Archivos Mensuales: septiembre 2009

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (24)

Estándar

He dejado pasar mucho tiempo de esta pasada mañana, asi que apenas he podido mantener detalles. Me quedo con esto: Soñé que vivía en una casa de la cual no tenía muchas más habitaciones que otras, solo que tenia un pasillo cuadrado que por dentro rodeaba toda la casa. Asi podías ir dando una vuelta por ese pasillo sin necesidad de volver atrás para ir al salón. Digo esto pues le daba una amplitud curiosa a la casa, con perchas cerca de las entradas a los cuartos personales. Recuerdo ver una camiseta colgada, marrón, estampada con alguna ilustración de una chica mestiza en patines, pelo rizado recogido, con pantalones cortos. El dibujo estaba dibujado con la chica de perfil, patinando. Me es curioso pues he soñado muchas variaciones de casa aunque esta deja de ser piso, a ser una planta baja.

Anuncios

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (23)

Estándar

Pasada la mitad de la semana que nos ocupa, reuno sueños de dos días en un solo post.

3 días antes, recuerdo sobre todo por 3 escenas. En una estando en un teatro, algo de una funcionaria quería darme la tabarra. Luego estaba acostado viendo una tele, retransmitían una notícia sensacionalista de como un hilo finísimo de pesca había caído entre el cuello, espalda y omoplatos, de forma horizontal de un niño. Se había estirado ese hilo hacía abajo, con fuerza, introduciéndose unos milimetros en la carne del pequeño. Me daba pena ver como extraian no rápido pero tampoco demasiado lento el hilo, dejando posiblemente una futura cicatriz larguísima. De pronto notaba mi pierna no dolorida pero algo que estaba en mis carnes. Aparecia sin ton ni son un joven que no me estaba haciendo daño, aunque daba cosa como notaba algun hilo y algun gancho dentro de mi gemelo derecho.

hilo

Para acabar, cambiaba la escena a que mi movil tenía un sms en que ahora era cliente de Vodafone, tenía 30 euros de saldo y bla bla. Me daba un dolor de cabeza el pensar de como debería avisar que no había pedido tal oferta.

vod

Mañana del jueves, empecé con un trayecto en bus, aparentemente normal. Pero no había mucha gente en el, las calles y descampados, algo de prados estaban vacíos. Resultaba ser que se hablaba de una epidemia no grave aunque se recomendaba salir poco de casa y no estar en contacto con el aire, corrientes, viento para contagiarse. En mi móvil recibia un mms en que al soñar debía ser gracioso, es lo extraño de los sueños cuando hay un chiste o momento de humor absurdo y luego no le encontrarías lógica al despertarte o acordarte.

bus

Más tarde estaba fuera de mi finca, y en una calle cercana había gente arremolinada en puerta de un propiedad, pisos, y otro montón en un comercio. Me acercaba a curiosear y resultaba ser una despedida, homenaje a un escritor que había fallecido hace poco. Daba la idea que había muerto joven, apenas llegaría a los 28. Parecía ser un escritor de ciencia ficción por algo que veía en libros que ese comercio vendía para homenajear y aprovechar el momento. Una joven veinteañera leía un extracto de alguna novela suya.

escritor

Para acabar este post, reconozco que me quedó este sueño en mi cabeza más que los otros por ciertos detalles. Tigres de tamaño mediano, en la terraza pequeña de casa, de pronto sin explicación tenía un edificio vecino pegado al mio. El cuarto piso estaba justo al lado de un techo de metacrilato verde de mi propiedad. De allí y por una ventana abierta de esa finca habían bajado a mi casa. Un hombre los había cuidado y domesticado, pero siendo tigres no estaba del todo tranquilo. La gran estampa era que primero, físicamente eran tigres, pero su pelaje era mezcla más a leopardo, con pigmentaciones negras redondas. El color del joven tigre tiraba a color anaranjado, mientras que la hermana tigresa… ¡era rosita claro!

tiger

Pocas veces recuerdas colores y ante tal escena, pues que puedo decir, te despiertas, ries y luego te alegras que no exista tal pelaje pues ya irian pijas y kinkis para tener de ropa de invierno o bolsos.

¿Qué piensa usted, Sr. Freud? (Sueños propios narrados al detalle) (22)

Estándar

Oh, deberé contar sueños de distintos días, pues no he soñado mucho más esta semana.

En el primero que recuerdo era mucho más largo, solo tengo nociones de mi hermano con su grupo de amigos, de los cuales los veía en la calle a plena tarde. Lo contradictorio era verles rodeando a un jóven de no menos años, 20 quizás. Además que en su sano juicio jamás empezarían a pasarselo de uno en uno a puñetazos.

Es una de esas escenas que seria imposible de ver y se te quedan en la mente lo gráfico que eran ver los golpes. Me dejaba llevar por mi sensatez en un mundo de sueños, aunque siempre parece que haga aspavientos o voz chillona. Paraban y aun reian de tal dudoso divertimento, luego se hacian amigo del chico sin explicación alguna.

punch

Al día siguiente tuve uno de esos sueños que tampoco hay que buscarles un significado personal, soy un maldito recolector de escenas de ficción versionadas en mi imaginación. Resulta que al despertarme recordaba haber soñado con que me miraba a un espejo y era una niña pelirroja de 8 años con pelo suelto. Esos ojos fijos en mi me hacen recordar que de niño ví esa película del perro Pippín, en la que una escena niño pelirrojo y perro se miraban fijamente con primeros planos de sus miradas.

mirror