Archivo de la etiqueta: Orri Páll Dýrason

[Opinión] Lo que puede no gustar de la banda y hasta crearse odiadores (o casi).

Estándar

Éste artículo se empezó a escribir allá por 2016. Lo recupero por mi reciente vuelta al blog con más o menos añadidos y cambios.

“El tío tiene voz de vieja cantando”. Creo que cualquiera que sea seguidor de la banda y lee esto en un video relacionado, artículo o querer dar una pista de lo que dice no gustar en otros ámbitos podemos saber de quién habla. Llegamos a ese punto que no voy a discutir, el falsetto de Jón “Jónsi” Þór Birgisson puede acarrear discusiones ya que por sí sola la voz es un instrumento, y si encima le añadimos el hecho de ser en ciertos temas un galimatías suma o resta para según quién.

2016_tour_header_sigur_ros

Este artículo de opinión ha surgido al leer un comentario bastante “hater” en una web británica que si bien no comparto su punto de vista me ha hecho reflexionar lo que puede, podemos reflejar los seguidores acérrimos de la banda en cuestión y ésta misma.

He escrito en un par de ocasiones unas entradas exponiendo mi opinión sobre los fans, como el hecho de algunos que desprestigian el motivo o forma que se añaden nuevos seguidores, o quienes en parte se quieren sentir especiales, casi superiores.

En esta ocasión sera señalar lo que se puede leer, escuchar y en resumidas cuentas notarse de quienes no les llega el sonido, la marca o en sí mismo el grupo. Y no olvidándose de los repartidores de carnets.

Comencemos con un tema tan querido, y que incluso sin llegar a escuchar más canciones de Sigur Rós puedas haberlo hecho y gustarte, o el que más sin profundizar mucho. Eso quienes de primeras no les pueda atraer el tipo de música pero alguna cae. “Hoppípolla“. En el artículo británico que dije antes, señalan la música para “bebés adultos”. Lo primero que se me viene es un bebé gigante con un pañal también enorme aunque con barba hipster y en vez del sonido de llavero replicando, ese tema sonando en altavoces de casa o conciertos como tal. Es curioso. Para mi es un tema que me encanta pero que tampoco creo que define al trabajo global. Han hecho de otras canciones un aire positivo, para algunos estomagantes, pero en cambio a otros les parecerá “un coñazo”, “lo mejor en somníferos”, “voces e idioma estridente y hacerse guays por no pasarse al inglés y la letra no sea la panacea igualmente”… Y sería una tortura para el que no esté dispuesto a escucharse Popplagið en su totalidad.

Hay que señalar que también forman parte de una cantera de músicos entre mediados y finales de los 90, islandeses y todo el rollo que pueda sonar a factura modernilla, de países del norte, como el que quiere tener un Mac encima de lo último del catálogo de muebles de Ikea. Tampoco ha ayudado a quienes empiecen a cogerles manía (puede ser por los mismos fans como he señalado anteriormente y enlazado artículos propios) y se enteren que han tenido entrevistas secas, desastrosas (como si quisieran invitarlos a “El Hormiguero” de la televisión de España y no entienden el tipo de formato o humor o porque el presentador acapara cosas estúpidas y no siguen el juego), no entender ciertas preguntas u intenciones o si y desmarcarse, y opiniones impopulares (para algunos que al decir no sentirse superiores y ese es tu estilo de sonido o no hacen nada especial pero justo eso acaban de tildarlos de engreídos).

Es una banda que venderán unas decenas, centenas de miles de copias, y sumando millones con los años de sus álbumes. Pero no vamos a decir que venden millones al momento, o saltan en todas las webs de música en portada al menos cada año y colándose sobre otros, revistas y por supuesto si en cada país tiene sus artistas preferidos, nacionales o internacionales. Se puede decir que en estos años han ido creando expectación en sus giras mundiales, y que pese a tener una variedad de países aún no visitados, cuesta el hecho de pensar si lo harán. También es de recibo que hubo merchadising que de forma limitada podían excederse con el precio, pero al final había fans dispuestos por comprar.

Hay que pensar que no es lo mismo una base de fans que pueda llenar un concierto como el que pueda ser más dificil o menos complicado logísticamente y si interesa en capitales.

Otras de las quejas que he leído, entre fans por ciertas ideas, y de quienes no soporten y piensan que es error del “Poochierismo” (el termino, no mío, de algo que intenta ser molón, “cool” pero como dicen los chilenos acabe siendo “fome”, sin gracia), de aparecer en estos última década en productos de la TV, como “Los Simpson” o “Juego de Tronos”. Eso no se puede negar que lógicamente es promoción, es marketing y también los responsables de esas series gustarle su música (o así declaran tanto por la serie animada como el mismo creador de la serie de libros de “Canción de hielo y fuego” George R. R. Martin.).  Pero mirando años atrás ya hubo una polémica para algunos de abordar en el mercado de EEUU por oportunidades como la película tan hablada por aquí de “Vanilla Sky” de Cameron Crowe. Y mirando listado de temas formando parte de la banda sonora en películas, series y hasta documentales la cosa sigue para largo.

Eso llega a otro punto. Puede ser en un documental de naturaleza de la BBC como la final de programas de talentos, con el resobado montaje del momento sonando “Hoppípolla”. O si suena en tal tráiler, que si tal anuncio con animales y medio ambiente…

Hablar de Islandia antes o después alguien mencionará al ahora trío dúo musical. Que no falte algún tema con imágenes de paisajes naturales en una edición de video o programas de viajeros. Incluso puede que para el turismo la gente menciona a tantos grupos originarios de allí y desean estar donde surge su creatividad. Cuando se señala detalles así es como el hecho del término “chico/chica rara” (aunque con los años el primero no se cuestiona tanto o es normalizado, pero la chica poco a poco y ya siendo un producto más con su estética o estereotipo en ficciones) que para algunos les pueda repeler, “mirad estos que se hacen los distintos”. En mi opinión es el hecho de apuntar con el dedo, si son modernitos, les debe gustar ir a Starbucks o si el cantante es homosexual y vegano declarado. Porque no hay escándalos que contar (Act. abril 2020: Estos años surgió ciertas evasiones fiscales y la marcha de Orri Páll con toques turbios ocurridos en la grabación del álbum Kveikur en Los Angeles). Lo único más dispuesto a comentarse son ese tipo de ejemplos y cómo va evolucionando su música. Y por supuesto el darles una pátina de intocables, como que el ex-batería es más víctima que la persona que le demandó.

Ese otro punto a comentar, su sonido. Creo que he visto más críticas por quienes son seguidores que los que empiezan a escucharles. O los que para nada no comentarán nada nuevo. Que si ahora son más alegres, que si ahora Valtari es un rollo nada animado, que si Takk está genial, pero que vuelvan al sonido de los primeros (allá en 2005)… con el último lanzado, “Kveikur”, para algunos mejoraba a Valtari, otros que mejor el anterior o ya si eso se pasaban a un sonido “dubstep” ¿?. Al final como digo quienes les repele dirán siempre “son coñazo, llavero ante bebés grandes o el de la voz irritante”. Pero es curioso lo de si sacan siete discos, para algunos querrían siete iguales. Hay quienes no perdonan que el querido ex-teclista, Kjartan Sveinsson, no haya vuelto a la banda. Como si ésta tuviera el deber moral de hacer cambiar la elección como músico de connotaciones clásicas en los últimos trabajos por su cuenta y su propio camino a que volviera porque, eso, hay que contentar siempre a los fans.

Ahora mismo ninguno de los dos integrantes que quedan, Jónsi y Georg Hólm, han lanzado un comunicado que la banda se disuelve. Mientras, el primero parece prepararse para un retorno como solista. Quizá empiece a fijarme cuales son los comentarios, ganando ésta vez las felicitaciones a Jónsi y echando de menos a la banda. De nuevo, acabaría por haber las repetidas quejas que he expuesto, aunque no hay nada peor que no haya dónde apuntar con sus críticas dolientes para éstas personas con afán de demostrar su desagrado y cierto aire de esnobismo.

Orri Páll Dýrason y el devenir de la banda

Estándar

Es triste tener que actualizar por una noticia que ha traído cola y no por algo agradable, como es la presunta culpabilidad de Orri Páll Dýrason, el ya ex-baterista de la banda presente en este blog. Unas horas después de la acusación compartió un escrito dónde el resumen es dejar la banda para que esta no fuera envuelta en una posible sucesión de batallas legales.

Recientemente a traves de Pitchfork, uno de los medios sobre el mundo de la música que nunca han negado en informar acerca de cada novedad de la banda, han compartido más detalles, escabrosos y desoladores acerca de Orri Páll.

Es triste pues, ver que a comienzos del 2013, en plena grabación del séptimo álbum de la banda “Kveikur” en un estudio de Los Angeles, una noche Orri después de la jornada, salió a la madrugada y decidido a visitar un club de strip-tease y cometer seguramente uno de sus mayores errores su vida. Meagan Boyd, una joven bailarina por entonces y actualmente una artista visual que comparte sus trabajos por Instagram, decidió dejar el local por encontrarse y conocer a un miembro de una banda con cierta reputación.

sigurros_ovedur_2

En estas semanas han surgido comentarios de muchos tipos de los cuales “No te puedes fiar ni de Sigur Rós” con cierta decepción sobre un tema tan acusado en estos últimos años como es en el mundo de las celebridades y sus trapos sucios acerca de los abusos. Algunos otros dejarán constancia de su negación de lo ocurrido, mientras el resto opinarán “que todo acabe resolviéndose para bien” en favor del ex-baterista.

En mi caso me supuso una bofetada de dura realidad, pues los movimientos feministas actuales para no callar ante los abusos sexuales no deberían ser cosa de broma, nadie se salva de cometer actos donde lo principal es forzar y restarle importancia. Orri en ningún momento negó que hubiese penetración, solo “mi experiencia de aquella noche es diferente a la tuya” en respuesta a e-mails que se enviaron ambos a finales de septiembre. Recordemos que meses antes Kjartan Sveinsson dejaba la banda, comenzaba la gira de 2012-2013 y en plena grabación del último álbum de estudio editado Orri con mayor probabilidad marcó su destino aquella noche para que en 2018 dejase la banda. ¿No es desolador que 5 años y medio atrás ocurra tal suceso? Sentí y siento un shock, esperando unos días a escribir tal entrada por si se esclarecía algo más sobre tal turbio tema. Solo se revelan detalles más incómodos, tristemente.


 

En RRSS salvo Facebook no compartieron el comunicado de Orri de su retirada, mientras que actualmente como dúo (Jónsi y Georg Hólm) aún se mantienen imágenes promocionales de estos últimos junto a Orri.

lynch_jonsi

Parece ser que Jónsi sigue junto a Alex Somers y Paul Corley en su gira con el proyecto Liminal, siendo lo más reciente mientras escribo esto su participación en el Festival of disruption, creado por el famoso cineasta David Lynch, este mismo fin de semana los días 13 y 14 de ocbure.

Hoy además han sacado una segunda entrega de temas inéditos y remezclados, ya comunicando que Liminal iría ampliándose con el tiempo.

 


Lords-of-Chaos-Movie-Poster.jpg

Esta semana se estrenó en Sitges la película a ratos documental, a ratos ficcionada “Lord of Chaos”, acerca de los movimientos violentos por parte de la banda de metal noruega Mayhem en su país de origen, que adapta en pantalla el libro de mismo título. Con tintes de humor negro que da paso a cada minuto un ambiente más oscuro, ha pasado desapercibido para la mayoría que su OST viene de la mano de Sigur Rós. Se echa en falta más música metal según los espectadores y fans confesos de tal género musical, siendo la composición de la banda islandesa la elegida junto a música adicional de Stephen Ardnt más predominante.


En estos momentos aún se desconoce el estado del que iba a ser el 8º álbum de la banda, también grabado en EEUU, ni la intención de Jónsi y Georg Hólm en sustituir a Orri Páll Dýrason. El próximo 4 de enero de 2019 la banda cumplirá 25 años mientras que el 12 de junio 20 años del lanzamiento de Ágætis byrjun, trabajo del cual Ágúst Ævar Gunnarsson fue sustituido poco después por Orri Páll Dýrason.

Estaré a la espera de que sepamos más sobre el futuro de la banda, algo incierta y que bien seguro están esperando comentar a la espera de decidir su devenir.

Mientras, por declararme fan de la banda no conlleva a que obvie un pensamiento crítico de la situación. Nadie es mejor que nadie en este mundo y pese a la labor del sr. Dýrason, algo doliente escuchar su trabajo tan valorado con temas fantásticos en la actualidad y venir a la cabeza tal tema polémico, al igual que está la presunción de inocencia, también es lícito no darle más credibilidad y derechos por su posición de antiguo miembro de una banda musical de culto.

Nueva entrevista a @sigurros. “El próximo álbum sera un poco más alegre que Kveikur”

Estándar

Enlace de la entrevista de la banda a “The List”

sigur_ros_2017_banner

Estos días la banda pasará por varias ciudades europeas, entre ellas de Gran Bretaña. Fans y prensa británica siempre han tenido buenos ojos hacía el grupo y viceversa, con entrevistas, preestrenos y diversos eventos (INNI el álbum-documental su actuación proviene de Alexander Palace). Por eso Orri ha concedido entrevista a “The List”, soltando datos interesantes.

 

En primer lugar la marcha de Sveinsson y la decisión de ser solo ellos 3 y ciertos samples, el resto de instrumentos debía recaer en ellos. De allí Orri se encarga del teclado en varios temas, algo que no había hecho hasta estas últimas giras. Además de ensayar para poder permitirse tocar los temas bromea o de forma honesta “es un poco peor, pero lo logramos”.

La importancia del show para que incluso gente que no haya escuchado un álbum le sea atractivo, con toda esa iluminación y proyecciones que tanto ha gustado este año y medio de gira y que prosigue. Comenta que visto dos actuaciones de Rammstein “es uno de los mejores shows que he visto”, no haciendo falta ponerse un disco en casa cada momento.

Otra cosa interesante es que de cara a febrero tengan pensado grabar y sacar el nuevo álbum de estudio el próximo verano. Un disco que se sigue trabajando y debido a una producción más larga que Kveikur parece que influye, teniendo un aire “un poco más alegre que Kveikur”.  El nuevo productor John Congleton (Franz Ferdinand) parece gustarle a la banda, sin muchos problemas a la hora de la grabación.

Siguiente párrafo trata de como siempre tienen algo característico y común, además de seguir probando sonidos. Orri comenta que jugaba con un midi de saxofón, sin tener idea de la posición de los dedos en el instrumento físico no tiene el porqué de no salir buena música de allí.

Lo siguiente es sobre el rodaje de la pequeña escena en Juego de Tronos (cuarta temporada, segundo capítulo). Estuvieron 3 días en Dubrovnik, Croacia, “con estúpidos ropajes y estando con actores” esperando demasiado con mucho café y fumando como un carretero. Eso sí la pieza le parece estupenda, la inquienta versión de “The Rains of Castamere”. No le extraña tampoco que el cameo de Ed Sheeran hubiese “haters”. “Da igual lo que hagas, habrá gente que lo odie”.

Para finalizar trata sobre su música, algo más optimista tratándose de la época actual que vivimos, intentando ser herméticos para seguir sus vidas y trabajar. Pero trabajando ya 2 años con los nuevos temas no siendo sesiones cortas pero intensas como “Kveikur” (temas como el mismo nombre del disco) salga ese optimismo y con diferentes emociones. “Veremos que pasará cuando nos reunamos para la próxima sesión de grabación ¿pero quizás el mundo necesite algo feliz? ¿Puede que todos necesitemos algunas cosas positivas?

#sigurroslive Vuelven a Sundlaugin, su antiguo estudio de grabación para preparar nuevo material

Estándar

Parece que se avecinan meses con mucho movimiento por redes sociales, ya no solo por su inminente nueva gira por Norteamérica (México, EEUU y Canadá). Y es que reiteraron que para la gira europea de septiembre a octubre se podrá escuchar material del próximo octavo álbum. Si hay una posibilidad de ver publicado este nuevo disco antes de acabar, es por las pistas que van dejando en forma de adelantos a cuentagotas en las giras, y por la entrada que justo escribo ahora por las siguientes fotografías compartidas en Facebook para luego a las demas cuentas en redes.

 

sigur_ros_sundlaugin_2017 sigur_ros_sundlaugin_2017_2 sigur_ros_sundlaugin_2017_3 sigur_ros_sundlaugin_2017_4 sigur_ros_sundlaugin_2017_5 sigur_ros_sundlaugin_2017_6

Después de más de dos años y medio que empezaron a preparar su actual estudio en el puerto de Reikiavik y trasladarse, hacen eco de su vuelta al estudio que los vio nacer: Sundlaugin (piscina en su islandés natal, debido al origen del lugar de donde se construyó). Siguen siendo dueños del estudio, aunque ahora cualquiera puede alquilar y grabar sus trabajos, pero estas imágenes parecen querer indicar que han pasado por Álafoss de nuevo, e inspirarse a la hora de grabar nuevo material.

 

También han mostrado una grabación de Orri practicando con su arte de tocar el instrumento habitual de los temas, la batería.

 

Todo esto es normal debido a la cercana y larga gira de 2017, la promoción. Aunque siempre aumenta el interés entre los fans el ver visitar un estudio de grabación. Después de Óveður, un nuevo tema con su propio video musical tres años después del lanzamiento del último álbum de estudio lanzado, Kveikur, estamos ansiosos de escuchar nuevo material. Ojalá no tengamos que esperar mucho.

Extracto de “The Life, the Sea and the Space Viking” de Nelly Ben Hayoun con Sigur Rós

Estándar

Aquí el extracto del documental de Nelly Ben con la aparición de la banda, después de que la representante del SETI llegue a Islandia. Parece que le pide algo de música propia para su trabajo audiovisual y Jónsi marca una actuación muy de coña al marcharse. No es que sea el mejor actor pero me parece adorable. Además en 6 años después de la salida de su disco en solitario, Jónsi – Go, habla con más confianza y perfección el inglés. 

 

Desde hace más de un año la banda trabó amistad con la responsable y SETI, entre visitas a su central en EEUU por Jónsi y Alex Somers como ahora Nelly en este video. Recientemente en septiembre conjuntamente actuaron en el Hollywood Bowl de Los Ángeles por la gira norteamericana de este año.

 

Nelly Ben realiza un documental que va desde las profundidades marinas de nuestro mundo hasta el vasto espacio del universo. Si además es fan de Sigur Rós y cree propicia la música de nuestros músicos islandeses favoritos para su trabajo, pues me parece genial.

Video oficial del nuevo tema de Sigur Rós: Óveður #sigurroslive #sigurrosrouteone

Estándar

 

Al final a pocas horas han soltado la sorpresa: al final del streaming de 24 horas del trayecto del camión de la cadena RÚV han enlazado la premiere mundial del video musical del nuevo tema, Óveður.

Aún con prisas debo mirar el video con tranquilidad, pero se puede saber que está dirigido por Jonas Åkerlund, director sueco de cine y videos musicales para Moby, Madonna, Beyoncé, The Prodigy, Iggy Pop, Rammstein y entre otros.

Un video que va haciéndose pesadillesco por la visión de una vagabunda en Islandia y al entrar en un local la cosa se desmadra. Sangre, escenas turbias y hasta cameo de la misma banda. Una visión de un mal viaje de una Islandia con cierto lado oscuro y sórdido.

Rodado en la pequeña ciudad de Grindavík al suroeste de Reikiavik, península de Reykjanes con la participación de la coreógrafa islandesa Erna Ómarsdóttir.

 

Orri y Georg Hólm colaboran en el experimento audiovisual “States of Matter”

Estándar

States_of_matter_orri_holm

 

Aquí dejo el enlace para la web de “States of Matter”, que recoge uncortometraje partido por elementos (plasma, aire, sólido y líquido) que puedes ir seleccionando por medio del teclado. En cada una escuchamos sonidos para ambientar las escenas, siendo una banda sonora ambiental curiosa ya que además está compuesta por Orri y Geog Hólm de Sigur Rós. Después de su trabajo para “Circe”, la OST del documental del mundo cirquense “The Show of shows”, han vuelto a firmar un proyecto juntos. No sólo de producir películas navideñas familiares se dedican fuera de la banda principal.

Forma parte de una serie de cortometrajes de TateShorts y dirigido por Susan Doyon.