al beber hace soltar pedos y eructos a la rival musical de María Isabel, la tele magicamente de casa de esta última al no querer actuar se enciende sola y que un reportero habla del concurso de colegios (me recuerda a lo de “concurso de regionales” de Community, ¿si son tan importantes porque me parecen que son los cutre concursos de toda la vida?) y que por cojones María debe concursar que es la que vale, claro que sí. De eso va la película hostía.

De pronto uno de los ángeles cazurros se cambia de disfraz a uno cotidiano para ser su taxista que ella  no ha llamado (además de María Isabel querían beneficiar la imagen de taxistas de Madrid que son unos ángeles claro que sí, estacionan delante de tu casa todos los días quieras o no) y ella no se pregunta si sera un Pedoman.

Pero lo más cantoso es llegar al colegio y una estela mágica en su ropa aparezca en un ¡chas! maquillada y con traje para bailar y cantar.

Pedobear aprueba esta mágica intervención de cambio de imagen

Esto seguramente suena a crítica gratuita pero me estaba pareciendo una película donde algo sobrenatural actuaba en situaciones de la familia protagonista, solo el padre con otro cuerpo queriendo ayudar. ¿Como es que ella llega al colegio y consigue que una canción que compuso para su padre y nunca enseñó a nadie tenga una coreografía preparada, bailarines, escenografía y la música grabada para que ella cante con soltura?. Además de que en ningun momento la película trata de que ella sepa que su padre se ha comunicado con ella o pase algo por magia. Solamente a final de actuación lo ve aparecer como Pedro por su casa y no se sorprende. Que sea feliz, cante y su madre se tire al novio que, si a comienzos parecía capullo y aprovechado, tuvo cojones a pensar en su nueva mujer y familia que el protagonista mismo.

He aquí un final que veo común en productos familiares, no todos pero los que comento por aquí, con lagunas en el guión o injustas salvo para la felicidad de los protagonistas. ¿Que pasó con el profesor de música? Le dejaron resucitar seguramente, tomando su cuerpo nuevamente. ¿A alguien le importa en el cielo que haya  sido un pelele para que el prota hiciera a otras personas verle como alguien enrollado y un ángel de persona? Cuando vuelva será el ridículo profe de pajarita de siempre… creo. ¿Por que fastidian a la chica rival? Dicen que hay ángeles para los niños que les protegen de injusticias, no veo una niña despreciable para que le pasen cosas denigrantes. Y por último, entiendo que María Isabel no tenía ángel propio pero sigo sin entender la moraleja de la historia, algun mensaje positivo. Toda la película da a entender que María Isabel no olvida a su padre y no se puede reemplazar, fastidia a una compañera de clase, por poco la culpan de matar a un profe accidentalmente, no soporta al novio de su madre y… ¡Claro, como en la vida misma!

Qué ciego soy. Retiro lo dicho. En ningun momento debería dudar, pensando que no es una historia tierna para toda la familia y sin ningún interés discográfico. Es Navidad, hay que tener la mente alegre y risueña. 

Que no, es broma. Es otro subproducto y punto. Tenían que cagarla al final con un desenlace de toda la vida en que gente del Cielo trastocan o destrozan vidas para dar ventaja a otras. Todo el mundo puede ser especial o ser importante para otros, y querer ayudar a seguir adelante es importante.

Pero estas películas no nos engañemos, analizando las tramas uno sabe que todo esta fabricado y cantar “Papá papá te echo de menos” o “Baila baila” con composiciones sencillas y una cantante infantil con tirón es pasta gansa. Vamos los niños pueden ver estas películas pero que me parta un rayo si son películas que realmente tengan un mensaje util más que ser María Isabel es la polla.

Felices fiestas.